Compartir
Publicidad

Emprendimiento social: claves para lograr el éxito

Emprendimiento social: claves para lograr el éxito
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una empresa puede tener un fin comunitario, pero ello no significa que no busque un rendimiento económico. La empresa social pretende aunar las dos vertientes: ganar dinero y contribuir a una mejora que redunde en el beneficio de terceros que necesitan de ese apoyo. ¿Cómo lograrlo?

La iniciativa empresarial social suele tener un énfasis en la acción individual y la iniciativa de personalidad y aptitudes. En la industria de capital de riesgo, las apuestas se basan no sólo en la propuesta y el modelo de negocio, sino también en la calidad del equipo responsable de llevarlo a cabo. Y, sin embargo, el campo del emprendimiento social tiene un alto componente individualista, según un reciente estudio.

El perfil que debes tener

Los emprendedores sociales desempeñan un papel fundamental en la motivación y orientación de sus acciones, y esto suele tener prioridad sobre la generación de beneficios. Miran más a largo plazo que al corto, dado que la verdadera mejora social rara vez se logra con soluciones rápidas. Si eres un emprendedor social, buscas crear beneficios duraderos para los benefactores y no un parche para el corto plazo.

Los emprendedores sociales saben explotar todas las oportunidades que se les presentan. Son capaces de reconocerlas y, además, seguir buscando nuevas oportunidades que puedan ayudarles en su misión. A diferencia de la mayoría de la gente, si de verdad eres un emprendedor social, entonces verás los "problemas" como oportunidades.

Además, los emprendedores sociales son innovadores implacables. Para crear valor social obtener los recursos y la financiación necesaria, someten a sus empresas a un proceso de continua innovación, adaptación y aprendizaje.

Y les gusta el riesgo, en el sentido de que no sólo son valientes, sino que unos recursos limitados no supongan un freno para sus visiones estratégicas. Este perfil de emprendedor es pragmático y explora todas las opciones de recursos disponibles a su alcance, desde la filantropía pura a los métodos comerciales de la sector empresarial, en lugar de aceptar el modelo de lo que constituye, en un determinado sector, las buenas costumbres.

Notebook 647761 1920

Pero, además, valoran el hecho de que tengan que rendir cuentas a aquellos que han confiado en su proyecto. Es más, suelen tomar medidas para garantizar que están creando valor real, proporcionando mejoras sociales reales a su beneficiarios y a sus comunidades, así como un atractivo social y/o financiero que haga que sus inversores sigan confiando en ellos e invirtiendo en su proyecto.

Implicar a los demás haciendo algo divertido

Una de las claves para que el emprendimiento social tenga éxito es conseguir la colaboración de los demás. Frente a aquellos que intentan tocar la fibra sensible, los emprendedores, en su calidad de innovadores, apuestan por utilizar para el bien común algo que a todos nos guste hacer. Por ejemplo, algo tan cotidiano como beber cerveza.

De esto es, precisamente, de lo que va Two Fingers Brewing Co., que da todos sus beneficios a ayudar a combatir el cáncer de próstata, el cáncer masculino más común en Europa, América del Norte, América del Sur y Australia. Para ello crearon una nueva marca de cerveza, de nombre Aurelio, cuyos beneficios se destinan a la lucha contra este cáncer. El año pasado vendieron 80.000 botellas de cerveza en Reino Unido, lo que conllevó 12.0000 euros de lucha contra este cáncer.

La manera en que comuniques o cuentes tu proyecto es fundamental. No debes utilizar el mismo mensaje para todos ni para todo

Si, además, consigues que se implique alguien famoso (y sin que cobre por ello), puedes utilizar la popularidad de esta celebridad para lograr tu propósito y que más gente se anime a secundarte. Pero, tal y como nos recuerdan, y al igual que ocurre con el núcleo central de la empresa social, la motivación del personaje famoso debe ser genuina y el mensaje debe ser transparente. Si no, esta idea se nos puede volver en contra.

Si sabes vender tu idea, ya tienes el negocio

Para que cualquier gran idea sea tenida en cuenta (y da igual si tiene una vocación social o meramente empresarial), primero tiene que ser comunicada y entendida de manera efectiva. Y, sin embargo, esto que puede parecer terriblemente sencillo, es sin embargo uno de los aspectos más complicados a los que te tienes que enfrentar como emprendedor social.

Tal y como señala Michael Duarte, Director del Equipo de la Academia de Aprendizaje, “para mucha gente en muchas empresas que tienen la mejor de las intenciones, la falta de conocimiento o experiencia tecnológica a la hora de comunicar sus ideas hace que no sea posible que su idea sea una realidad".

Uno de los momentos más críticos es, sin duda, cuando tengas que realizar lo que se conoce como Elevator Pitch, esos tres minutos que se te conceden para que no sólo cuentes de qué va tu idea, sino que lo hagas de una manera tan atractiva y realista que los inversores te la compren y te den su dinero para que la pongas en marcha. Algunos expertos te recomiendan que, en ese espacio tan breve de tiempo, plantees las cuestiones que quieres resolver y la respuesta que tú propones para esos problemas, incidiendo en que quizá tu seas la mejor solución a esa problemática. Y, una vez más, no emplees el mismo discurso para todos y para todo.

Por eso, no sólo hay que tener en cuenta a quién se le está comunicando nuestra idea (no es lo mismo que sea el primer banco al que pedimos financiación que a un amigo que a una persona a la que queremos contratar o a ese famoso que queremos que se involucre en nuestro proyecto como embajador), sino que hay que ser directos, breves, concisos y claros.

Responsibility 419863 1920

Quizá una de las primeras cosas que debas tener en cuenta es cómo se va a organizar tu equipo antes de decidir qué personas van a ocupar esos puestos. Una vez que tengas claro cuáles son esos roles, debes asegurarte bien de que las personas que van a desempeñar esos puestos entienden perfectamente cuál es su cometido porque, sino, de nada te valdrá tener a los mejores profesionales si no saben bien qué se espera de ellos. Y, por supuesto, presenta al equipo cada nueva incorporación que tengas.

Y, por supuesto, no te puedes olvidar en esta era de la comunicación de tener una buena estrategia de redes sociales. Como seguramente tus recursos son limitados, quizá no tengas el presupuesto necesario para tener un community manager, así que quizás debas plantearte qué herramienta utilizar (algunas de ellas son gratuitas) para gestionar tu presencia en todas estas redes y empezar sólo por aquellas que más sentido tengan para tu propósito y que mejor se puedan adecuar a la consecución de objetivos.

Una completa guía

Como cualquier otra empresa, y más de nueva creación, no es fácil ni sencillo ser un emprendedor social. tienes que estar preparado para la adversidad y para saber que se te cerrarán muchas puertas.

Sin embargo, lo bueno es que hay mucha gente dispuesta a apoyarte y que hay otros emprendedores que ya han recorrido el camino que tú inicias. Por eso, algunos de ellos pueden ofrecerte sus mejores consejos para que tú triunfes y tengas el camino más allanado y con menos piedras.

Otros emprendedores sociales de éxito establecen sus propias recomendaciones. Puedes seguirlas para tener parte del camino recorrido

En la página web de The Venture, especialmente en su blog, puedes encontrar muchos temas e ideas que te ayudarán a entender algunos aspectos básicos, que te ofrecen consejos a la hora de buscar financiación o recursos así como los mejores partners y socios para tu desarrollo. No se detiene sólo en el arranque del proyecto sino que pretende ser un manual para todo el recorrido empresarial de estas empresas sociales. Y encontrarás muchas experiencias de otros emprendedores sociales, lo que seguro te sirve para incorporar sus conocimientos a tu modelos de negocio.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos