Sigue a

Winner corporate 550.400.jpg

El el mundo de los negocios, es fácil pensar que la gestión es un paso lógico en la carrera y, como tal, muchas veces es algo esperado automáticamente, no sólo por el trabajador pero por sus jefes también. Estos incluso lo pueden ver como falta de ambición y negativo si no demuestras interés a tu jefe de que quieres llegar a los niveles que el ha llegado. Por contrario, si demuestras tal entusiasmo, puede que se sienta amenazado.

No obstante, sea como sea, la gestión no es fácil ya que requiere conocimientos y habilidades que no necesariamente se aprenden automáticamente del trabajo diario. Estos conocimientos y habilidades incluyen tener que saber cómo sacar el mejor rendimiento de todos los trabajadores y la habilidad de manejar simultaneamento varios temas de importancia variada. Además, te evalúan con estándares más exigentes.

Para la empresa, hay razones positivas de por qué un trabajador puede querer ser ascendido, que incluyen:

  • Le gusta liderar.
  • Le gusta impulsar el rendimiento.
  • Le gusta contribuir a los objetivos más generales de la empresa.

Pero también hay razones negativas, que incluyen:

  • Querer más sueldo.
  • Una oficina más grande.
  • Una cuenta de gastos a cargo de la empresa.

La empresa tiene que tener mucho cuidado cuando decide ascender a un trabajador. Muchas veces se asciende al trabajador que lo está haciendo bien en su trabajo, como un premio a ese éxito. El problema con seguir este camino es que, si el trabajador no tiene capacidad o interés de dirección, la empresa ha cometido dos errores con esta decisión de premiar al trabajador con un ascenso. Puede que pierda un trabajador eficiente y gane un gestor malo.

Personalmente, también es un reto que puede o no interesar y se debe pensar y mucho si es algo que uno quiere o si es el mejor momento. Para eso hay aspectos que se pueden considerar, como los siguientes:

  • ¿Qué es lo que te gusta de tu trabajo y estarías triste tener que perderlo?
  • Evalúa lo que hacen tus jefes todos los días y pregúntate si eso es lo que tu quieres hacer.
  • ¿Estás interesada en ser mentor para otros?
  • ¿Eres una comunicadora efectiva, bien organizada, orientada hacia el equipo, paciente?
  • ¿Eres una persona con confianza en tus habilidades y segura de sí misma?
  • Podrías hacer a otros rendir cuentas, puedes ser disciplinada, podrías cesar a un subordinado?

Como todo, hay ventajas y desventajas de ser el jefe. Puede dar a un trabajador la oportunidad de crecer profesionalmente, adquirir una persepectiva más amplia de los negocios y tener acceso a partes de los negocios cerrados hasta ahora. Estas pueden ser las ventajas o pueden dar miedo y la salud no siempre acompaña.

¿Qué os parece, estáis listos o listas para ser jefe?

Vía | MSNBC (en inglés)
En El Blog Salmón | Cómo evitar las trampas con el nuevo jefe, El jefe torpe o cómo todos sabemos de todo y ¿Es tu jefe un pesado?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario