El comercio electrónico europeo controlado por británicos, alemanes y franceses

Sigue a

Comercio electrónico

Seis de cada diez euros que lograron las empresas europeas a través del comercio electrónico a particulares en el año 2012 procedían sólo de tres países. Esa es la cuota del mercado de Gran Bretaña, Alemania y Francia, que siguen llevando la voz cantante a mucha distancia del siguiente en la lista, España. Nuestro país rozó la barrera de los 13.000 millones de euros de facturación.

El crecimiento de este segmento comercial se mantiene en Europa, aunque el grueso sigue estando entre las primeras potencias. Así, el 61% de todo lo facturado (unos 191.000 millones de euros) está en manos de Gran Bretaña, Alemania y Francia, según las cifras del informe de la organización Ecommerce Europe. Sube casi diez puntos porcentuales si se compara con los países de la Unión Europea.

En este contexto, España se ha logrado consolidar como líder en ese segundo ‘escalón’ del comercio electrónico europeo. Está aún muy lejos de estos tres gigantes, pero sigue manteniendo un crecimiento importante. Así, las ventas por internet a consumidores particulares llegaron a los 12.969 millones de euros. Es apenas un 4% de los 311.600 millones de euros que se ingresaron en todo el continente.

Las perspectivas son, claramente, al alza en todo el mercado europeo. Este comercio electrónico duplicará, según este estudio, sus ventas hasta los 625.000 millones de euros a finales de 2016. Será básico no sólo la mayor incorporación de los consumidores, cuya confianza en estos métodos crece, sino también la llegada de las empresas. Eso ya se está produciendo y, con toda seguridad, seguirá haciéndolo. No en vano, el número de webs que venden productos a particulares se ha aumentado hasta superar las 550.000, con ritmos de incremento de entre un 15 y un 20%.

Ese es, quizás, el mayor reto en España. La intuición dice que las grandes cifras españolas no son generadas, en gran medida, por las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que aún tienen mucho camino por recorrer. Es por eso que deben ser éstas las que se incorporen para mantener estos crecimientos.

En un mercado que sigue teniendo ‘divisiones’ y que está controlado por las tres grandes economías europeas, España no sólo está bien posicionada, sino que tiene las mejores perspectivas de crecimiento del continente, tal y como precisa Forrester. Pese a ello, tiene por delante el reto de incorporar al grueso de las pequeñas y medianas empresas.

Vía | Cinco Días
Más información | Adigital
En El Blog Salmón | Forrester: España liderará Europa en crecimiento de comercio electrónico, El comercio electrónico sigue batiendo récords en España
Imagen | Fosforix

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios