Sigue a

EURUSD

La divisa no está pasando por su mejor momento. Los presidentes ya no son capaces de soportar esos aires de grandeza con los que guardaban las formas en sus billetes verdes. Por internet, en la televisión, en las revistas y en las marquesinas de los autobuses, encontramos carteles de publicidad promocionando los viajes a EEUU con la moneda como aliciente.

Muchos nos preguntamos hasta qué punto todo se debe verdaderamente a la revalorización de las divisas frente al USD (dolar americano) ¿La situación actual es fruto del “devenir” de las divisas o es todo un movimiento controlado? ¿Está interesado EEUU en tener una divisa debilitada frente a sus mayores competidores? ¿Podría EEUU revalorizar su divisa si fuera su intención?

¿Ficción o Realidad? No puedo afirmar ninguna de las dos posturas. Sin embargo me decanto por una: me cuesta creer que EEUU no pueda controlar el precio de su moneda si de eso dependiesen cosas grandes. Es más, creo que EEUU está disfrutando: es capaz de controlar sus tipos, es capaz de “controlar” su inflacción aunque a largo plazo parezca demasiado alta para que se estabilice el cambio nominal; el número de parados sigue “controlado” desde la subida que experimento por El Katrina;es capaz de controlar sus exportaciones… Y es capaz de revalorizar su divisa cuando la economía se lo pida.

Desde un punto de vista más técnico, podríamos poner fin a la subida del Euro o, por lo menos, ver el momento de no arriesgar a corto plazo con una apuesta por nuestra divisa. Vemos así como, desde finales del 2005, la tendencia lateral alcista del Euro contra el USD ha ido dejando una senda clara y limpia. Todos los movimientos han ido respetando líneas de apoyo, rompiendo resistencias y rebotando en soportes.

Marcando el rebote en niveles 1,1640 (por cada 1,1640$ te daban 1€) podemos apreciar un comportamiento que argumenta muy positivamente mi postura: la teoría de las ondas de Elliott. Elliot afirmaba que las actividades del universo son repetitivas, aunque no idénticas en cada situación sino con características particulares. Postuló que el mercado se mueve en ciclos completos de ocho ondas: cinco ondas de subida (bajada) en mercados alcistas (bajistas) y tres ondas en el sentido inverso, que corrigen, aunque no en toda, el movimiento realizado por las cinco primeras.

Aplicando su teoría al horizonte actual, podríamos encontrarnos en la 5ª onda ascendente aunque con algo de recorrido para poder aprovechar el final de la subida. Tal suposición nos situa en un momento próximo a la resistencia en precios. Estamos en niveles de 1,34. Los máximos anteriores que referencian resistencia considerable se situan en niveles de 1,3647. Otros máximos intermedios los encontramos en el 1,3481 ¿Qué hacemos?

Obviamente esto no es matemática pura. En los mercados muchas veces 2 + 2 son 5. Sin embargo creo que jugar el rango hasta niveles cercanos al 1,3481 puede ser factible. No veo conveniente intentar abarcar hasta niveles superiores al 1,36. Recordemos que en el 2007 el USD ha perdido un 8%, y casi un 30% desde los máximos del 2001 y 2002. Pese a que el ciclo económico juega ahora en contra de EEUU y a favor de Europa y Japón, veo importante no olvidar el papel que sigue jugando diariamente EEUU en la economía mundial.

Con respeto, pero con claridad: mi postura sigue siendo bajista con el dolar.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios