Un inversor nos habla de la forma de valorar empresas Web 2.0

Sigue a El Blog Salmón

burbuja-puntocom.jpg

Continuamos con nuestra serie sobre la posible burbuja en el sector del Internet y analizamos si las valoraciones de las empresas en la Web 2.0 están demostrando características de burbuja. Bill Gurley del fondo de capital privado, Benchmark Capital, y anteriormente de Hummer Winblad Venture Partners, tiene mucha experiencia como inversor en este sector y admite lo sorprendente que puede ser valorar a algunas de estas empresas a niveles tan altos. Sr. Gurley nos trae su visión de cómo valorar este tipo de empresa y qué características deben incluir estas empresas para poder justificar un valor de diez veces la facturación de la empresa invertida.

dcf-formula2.jpgComienza su descripción con la valoración de los flujos generados en el futuro utilizando la vieja fórmula de los flujos de efectivo descontados, ver fórmula a la derecha, y nos recuerda que no hay que olvidar las viejas herramientas financieras. No obstante, el elemento fundamental que justifica los altos valores basados en estos flujos de efectivo descontados que se proyectan, es la solided, la fiabilidad y la previsibilidad de los negocios que generan los flujos proyectos.

Sr. Gurley resalta la dificultad de justificar pagar precios elevados y nos detalla qué características debe tener una empresa Burbuja 2.0 en sus negocios para justificar valores que pueden parecer valor de burbuja, que son las siguientes:

  1. Una ventaja competitiva sostenible. Es importante que la presencia en su sector sea sostenible y protegida, es decir, que hay barreras de entrada para los competidores.
  2. Los beneficios del efecto red, es decir, nuevos clientes se benefician de la presencia de otros clientes.
  3. Un modelo de precios transparente, estable y seguro.
  4. Clientes atados o con salida complicada.
  5. Un negocio con márgenes altos.
  6. Un negocio donde aumentos en ingresos suben los márgenes.
  7. Un negocio con poca concentración de clientes.
  8. Un negocio donde la demanda es más orgánica que dependiente de altos gastos en publicidad.
  9. Un alto nivel de crecimiento.
  10. Un negocio con limitadas necesidades de inversión de capital.
  11. Alto ratio de generación de flujo de caja comparado con beneficios generados.
  12. Un modelo de negocios que abre varios caminos de crecimiento.
  13. Un negocio con alto mercado total disponible.

Ahí están, si se encuentran oportunidades de invertir en empresas de la Web 2.0 que incorporan todas estas características, quizás es justificable pagar un valor de empresa de diez veces su facturación, o más. Esta lista es una buena metodología para analizar nuevas empresas y para intentar fijar un nivel de negocio futuro que haga la inversión interesante.

Vía | Above the Crowd blog (en inglés)
En El Blog Salmón | El CAPM, un Modelo de Valoración de Activos Financieros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios