Sigue a El Blog Salmón

59031479_fc26e3c06b.jpg

El Currículum Vítae es el documento con el que presentamos nuestra trayectoria personal en un proceso selectivo. Una buena estructuración de un Currículum Vítae es una pieza fundamental para dar una buena imagen al receptor del mismo. No olvidemos que el currículum es tu presentación, con el ofreces la primera imagen de ti mismo y la única información que va a obtener la empresa a la que tratas de acceder.

Dicho esto, podemos sacar como conclusión que un buen orden y una buena imagen van a decir mucho ti, y actuaran o no en tu beneficio. Existen muchos tipos de CV partiendo de su morfología, una u otra siempre son buenas elecciones. Al final todo depende de los gustos de cada persona, y como se suele decir, “para gustos colores”. Ahora, una cosa que no es indiferente, es la estructuración del documento.

Suele ser bastante común, y sobretodo en las personas que desarrollan su currículum por primera vez, que haya cierta abundancia de desestructuración. Ese es el motivo por el que hemos escrito este artículo, queremos recomendar a nuestros lectores la mejor forma de ordenar los datos.

Si en tu caso cuentas con bastante experiencia profesional la estructura a seguir debe dejar bien claro al receptor del documento toda tu profesionalidad. Por lo tanto, la estructura sería la siguiente:

  • Datos personales: Nombre y apellidos, DNI, fecha de nacimiento y lugar, estado civil, dirección personal, teléfono de contacto y dirección de correo electrónico.
  • Formación complementaria: Indica los cursos, seminarios, jornadas… especificando la duración, lugar y fecha. Incluye el nombre de la empresa, fecha, puesto de trabajo y funciones desempeñadas.
  • Formación académica: Especifica los títulos de estudios máximos que tengas, fecha de finalización, centro y lugar donde los cursaste.
  • Información adicional: Añade otros datos que puedan ser de interés para el seleccionador tales como: carné de conducir, disponibilidad, movilidad geográfica…
  • Lugar, fecha y firma

Por el contrario, si no cuentas con gran experiencia laboral y tus estudios pueden llamar la atención lo suficiente, deberíais intercambiar los puestos de Formación complementaria con los de Formación académica. Debes dejar bien claro todos tus estudios y conocimientos. Debes intentar sorprender al receptor del documento con todas tus capacidades, que lo lea y piense que te mereces una entrevista de trabajo.

Otros consejos interesantes a seguir dependiendo del puesto de trabajo al que se opte y de las aficiones del usuario pueden ser integrar un bloque de aficiones por abajo de Información Adicional con el que te pueda evaluar el Departamento de Recursos Humanos de la empresa. Y digo puede ser condicionando, porque uno nunca sabe si sus propias aficiones pueden jugarle una mala pasada en el proceso de selección. Integrar esta información o no queda en vuestras manos.

Por último, a la hora de desarrollar el Currículum tenemos que tener en cuenta que la longitud sea ajustada para que al receptor no le resulte incomodo leerlo. Además, esto funcionará como una especie de mecanismo para llamar la curiosidad del lector y que concierte una entrevista para conocernos un poco más.

Imagen | Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios