Compartir
Publicidad

Hay que asumir las pérdidas financieras cuanto antes con el banco malo

Hay que asumir las pérdidas financieras cuanto antes con el banco malo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Acabamos de ver que la solidez del sistema financiero de la Champion League está a un paso de la quiebra técnica y la única solución que tiene el sistema financiero de manera rápida es la purga de los balances y la eliminación de los activos incobrables originados en la burbuja inmobiliaria. Para llevar a cabo este proceso, se hace necesaria una reconversión de los pasivos de las entidades financieras de tal manera que las entidades financieras puedan operar con normalidad, eliminando el lastre de los préstamos inmobiliarios y las pérdidas asociadas a ellos. Este banco malo no se financia con dinero público, sino mediante separación de balances consolidados del propio sistema financiero. Esta es la principal diferencia de todas las propuestas de bancos malos que se planteado hasta ahora.

¿Cómo se hace este proceso? En primer lugar se crea una entidad con los préstamos impagados, que aglutine todos los activos en impago y las propiedades inmobiliarias que respaldan dichos préstamos. Esta nueva sociedad financiero-inmobiliaria, tendrá como patrimonio todo el suelo, las promociones en curso y obra terminada que se han impagado. Vamos, una megapromotora ¿quiénes van a ser sus propietarios? Aquellos mismos que han depositado su dinero en las entidades financieras en cualquier producto que pasivo que no sea un depósito al uso.

Eliminación del préstamo promotor impagado del balance global: 300.000 millones de euros


Del total de las entidades financieras sacamos fuera del activo en torno a 300.000 millones de euros que son los préstamos inmobiliarios concedidos en total aproximadamente junto con las adjudicaciones inmobiliarias. Para lograr el reequilibrio, necesitamos detraer de esos mismos balances en torno a 300.000 millones de euros en pasivos. Si miramos el siguiente detalle de balances consolidados, tenemos:
  • 90.000 millones de euros en financiación subordinada
  • 261.000 millones de euros en otros pasivos y
  • 525.000 millones de euros en valores negociables.

Con estas tres magnitudes, tenemos importes más que suficientes para distribuir entidad a entidad en función de su crédito inmobiliario en impago, que recordemos es muy inferior a los pasivos señalados.

Una vez hemos realizado esta operación, tenemos una nueva entidad inmobiliaria y financiera que agrupa la explosión de la burbuja inmobiliaria y que ha hecho que lo que realmente paguen el festival han sido los tenedores de deuda subordinada de las entidades financieras en un tercio y los dos tercios restantes para absorberlo con el resto de pasivos financieros. ¿Qué problemas tiene este sistema?

Tenedor de activo y pasivo no coinciden


En este paso de creación del banco malo tenemos el problema que el crédito fallido puede estar en la caja de ahorros A y la obligación subordinada en el Banco B. Por tanto, para no perjudicar realmente a las entidades que más pasivos aporten a la nueva entidad, deben fusionarse con la parte limpia de las entidades financieras que aportan los créditos malos y realizar entrega de acciones a los bonistas subordinados.

El caso que se plantea es una especie de quita parcial sobre las obligaciones subordinadas y otros pasivos a cambio de acciones de entidades financieras sanas y acciones de pleno derecho en el banco malo. Aún así, este banco malo puede colocar en el mercado sus inmuebles, puede realizar operaciones inmobiliarias de alquiler y puede dársele un tratamiento fiscal especial. Pero como digo, esta creación de banco malo obliga a que en nuestro mapa financiero queden como mucho dos o tres entidades financieras con un proceso de fusión de increíbles dimensiones.

Cualquier otro camino que tomemos que no sea la limpieza integral de balances y el reconocimiento definitivo de las pérdidas inmobiliarias es marear la perdiz y ésta es una vía no traumática para arreglar el sistema financiero sin poner en peligro el resto de la economía española y europea. Nota, para aquellos que dudáis de las pérdidas que origina este proceso en la banca europea, recordad, que el plan de rescate de Grecia ya ha generado una quita del 50% a las entidades financieras europeas.

En El Blog Salmón | ¿Por qué el sistema financiero español está quebrado y necesita la ayuda de Europa?, Dexia crea “banco malo” para evitar efecto dominó en el sistema bancario europeo, El Banco de España plantea ahora la creación de un banco malo
Imagen | luckyfotostream

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos