Díaz Ferrán detenido, todavía hay esperanza

Síguenos

Celda

Hace un par de meses escribí por aquí que para que la sociedad acepte los recortes que se nos vienen encima tenían que pasar tres cosas: los políticos debían tener sueldos estructurados, las pensiones debían estar limitadas y algunos banqueros debían acabar en la cárcel.

Gerardo Díaz Ferrán no es un banquero, pero es un personaje público que ha cometido irregularidades manifiestas, y su detención de hoy por alzamientos de bienes y blanqueo de dinero es una buena noticia. La sociedad debe ver que existe justicia para todos los niveles, que no es únicamente para el trabajador con su nómina o este último no aceptará todos los recortes que se le están viniendo encima.

Espero que este sea sólo un primer paso, que detrás de Díaz Ferrán vengan mucho más y que hasta ahora no han entrado por la lentitud de nuestro sistema judicial. El hundimiento de empresas y bancos es en buena medida responsabilidad de los directivos de grandes empresas y si se han llenado sus bolsillos de forma ilegal a costa de este desmoronamiento deben pagar con su patrimonio y cárcel.

Esta detención también demuestra, por cierto, que nuestras élites políticas, financieras y empresariales son nefastas. Para salir de la situación en la que estamos necesitamos unas élites excepcionales (y aún así será muy complicado) y en cambio tenemos unas élites que en cuanto se rasca un poco acaban en la cárcel.

Vía | El País
En El Blog Salmón | Tres medidas que ayudarían a aceptar los recortes
Imagen | Aloriel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios