Compartir
Publicidad

Las cuentas de crédito como opción de financiación a corto plazo

Las cuentas de crédito como opción de financiación a corto plazo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de considerar una cuenta de crédito como una opción viable de financiación a corto plazo, uno de los principales factores que debemos tener en cuenta es que puede no ser renovada si no se usa correctamente. Los expertos de BBVA nos aconsejan que, en el caso de que la cuenta de crédito esté totalmente dispuesta y su uso no sea el adecuado, es mejor cancelarla, formalizar un préstamo y financiar el ciclo de explotación de la empresa con otros productos financieros.

Según BBVA, este detalle es un factor diferencial al solicitar financiación en su entidad, ya que sus gestores están especializados en ofrecer los productos que la empresa necesita, una vez analizada la operativa de esta y sus necesidades. Y es que una cuenta de crédito puede ser un producto de gran utilidad para financiar a las empresas, pero para sacarle el máximo rendimiento es necesario conocer a fondo este producto y cuáles son sus ventajas y desventajas.

BBVA

¿Qué es y cómo funciona una cuenta de crédito?

Una cuenta de crédito permite realizar pagos con la obtención de crédito inmediato hasta el límite fijado, siendo una herramienta de gran utilidad para hacer frente a necesidades puntuales de tesorería. Una de sus principales características es que se pueden utilizar como cuentas corrientes, sustituyendo en muchos casos a estas, para simplificar la operativa de las empresas.

En las cuentas de crédito periódicamente se realizan liquidaciones de intereses y gastos. Estas liquidaciones suelen realizarse trimestral o mensualmente y están compuestas por:

  • Intereses acreedores: en el caso de que la cuenta tenga saldo acreedor se liquidarán intereses a nuestro favor en la cuantía pactada.
  • Intereses deudores: en función de los saldos dispuestos y del tiempo que hemos utilizado el crédito, se liquidarán intereses a favor de la entidad financiera.
  • Intereses de descubierto: si se disponen cantidades por un importe superior al límite pactado, tendremos que pagar intereses de descubierto por el excedido.
  • Comisiones de no disponibilidad: en función de las cantidades no dispuestas se suele aplicar una comisión.
  • Comisión de máximo descubierto: al igual que en una cuenta corriente, sobre el máximo descubierto del período de liquidación.

Destacar que como crédito que es, al vencimiento hay que devolver las cantidades dispuestas, por lo que es conveniente tener presente esta fecha para negociar con antelación la renovación o provisionar los fondos necesarios si no se piensa renovar.

Ventajas y desventajas de una cuenta de crédito

La disposición de un crédito a medida para financiar pagos, por el que solo se pagan intereses por las cantidades dispuestas, constituye una de las ventajas principales de una cuenta de crédito para un autónomo o empresa.

Los expertos de BBVA consideran que una de las principales ventajas de las cuentas de crédito de su entidad es que se pueden ver bonificados los intereses a pagar en función de la vinculación.

Sin embargo, tenemos que tener presente que se pagan comisiones por las cantidades no dispuestas, hecho que queda matizado en parte porque el porcentaje no suele ser elevado.

Pero el principal obstáculo con el que podemos enfrentarnos es que si esta se utiliza mal y la situación de la empresa se deteriora significativamente, podemos encontrarnos en la tesitura de tener que devolver el importe de una cuenta de crédito totalmente dispuesta. Por este motivo es por lo que es tan importante trabajar con bancos que se impliquen en los negocios de sus clientes y que se preocupen de que estos conozcan y utilicen bien sus productos, ya que una mala utilización de un producto financiero puede suponer el deterioro de las relaciones comerciales entre la entidad financiera y su cliente.

Otra desventaja que podemos encontrar son los costes de apertura, comisiones y gastos notariales, pero podemos lograr verlos reducidos incluyendo la posibilidad de renovaciones tácitas.

Aclarada la operativa de las cuentas de crédito, si ya utilizamos este producto financiero con otras entidades y su vencimiento está próximo, preguntemos a los gestores de BBVA cuanto nos pueden mejorar las condiciones, ya que actualmente en BBVA se ha propuesto como objetivo estratégico mejorar las condiciones de financiación de las pymes y empresas que se vinculan con BBVA.

Por lo tanto, si buscamos mejorar las condiciones de una cuenta de crédito que ya estamos usando, o queremos contratar una nueva en las mejores condiciones, entre las cuales destacan poder disponer en cualquier momento de la financiación deseada para cubrir la financiación del circulante, satisfacer las necesidades de tesorería, comprar de existencias y cubrir desfases entre cobros y pagos, podemos consultar las condiciones que ofrece BBVA a través de su web, o bien consultar directamente a un gestor de BBVA.

Imagen | Tax Credits

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos