El marketing de la "Roja" y el caso Banesto

Síguenos


Banesto ha sido uno de los principales patrocinadores de la selección española y para rentabilizar este patrocinio, Banesto lleva varios años poniendo en marcha diversos productos bancarios asociados a la selección, bien mediante regalos en especie por contratar algún tipo de producto o bien, como es el caso más actual un depósito a plazo referenciado a los resultados de la selección española en el próximo mundial de fútbol.

La selección española tira mucho y el márketing de la roja más aún, más aún si vemos los resultados de contratación de este producto y la letra pequeña. Este depósito, es un un depósito a un año, que ofrece un 3% anual como mínimo y se mejora hasta el 4% si la selección logra ganar el mundial. El depósito ha tenido bastante aceptación y están a punto de cubrir los 1.000 millones de euros que querían captar. ¿Es un buen producto financiero? En absoluto y veamos porqué.

Este tipo de depósito que goza de una buena remuneración inicial requiere la contratación de dos productos adicionales cuyas comisiones son altas, comparando con el resto del sector. Estos productos son:

  • Una cuenta corriente asociada al depósito para domiciliar al menos dos recibos durante dos años
  • Una tarjeta de débito que requiere un uso de 10 movimientos como mínimo al año.

En el caso de cumplir con las condiciones de domiciliación y operativa con la tarjeta, se penaliza la rentabilidad del depósito hasta el 2%, como condición contractual.

El problema de base se origina en que en propio contrato que se suscribe con la entidad, se sujetan las comisiones a las tarifas estándar comunicadas por la propia entidad financiera al Banco de España, salvo mejoras a negociar con cada oficina en la que se contrate el producto. En este caso, la comisión por mantenimiento de cuenta junto con las comisión de la tarjeta de débito, pueden rondar los 150 euros anuales en gastos por comisiones.

Si el perfil del contratante ha sido un ahorrador que no se lee extremadamente bien la letra pequeña y no ha realizado unas operaciones básicas, ni negociado las comisiones asociadas al producto con el gestor comercial de Banesto al que se haya dirigido, se puede encontrar con una imposición de 3.000 euros anuales, que le genere un rendimiento bruto de 90 euros o 120 euros en el mejor de los casos, pero gastarse en comisiones 150 euros sin darse siquiera cuenta. Como vemos, lo que se define como un producto de ahorro, no es muy efectivo, dado que presenta rentabilidad negativa se mire como se mire.

Más Información | Banco de España – Tarifas de Banesto, Banesto
En El Blog Salmón | Banesto regala media Play 3
Vídeo | Youtube

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario