Compartir
Publicidad

Cuatro riesgos de carrera que se podrían probar

Cuatro riesgos de carrera que se podrían probar
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la situación actual, donde la economía sigue en dificultad y en incertidumbre y con la inestabilidad del mercado laboral, es aconsejable estar abierto a alternativas laborales que antes no necesariamente se contemplaban. Cuando las cosas en el trabajo andan bien, el desarrollo de la carrera sigue su camino y es fácil pensar que continuar en este mismo camino es la mejor forma de actuar. En tiempos complicados, parece que es aún más necesario aferrarse a lo que uno tiene y no contemplar distintas alternativas, no están los tiempos como para tomar decisiones extrañas y arriesgarse más de la cuenta.

Todo esto suena bien y en muchos casos puede que sea verdad aunque, como van las cosas en estos momentos, el puesto de trabajo de uno no necesariamente es el que más futuro tiene y, peor, no debemos pensar que nos enteraremos si algo se está cociendo en la empresa que resultará en la eliminación de mi puesto.

Una forma de actuar es esperar a que las cosas cambien y nos encontrarnos en el paro, cuando las cosas se hacen cada vez más difícil. Alternativamente, mientras uno está trabajando podemos estar atentos a otras alternativas o, incluso, podemos estar buscando activamente alternativas en lugares donde puede haber demanda de lo que uno puede ofrecer.

Hoy en día está claro que trabajar en un puesto o en una empresa durante mucho tiempo no es la forma de estar seguro que tu futuro está asegurado. Al contrario, puede que todavía no hayan llegado a tu puesto las decisiones negativas que se están tomando. Por contrario, una empresa que te contrata hoy está tomando una decisión clara y enviando un mensaje claro de que quieren lo que ofreces, incluso en los tiempos en que estamos viviendo. Por eso me gustaron las alterrnativas que nos ofrece el artículo vinculado de riesgos de carrera que se podrían probar, que explican en el artículo vinculado y que resumo:

  • Volver a la escuela, que incluye todo tipo de educación, incluyendo la formación profesional.
  • Cambiar carrera.
  • Arriesgarte a decir no cuando tu jefe te ofrece más responsabilidades.
  • Ser emprendedor.

La conclusión es que siempre es aconsejable estar atentos a las alternativas que existen y a los posibles caminos para el futuro laboral que uno puede tener en el camino. Teniendo estas cosas en cuenta traen consigo la ventaja adicional de que uno puede mover los hilos, iniciar los contactos, establecer redes de contacto, prepararse con formación, etc., siendo mucho mejor preparar estos caminos cuando uno todavía no lo necesita.

Quién sabe si uno no encuentra algo distinto que nos gustaría hacer más, incluso con la misma incertidumbre laboral, pero por lo menos uno estaría haciendo algo que más atrae. En tiempos complicados, se agradece poder hacer lo que llena profesionalmente. Además, quién sabe, quizás uno encuentra algo interesante, consigue la oferta y, además, puede negociar una salida compensada de la empresa. Lo he visto hacer.

Vía | Monster (en inglés)
En El Blog Salmón | Diez principios para sobrevivir en tiempos complejos y Cómo prosperar en una economía estancada
Imagen | James Lee

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos