Síguenos

bolsa-madrid

Con lo que nos ha caído con la crisis financiera, casi todos han condenado al sector financiero, dicen, por llevarnos al borde del abismo económico. Aunque no todos pensamos que los mercados financieros son los principales culpables, está claro que las actividades que les permitimos las llevaron al límite.

Además, casi todos culpan las recientes innovaciones financieras y quieren condenar estas al cementerio financiero. Por eso es importante entender lo que pasó, introducir los cambios necesarios para minimizar la posibilidad de repetición del caos financiero y, si hay que condenar algunas innovaciones financieras al cementerio, mejor no suponer que todo ha sido malo. Como nos dicen los economistas en su análisis, descrito en el artículo vinculado, los efectos de la innovación financiera pueden ser beneficiosos para lo que muchos llaman la economía real. Las innovaciones financieras traen ventajas como las siguientes:

  • ayudan a reducir los costes de agencia
  • facilitan el intercambio de riesgos
  • completa el mercado
  • mejoran la asignación eficiente de recursos
  • mejoran el crecimiento económico

Las conclusiones que nos dan de los impactos de esta innovación, para el sector financiero y para la economía en general, son las siguientes:

  • Los países donde las instituciones financieras gastan más en innovación financiera son más capaces de traducir las oportunidades de crecimiento en crecimiento real del producto interior bruto (PIB) per cápita.
  • Industrias que dependen más de la financiación externa crecerán más rápido en los países donde las instituciones financieras invierten más en la innovación financiera.
  • Industrias que dependen más en I + D crecerán más rápido en los países donde las instituciones financieras invierten más en la innovación financiera.
  • Sin embargo, estas industrias también experimentan un crecimiento más volátil.
  • En los países donde los bancos invierten más en innovación financiera, estos también son más frágiles. debido a la volatilidad de sus ganancias. Esta volatilidad es especialmente fuerte para los bancos con las siguientes características:
    • con cuotas de mercado más pequeñas
    • con más rápido crecimiento de los activos
    • con mayor participación de las actividades de intermediación no tradicionales.
  • En los países donde los bancos gastaron más en la innovación financiera antes de la crisis financiera, sufrieron una mayor reducción en sus beneficios, en relación tanto a sus activos totales (rentabilidad sobre activos – ROA) y sobre patrimonio (rentabilidad sobre capital – ROE).

Su conclusión general es que innovación financiera proporciona beneficios importantes para la economía en general, pero también contiene riesgos que tienen que ser gestionados con cuidado.

Vía | Voxeu (en inglés)
En El Blog Salmón | “La innovación financiera no aportó nada a la economía” y Las armas financieras de destrucción masiva
Imagen | brucknerite

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios