feed

Franklin D. Rossevelt

La inusitada quiebra de Lehman Brothers el 15 de septiembre del año pasado, fue un golpe duro. Demasiado duro para un banco que formaba parte de la propia historia de Estados Unidos. Creado en 1850 por los hermanos Henry, Emmanuel y Mayer Lehamn (los Lehman Brothers), comenzaron capitalizando las operaciones de algodón, en Alabama, y luego siguieron facilitando la producción y el comercio del algodón y numerosos productos. Así fue como sobrevivieron a la crisis de la Guerra Civil de 1862, y cuando la empresa se trasladó a Nueva York en 1870, lo hizo en grande.

El 12 de abril del año pasado, tras la caída de Bear Stearns, Dick Fuld, presidente de Lehman, tuvo una cena con Henry Paulson. Hasta hoy Dick Fuld la recuerda porque en esa cena, Paulson se comprometió a dar su respaldo y apoyar a Lehman Brothers en sus dificultades. Cinco meses más tarde, nadie pudo detener la quiebra. ¿Qué llevó a los bancos a una caída tan estrepitosa?. Es interesante el nivel de debates y reflexiones que se produce en estos momentos al interior de Estados Unidos, y cómo surgen versiones que iluminan los hechos reales.

James Galbraith, hijo del gran economista institucionalista John Kenneth Galbraith, señala en The Texas Observer que si es necesario culpar a una persona de todo esto, esa persona es Phil Gramm, el senador que luchó por derogar completamente la Ley Glass Steagall, y que lo consiguió en 1999. Recordermos que Franklin Delano Roosevelt promulgó esta Ley el 16 de junio de 1933, y que por 66 años fue la ley bancaria más revolucionaria. Apoyada por los senadores Carter Glass y Henri Steagall, esta Ley proponía entre otras cosas:

1. La total separación de la actividad bancaria de la bursátil, así como la banca comercial de la banca de inversiones. 2. La creación de un sistema bancario conformado por bancos nacionales, bancos estatales, y bancos locales. Para evitar una competencia desleal entre ellos se aplicó la Ley Antimonopolios (Sherman Act), de Teodoro Roosevelt (1890) que permitía el control máximo del 18% de una institución financiera, fuera nacional, estatal o local. 3. Los bancos tenía prohibición de participar en el manejo de los fondos de pensiones. 4. Los banqueros tenía prohibición de participar en los consejos Administrativos de Empresas industriales, comerciales o de servicios. 5. Los bancos no podían realizar acciones conjuntas con otras empresas para participar en el mercado bursátil. Su deber era facilitar el crédito a personas y empresas en forma sana y transparente.

Estas leyes de sano juicio comenzaron a ser desmanteladas a principios de los años 80 por la administración de Ronald Reagan. Los bancos iniciaron su participación en todo tipos de operaciones desplazando a entidades que habían sido creadas para esa función. Además, con las operaciones off-shore, es decir, fuera de los Estados Unidos, evitaron el pago de impuestos dirigiéndose a los paraísos fiscales cuya principal orientación fue la especulación financiera. Dado que este tipo de negocios terminó siendo mucho mas rentable (el juego de casino siempre rindió frutos), la gran mayoría de las operaciones bancarias tomó ese camino olvidando el de las empresas productivas que si bien tenía una rentabilidad menor, a la larga eran mucho más seguras.

El próximo jueves, como señala Miguel López, se dará a conocer el resultado de las pruebas de estrés, que busca dar a conocer la capacidad de solvencia de los bancos para cumplir sus pagos futuros. De los 19 hay al menos seis de los grandes en condición de insolventes. El punto aún más crítico, y que puede aumentar la cantidad de bancos insolventes es que las evaluaciones de flujo se hicieron con una tasa de desempleo máxima del 10,3% y se teme que el desempleo puede superar esa cifra antes de fin de año y llegar al 12% el 2010. El drama para el resto del mundo es que mientras la primera economía mundial no de señales reales de reactivación (disminución fuerte y constante del desempleo), el resto del mundo seguirá a la deriva.

Más información | The Texas Observer

En El Blog Salmón | Pruebas de tensión para los bancos estadounidenses, Los excesos de un capitalismo de casino

Imagen | conorwithonen


La inusitada quiebra de Lehman Brothers el 15 de septiembre del año pasado, fue un golpe duro. Demasiado duro para un banco que formaba parte de la propia historia de Estados Unidos. Creado en 1850 por los hermanos Henry, Emmanuel y Mayer Lehamn (los Lehman Brothers), comenzaron capitalizando las operaciones de algodón, en Alabama, y luego siguieron facilitando la producción y el comercio del algodón y numerosos productos. Así fue como sobrevivieron a la crisis de la Guerra Civil de 1862, y...

Leer más »

Sigue a El Blog Salmón