Compartir
Publicidad

Las mujeres cobran menos salario pero, ¿cuánto menos?

Las mujeres cobran menos salario pero, ¿cuánto menos?
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La brecha salarial es un hecho que casi nadie ya se atreve a poner en duda. En casi todo el mundo, por no decir en todo, las mujeres cobran menos por desempeñar el mismo trabajo que los hombres. Solo algunas estrellas de Hollywood se pueden permitir el lujo de exigir igualdad salarial, porque en ‘el mundo real’ estas reivindicaciones caen en saco roto en la mayoría de las ocasiones. Si bien la diferencia real entre el sueldo de hombres y mujeres no está del todo clara.

Numerosas instituciones, gobiernos y grandes entidades han publicado informes con sus propios cálculos y cada una suele dar una cifra distinta, ya que los baremos en los que se basan no son los mismos y hay muchas diferencias entre países. El último que ha salido a la palestra y que más está dando de qué hablar es el de Fedea, que la pasada semana estimó que la brecha salarial en España es del 20%.

Este informe es el último que se ha publicado al respecto y ha vuelto a levantar ampollas en la opinión pública, pues estima que de las 10,6 millones de mujeres que hay trabajando en España -sobre un total de 22,8 millones de españoles-, el 43% tiene estudios universitarios, frente al 36% de los hombres. Sin embargo, ellas ven reducido su salario de media en un 20%.

Fedea reseña que el aumento del peso de las mujeres en el mercado laboral en los últimos 15 años ha sido mayor en España que en el resto de la UE, pero en paralelo el progreso en políticas de conciliación laboral ha sido inferior, ya que según sus datos las mujeres dedican de media más de dos horas a las tareas domésticas que los hombres, lo que a la hora de acceder a puestos de mayor responsabilidad les acaba penalizando. De hecho, en España solo el 10% de los consejeros de las grandes empresas son mujeres.

Aunque a muchos se les vendrá a la cabeza el nombre de Ana Botín al hacer alusión al anterior dato, hay que destacar que, como dice la canción, “ella es una entre un millón”, pues es de las pocas mujeres al frente de una gran entidad financiera en casi todo el mundo. Para paliar esta profunda desigualdad, la entidad de estudios económicos propone políticas como cuotas temporales y graduales de representación femenina en las empresas, fomentar las bajas por paternidad o extender los servicios públicos de cuidado infantil entre los niños de 0 y 3 años.

Para entender las diferencias existentes en nuestra sociedad en cuestión de género, Fedea alude a la menor experiencia de la mujer en el mercado laboral -se incorporó más tarde-, la concentración de estas en los puestos que tienen salarios más bajos o su menor nivel educativo hasta hace algunos años.

Si bien este estudio de la organización abre un nuevo interrogante. Como se ha comentado al inicio, se lanzan numerosos informes calculando la brecha salarial, pero las cifras son bastante diferentes… Realmente, ¿cuánto menos ganan las mujeres en España?

Datos de todos los colores

Este año, con motivo del Día Internacional de la Mujer, la agencia de estadística europea, Eurostat, publicó unos datos que venía cocinando a fuego lento, ya que son de 2014. Según este organismo, la brecha salarial en España es del 18,8%, estando así por encima de la media de la UE, que se queda en el 16,1%. De este modo, nuestro país sería el sexto de la región con mayor diferencia salarial entre hombres y mujeres.

Para Eurostat, la crisis habría sido la principal causante de este desfase, pues en 2007 la brecha era del 18,1%, si bien el incremento tampoco es tan grande si se tiene en cuenta lo que aumentó el paro en el mismo periodo, por poner solo uno de los peores ejemplos económicos de la crisis en España -del 8,75% al 23,7%, según el INE-.

El sindicato UGT también publicó sus cálculos el pasado invierno. En su caso, la cifra se iba hasta el 24%, la más elevada en los últimos seis años. Esto supone, según UGT, que las mujeres españolas tendrían que trabajar 88 días más al año para ganar lo mismo que los hombres. En su explicación, el sindicato aludió a una de las causas que también ha dado Fedea, la concentración de las mujeres en los puestos con salarios más bajos.

Aunque las cifras bailan en los casos anteriormente expuestos, Politikon indica en esta entrada de su blog que en los últimos años se ha mantenido en torno al 20%, si bien hay que resaltar que no hay un seguimiento estadístico exclusivo a este asunto, por lo que a los investigadores a veces les cuesta mucho obtener datos fiables.

Largo camino por recorrer

Por lo tanto, redondeando se puede decir que por cada 1.000 euros que ganan lo hombres en España, las mujeres solo llegan a 800 euros. Según los diferentes estudios, aunque la crisis ha “nivelado” un poco la brecha salarial en España, queda mucho para que las mujeres cobren lo mismo que los hombres por desempeñar los mismos trabajos.

Aunque posiblemente el verdadero problema sea ese, que a día de hoy no desempeñan las mismas labores. El techo de cristal existe, aunque no se vea, y las féminas tienen muy complicado llegar a ocupar puestos directivos a no ser que sean ellas las que funden su propia empresa, algo que, todo sea dicho, la crisis también ha fomentado, pues desde el boom financiero el emprendimiento se ha disparado, y el femenino el que más.

Emprendedoras

A día de hoy, en nuestro país hay alrededor de 650.000 mujeres con sus propios negocios, una cifra que ha crecido un 7% en los últimos años, según el Informe Especial GEM sobre emprendimiento femenino, que también explica que han sido las redes sociales y el desarrollo de las nuevas tecnologías las que lo han potenciado, pues el mundo del e-commerce es el favorito por las mujeres para poner en marcha sus proyectos empresariales.

Si bien no hay que dejarse llevar por la euforia. Aunque poco a poco las mujeres van conquistando más terreno, los grandes puestos de toma de decisiones los siguen acaparando los hombres. Y el horizonte aún es bastante oscuro, pues según la ONU hasta el año 2186 no se alcanzará una igualdad económica real. Algo que los que estén leyendo ahora mismo esto ya no verán...ni la que escribe tampoco.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos