Compartir
Publicidad

Operando en Forex: Estrategia de canales de tendencia

Operando en Forex: Estrategia de canales de tendencia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como estrategia general en Forex, siempre es buena idea seguir la tendencia principal del precio. Sin embargo, existen determinadas situaciones de mercado en las que no sólo hay una marcada línea de tendencia que guía los movimientos del precio, sino que además el mismo se mueve dentro de un canal que determina los máximos y los mínimos del mismo.

Los canales pueden ser laterales, alcistas o bajistas. Los canales laterales no tienen en principio un interés especial, salvo que se quiera usar alguna estrategia específica para operarlos. Siempre es más atractivo operar las tendencias que las fases en las que el mercado se mueve de forma lateral sin tendencia definida, por lo que detectar y aprovechar un canal alcista o bajista será mucho más rentable para nuestra operativa en Forex.

¿Qué es un canal de tendencia?

Canal Alcista

Un canal es una zona de movimiento del precio delimitada por dos líneas: la línea principal de tendencia, que une los mínimos crecientes en el caso de una tendencia alcista o los máximos decrecientes en el caso de una tendencia bajista; y una línea paralela a esta que une los máximos crecientes en el caso de una tendencia alcista y los mínimos decrecientes en el caso de una tendencia bajista.

El precio tenderá a moverse siempre dentro de ese canal hasta que se produzca la rotura del mismo, y es precisamente ese movimiento el que deberemos aprovechar en nuestra operativa.

¿Cómo se opera un canal?

Un canal proporciona multitud de información relevante para nuestra operativa: nos da puntos de entrada o de recogida de beneficios cada vez que el precio toca una de las dos líneas del canal, y además nos ayuda a colocar stop loss siempre fuera del canal.

Canal Bajista

De todos modos, cabe decir que los canales en el mercado real prácticamente nunca son tan perfectos como los dibujos teóricos que los representan. Es posible que no siempre se dibujen escalones perfectos desde la parte baja a la alta del canal, o que no siempre se toque la línea paralela (la de tendencia suele respetarse más). Hay que saber jugar con esta característica.

Para operar un canal, puede hacerse operando a favor de la tendencia del canal, abriendo posiciones siempre que el precio toque la línea de tendencia, o bien operándolo contratendencia cada vez que el precio toque la línea paralela que se ha trazado. En cuanto el precio se acerque a la línea contraria, debemos cerrar al menos de manera parcial la operación. Pero a cada toque de un extremo del canal debe haber un planteamiento de qué acción debe tomarse en ese punto.

Resulta muy interesante también operar las roturas de canal, pues suelen venir acompañadas de movimientos susceptibles de acumular un buen puñado de pips. Para ello es interesante operar especialmente los canales contratendencia esperando una rotura y cambio de tendencia del mismo. Normalmente, la rotura de un canal siempre viene acompañada por un retesteo del precio que usa ese canal para apoyar su nuevo movimiento, y ese es precisamente el punto óptimo de entrada.

Más en El Blog Salmón | Operando en Forex

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos