Compartir
Publicidad

La Ley Sinde, con el cambio de gobierno, no es el fin, sólo el final del principio

Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la Segunda Guerra Mundial, el primer ministro británico, Winston Churchill dijo, “This is not the end. It is not even the beginning of the end. But it is perhaps, the end of the beginning” (“Este no es el fin, ni siquiera es el principio del fin. Es quizás, el final del principio), advirtiendo a sus conciudadanos que quedaba mucha guerra. Pensé en esta frase con todo el debate que seguimos viendo, dentro y fuera de las redes, sobre la Ley Sinde y si el actual gobierno al final aprueba esta ley.

Después de dos años de trabajo, la Ministra de Cultura parece que no se da por vencida y, como queda una reunión más del Consejo de Ministros, antes de que cambiemos de gobierno, puede que intente conseguir su propósito una vez más. Ya advertí que veríamos anuncios y que esta Ley todavía no estaba muerta y creo que se equivocan los que piensan que sólo tenemos que pelear hasta que entre el nuevo gobierno. Ni está claro que veremos la anulación del Canon que nos hace pagar a todos, sin importar si hemos incumplido la ley o no, ni tengo claro que una forma de Ley Sinde no volverá con el nuevo gobierno, si no consiguen que se apruebe antes.

Los artistas están muy comprometidos con su causa y tienen mucho peso publicitario y seguro que se sentarán con la siguiente en el Ministerio de Cultura para explicar la importancia de proteger la cultura, de asegurar la continuidad de un sector que emplea a tantos y de la importancia de hacer que los que incumplen su ley no salgan impunes.

Parece que algunos harán lo que sea para conseguir lo que buscan, esto es lo que pensé cuando vi que la página de Facebook de Enrique Dans, Profesor de Sistemas y Tecnologías de Información del Instituto de Empresa recibió lo que llamó un team-trolling que nos explicó en un artículo titulado “El enemigo equivocado“. Puede que les molestó un reciente artículo suyo “Los estranguladores de la cultura vuelven con las mentiras de siempre“.

Si vamos a subvencionar al cine español, hay mejores y peores formas de hacerlo y, aunque no creo que debemos subvencionar a los enchufados, si tenemos que hacerlo porque hacen tanto ruido político, he descrito formas más correctas.

En su artículo, el profesor Dans no da unas pistas de cómo los creadores de contenido podríamos hacer negocios compatibles con las nuevas formas de consumir este contenido pero sin tener que utilizar los látigos del Estado de Derecho a través de los enchufes con los políticos de turno. Aconsejaría a los creadores de contenido, algunos de ellos les gusta el título artista, aunque somos muchos los creadores de contenido que no esperamos aplausos cada vez que hacemos nuestro trabajo, que tomen nota de las formas alternativas de participar en el mundo económico descritas en el artículo, ya que formas existen.

Como consejo principal, el profesor Dans nos dice que la única manera en que los creadores de contenidos de cualquier tipo pueden ganar dinero es estableciendo una buena relación con sus potenciales clientes, y pregunta si: “¿Puede establecerse algún tipo de buena relación mediante insultos, descalificaciones, exabruptos o peticiones de leyes persecutorias?” Muy buena pregunta y aconsejo a los team-trolleros que, en vez de intentar manipular las páginas personales de otros, que lean el artículo del profesor Dans y que aprendan algo.

Entiendo que es más difícil competir en el mercado y dejar a los consumidores decidir qué quieren ver o escuchar y qué quieren comprar. Mucho mejor llamarlo cultura y, con los enchufes que uno tiene, conseguir que los presupuestos del Estado estén abiertos para uno. Así puedo crear contenido que quiero y organizo fiestas y premios, invitando a los políticos de turno a disfrutar de nuestra compañía y fama.

Por eso hace tiempo pregunté si “¿Puede un blog de economía ser considerado arte?“ ¿Algunas ideas?

En El Blog Salmón | Si vamos a subvencionar al cine español, que sea de esta forma y Un experimento confirma que los españoles no se descargan películas españolas, el problema es el producto
Más información | Nacion Red

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos