Compartir
Publicidad

La reforma de la negociación colectiva: lagunas que deja en el tintero

La reforma de la negociación colectiva: lagunas que deja en el tintero
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el pasado sábado tenemos publicado el Real Decreto de Reforma de la Negociación Colectiva y este nuevo texto legal, que tendrá que ser ratificado o rechazado por el Parlamento en breve, deja en el tintero bastantes cuestiones que debería haber abordado con mayor profundidad.

La primera eliminación que se realiza en toda la reforma es el cambio de orden jerárquico de los convenios colectivos. Ahora, tendrá más peso el convenio colectivo de empresa antes que el convenio sectorial. Este cambio, no es un cambio sustancial dado que los sindicatos decidirán siempre si se le da más peso al convenio de empresa o al convenio sectorial. Por otra parte, se eliminan los convenios provinciales y ahora, se pasa a convenios autónomicos o estatales, con lo que se persigue una mayor homogeneización por territorios. Ojo, que esta homogeneización no se ha concretado si se tomarán como referencia los convenios con mayores coberturas o aquellos que son más flexibles.

La otra gran novedad que se introduce dentro de la reforma es la figura del arbitraje vinculante para la resolución de los conflictos específicos dentro de la empresa y el decaimiento de la ultraactividad. Es decir, ya no podremos tener convenios colectivos prorrogados de manera indefinida ni pactar las cláusulas de revisión de salarios mientras el convenio se encuentra en negociación.

Este desbloqueo temporal pierde su esencia cuando el propio texto legal aprobado no marca si el sometimiento al arbitraje en la aprobación de nuevos convenios es obligatorio o voluntario. Si dicho arbitraje es voluntario, nos vamos a encontrar con que la patronal y sindicatos podrán bloquear por falta de acuerdo el convenio y llegar a un punto en el que no haya ni convenio ni acuerdo. Obviamente, ahí no hay avance y habrá que ver la posterior jurisprudencia al respecto y los hipotéticos reglamentos que se pongan en marcha.

Por último, señalar que se echan muy en falta medidas que faciliten de alguna manera la creación de empleo, las posibilidades de implantar pactos de empresa en todas aquellas de nueva creación y en las empresas que tengan menos de cinco trabajadores y también se echa mucho en falta, el acotamiento de las causas de descuelgue y los mecanismos para un manual de arbitraje sin esperar siquiera a la resolución del conflicto por parte del arbitro. En definitiva, más papel mojado dentro de la legislación laboral.

Más Información | RDL 7/2011 de Reforma de la negociación colectiva (BOE-PDF) En El Blog Salmón | Se aprueba la negociación de la reforma colectiva, Negociación colectiva: se filtra el borrador de la reforma, ¿De verdad es tan importante la reforma de la negociación colectiva?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos