Sigue a El Blog Salmón

Winner corporate 550.400.jpg

Sigo hablando de la importancia de los equipos, de su forma de trabajar, de su efectividad para los resultados de las empresas y del equilibrio delicado que hace que un equipo funcione o no. Una parte importante del funcionamiento de los equipos y de que estos anden en la misma dirección que indica la estrategia de la empresa es el papel del jefe.

Un buen liderazgo es fundamental para que los equipos anden juntos y en la misma dirección que lo que busca la empresa y un mal liderazgo es muy tóxico para el buen rendimiento de los equipos. Por eso me gustó el artículo que nos da las señales de los ejecutivos que fracasan espectacularmente, que explican en el artículo vinculado, y que son las siguientes:

  1. Se ven a ellos y a sus empresas como dominando todo su entorno.
      Señales: Falta de respeto.
  2. Identifican completamente con sus empresas, tanto que no se puede diferenciar entre su vida laboral y personal.
      Señales: Es cuestión de carácter.
  3. Piensan que tienen todas las respuestas.
      Señales: Es un líder sin seguidores.
  4. Eliminan sin piedad a todos los que no les apoyan ciegamente.
      Señales: Muchas salidas de ejecutivos.
  5. Son potentes voceros, obsesionaldos con la imagen de la empresa.
      Señales: Siempre llamando la atención.
  6. Subestiman los obstáculos
      Señales: Exageraciones excesivas.
  7. Repiten las actuaciones que les ha funcionado en el pasado.
      Señales: Constantemente hablan de lo que han funcionado en el pasado.

Siempre es bueno saber si tu jefe es tóxico, es decir, un problema para tu buen funcionamiento y tu crecimiento en el trabajo. ¿Os suenan algunas de estas caracteristicas?

Vía | Forbes (en inglés)
En El Blog Salmón | Cómo reconocer un liderazgo tóxico en tu empresa y Los siete secretos del líder que inspira

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios