Positive Money: ¿una solución sencilla para la crisis financiera?

Sigue a

pm

El mes pasado comentábamos el Manifiesto Monetario. Si recordamos el post, los que defienden esta propuesta apuestan por el fin de la reserva fraccionaria, como la Escuela austriaca, pero ahí acaban las similitudes, ya que siguen confiando en el dinero fiduciario, eso si, únicamente creado por el Estado. Movimientos como el británico Positive Money concretan esta propuesta en los tres vídeos que incorporo. ¿Es una solución sencilla para crisis de deuda? Ni mucho menos.

A continuación os cuelgo los tres vídeos que contienen dichas propuestas, para, continuación de cada uno, destacar dos o tres aspectos que me han llamado la atención. Lo cierto es que no vais a ver nada nuevo, ni en lo que defienden ellos (que roza lo naif), ni en lo que comento yo, pero como es un tema de actualidad creo que merece la pena el ser comentado.

¿Quién debe crear el dinero?, ¿cuánto dinero se debe crear?

Al César lo que es del César. Arrancan bien y concretos, planteando las tres preguntas a las que van a buscar respuesta tras criticar el modelo financiero actual.

  • ¿Quién ha de crear el dinero?
  • ¿Cuánto dinero se debe crear?
  • ¿Y en qué se debe emplear?

A la primera pregunta lo tienen claro: un Comité de Política Monetaria, un nuevo Poder estatal, el Poder Monetativo, que decidiría cuándo dinero se crea pero no en qué se gasta, para evitar los conflictos de intereses. ¿Qué características debe reunir este Poder Monetativo que tendría el monopolio de la oferta monetaria?

  • Debería estar libre de la influencia política del Gobierno.
  • Sus miembros serían responsables/elegibles ante/por el Parlamento, pero no ante/por el Gobierno.
  • Debe ser un organo transparente en sus decisiones.
  • El Banco Central no podría manipular los tipos de interés.

¿Que queréis que os diga? ¿No hemos tenido bastante con el Consejo General del Poder Judicial, o con el Tribunal Constitucional en España, para saber que todo eso de la independencia es una pamema? Resulta que se busca la independencia de la “influencia política” del Gobierno pero, como no podía ser de otro modo, permanece la “influencia política del Parlamento”. Para el caso, pata. ¿Qué diferencia práctica hay?, ¿proponemos a Divar como Presidente de este Poder Monetativo?

Entiendo que, según la propuesta realizada el Banco de Inglaterra pasaría a la Historia (o no, me remito al tercer apartado), ya que si no es responsable de emitir dinero, ni tampoco influye en el tipo de interés de dichas emisiones, ya me dirán para que ha de existir, si en materia reguladora ya hay otras instiuticiones. Por cierto, y a propósito de esto, he de entender que estas emisiones serían a tipo 0. Que cada cual extraiga sus conclusiones.

Para no extenderme sobre esta propuesta de Poder Monetativo, decir que también se predicaba la supuesta independencia de los Bancos Centrales respecto de los Gobiernos (mayorías cualificadas, plazos largos de permanencia, etc). Sabemos lo que ha ocurrido, ¿hacen falta más pruebas sobre el wishful thinking que destila Positive Money?

Respecto a cuánto dinero se ha de crear reconocen el riesgo inflacionario si se ceba la oferta monetaria. Ellos no quieren perjudicar a los ahorradores, pero es una necesidad. Y además, qué diablos, si en el fondo con el sistema actual apunto de estallar ese dinero ahorrado vale lo que vale. Frente a ello, creen que la introducción de ese “nuevo dinero” en el sistema no distorsionará la economía ya que se van a poner a trabajar recursos inactivos, gente desempleada, etc….

Es curioso. Resulta que dicen que falta dinero, que la economía necesita dinero, pero resulta que, la sensación que tiene uno después de sus explicaciones es que lo que sobra es “dinero” (ellos dicen que es crédito), que precisamente la sobreabundancia de la oferta monetaria generada entre los BCs y la Banca Privada ha gripado la economía al hacer perder el marco de referencia. ¿Conclusión que ellos extraen? Te cambian una droga por otra y tira para delante.

Lo más divertido son sus aseveraciones sobre la inflación. El Poder Monetativo debería crear dinero cuando la inflación es baja y parar de hacerlo cuando es alta, tomando como punto de referencia el 2% de objetivo de inflación. Todo muy tecnocráta. Pero, y ¿quién nos dice que la inflación es más o menos? Creo que todos somos conscientes de que las cifras de inflación no son todas iguales. Ya no sólo hablo de interpretación de las mismas, de los orígenes de la inflación (¿vamos a tratar igual todos los procesos inflacionarios?), a lo que me refiero es que muchos tenemos dudas sobre la veracidad de las cifras. Bueno, respecto de algunos países no hay dudas, son mentira.

¿En qué gastamos el nuevo dinero?

Ya tenemos el dinero calentito, recién sacado del horno del Poder Monteativo. ¿Qué hacemos con él? La propuesta de Positive Money es entregárselo a las Administraciones Públicas (no es broma, aquí me imagino la cara de Griñan y de la Generalitat Valenciana en nuestro caso), para compensar la eliminación del IVA. Dicha eliminación del IVA estimularía la economía y traería como consecuencia un incremento de la recaudación por los impuestos sobre los ingresos. Y colorín colorado este drama se ha acabado.

No acabo de ver los números en que se basan en Positive Money para tener tan claro ese maravilloso circulo virtuoso, por no hablar de que me resulta muy curioso como los defensores de lo público están a favor de que amplias capas de la población no colaboren en el sostenimiento del chiring.., perdón del Estado del Bienestar. Al final va a ser verdad eso de que la democracia es ese sistema en que la mayoría decide que otro pague la fiesta. Estupendo para los que apostamos por la deslegitimación del sistema.

Por otro lado, me sonrojo cuando sostienen que las empresas no pueden ahorrar con el sistema actual, que son absolutamente dependientes de los bancos, etc. Seamos claros, gracias a las facilidades crediticias hay un gran número de empresas infracapitalizadas, lo cuál, en España y otros países no sólo tiene implicaciones financieras, también legales. Pero funcionar apalancados cuando la cresta de la ola no hace más que crecer es chachi. Eso si, cuando el agua desaparece la culpa es del que te la suministraba. Sin comentarios.

Ahora bien, el colmo de este fragmento es la superioridad moral que destilan algunas afirmaciones. Invertir en bienes raíces, en derechos de propiedad y especular es malo e improductivo. Hacer otras cosas (¿cuáles?) es productivo. ¿Su sistema garantiza que la gente invertirá en esas otras actividades?, ¿Cómo?. Respecto a los especuladores ya hemos hablado aquí en otras ocasiones sobre los malvados que son, sobre sus horribles crímenes. Modo ironic off. Baste repetir una vez más que los especuladores son absolutamente necesarios, contribuyendo al funcionamiento del sistema.

El video acaba con la perdida de ingresos por señoreaje que implica la cesión a la banca privada de la facultad de creación de dinero. Es interesante, aunque no se explique en que medida esto se compensa, parcial o totalmente por la vía del impuesto de sociedades, para darnos cuenta de como los señores del dinero fiduciario, público o privado, nos sangran de mala manera, y es que para Positive Money esto es bueno si lo hace el Estado, pero no si lo hace la Banca Privada.

Por lo demás, respecto a la alusión a la Bank Charter Act y a Robert Peel, lo mejor es que veaís de nuevo el arranque del video de Huerta de Soto.

Bonus track: crédito, impuestos, reformas legales, y conclusiones

Para empezar reconocen que medidas como las que ellos proponen generarían un shock crediticio, pero para ello cuenta con que el Banco de Inglaterra cree más dinero (¿a corto plazo?) durante un periodo de ajuste. Vamos, que no entiendo que pinta el Banco de Inglaterra en la nueva sociedad del Poder Monetativo, pero está claro, que tal y como comentaba antes, se trata de sustituir la heroína que ellos denuncian por coca pura y dura. Un gran avance.

En Positive Money sostienen que el argumento de la perdida de ingresos fiscales del sector bancario no se sostiene si hablamos de cantidades netas. Defienden que, contabilizados los subisidios a la banca, su contribución es negativa, que sería inviable financieramente. No voy a entrar en ello, ya que no he estudiado los datos, aunque insisto en que me parece cuestionable decir que se ha subsidiado a los bancos y no a los acreedores de los mismos (bonistas, depositantes, etc…, en gran medida votantes).

Lo que si que supondría una gran perdida es para los políticos, que dirían adiós a aliados de primer orden para sus políticas económicas. ¿Banca pública? No es necesaria en uno de los sectores económicos más regulados. Para que comprar la vaca si puedes robar cuanta leche quieras y echar la culpa al granjero cuando las cosas van mal. Así que no hace falta argumentar sobre la posibilidad de que los bancos migren (que es real, mucho más allá de las bromas del ponente, cualquier país europeo sabe de que se nutre la City). Los políticos no lo van a permitir porque no se lo pueden permitir.

Para acabar, en Positive Money apuestan, en consonancia con el cambio de modelo propuesto, por la modificación de la normativa bancaria, con la clara distinción entre cuentas de ahorro y cuentas de inversión, de modo que no se pueda prestar nuestro dinero sin autorización, lo que me parece absolutamente correcto, tanto como que el Banco explique claramente en que invierte el dinero. Yo, por ejemplo, retiraría todo mi dinero de los bancos que sean gestionados por parientes cercanos de Flanders, el vecino de los Simpson.

¿Una solución sencilla? Ni es sencilla, ni es solución.

Más información | Positive Money
En El Blog Salmón | El Manifiesto Monetario, La propuesta de Huerta de Soto para la reforma bancaria

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios