Compartir
Publicidad

Adiós al ciclo de Manuela Carmena: El éxito de la deuda y el fracaso de los alquileres

Adiós al ciclo de Manuela Carmena: El éxito de la deuda y el fracaso de los alquileres
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer se celebraron elecciones municipales en el territorio español, en el que uno de los máximos exponentes del cambio de la anterior legislatura, Manuela Carmena, vio como su proyecto en la alcaldía de Madrid se desvanecía debido a que la alternativa Ciudadanos, Partido Popular y Vox, conseguían la mayoría absoluta de la capital española, a pesar de quedar como primera fuerza en la capital.

A pesar de que aún quedan por establecer los pactos, el escenario más probable tal y como ha ocurrido en Andalucía, es que estas tres fuerzas logren un acuerdo para que el ayuntamiento cambie de manos, después del cambio que supuso la llegada de Carmena hace 4 años.

Es el momento pues de valorar cuál ha sido su gestión al frente de una ciudad más poblada del territorio español con más de tres millones de personas, su mayor éxito y su mayor fracaso.

Éxito: La fuerte reducción de la deuda

El mayor éxito que puede abanderar al Ayuntamiento de Manuela Carmena es sin duda la fuerte rebaja de la deuda que acarreaba el municipio. En junio del año 2015 Carmena se inició el ciclo de su mandato, por lo que debemos contar el endeudamiento consolidado a partir de las cifras al finalizar ese ejercicio.

Al finalizar el ejercicio, el Ayuntamiento de Madrid asumía un endeudamiento de 4.581 millones de euros a los que sí sumamos la deuda procedente de Empresas Municipales de Vivienda y Suelo y el Factoring sin recurso, la deuda escalaba a 4.767 millones de euros.

Deuda Ayuntamiento

Si tomamos las cifras a cierre de 2018, todo el endeudamiento Ayuntamiento y asociaciones es de 2.761 millones de euros, lo que representa una fuerte reducción del endeudamiento de la capital, mejorando así las condiciones de financiación en el momento de refinanciar los vencimientos de deuda que vayan surgiendo.

En concreto, durante el mandato de Carmena y la deuda se ha reducido en 2.000 millones de euros, lo que se trata de un verdadero éxito en el control de las cuentas públicas.

Sin embargo, hay que entender este éxito con algunos matices. Y es que por ejemplo en el anterior mandato del Partido Popular ya vimos una marcada tendencia iniciada por la reducción de la deuda. En el año 2015 la deuda paso de 5.936 millones de euros los 4.765 millones de euros, es decir más de mil millones de rebaja en tan solo un año. En consecuencia, podemos decir que ha frenado el ritmo de reducción de deuda, pero ha seguido en esa línea sin desviarse.

Deuda Madrid

Las claves para entender como Manuela Carmena ha relajado la abultada deuda que soportaba el Ayuntamiento de Madrid son dos específicas. En primer lugar, una ley Montoro que obligará a los ayuntamientos a ese control férreo de las cuentas públicas y que ha impedido al Consistorio desviarse de ese objetivo.

Y, en segundo lugar, la falta de ejecución presupuestaria del Ayuntamiento que le ha permitido relajar los niveles de deuda. Quizá el dato más revelador para entender qué significa esto de ejecutar los presupuestos, y es que el año pasado el Ayuntamiento de Madrid disponía de 866 millones de euros y, de los cuales únicamente utilizó 355 millones. Específicamente, se contemplaban inversiones en los distritos madrileños por valor de casi 630 millones de euros. Sin embargo, hasta el mes de septiembre solo ejecutaron obras por valor de 92 millones, es decir, un 15% de lo previsto.

En conclusión, si el endeudamiento consolidado frente al presupuesto del Ayuntamiento mantenía una relación del 108% en el año 2015, en 2018, esta relación bajo hasta prácticamente la mitad con una relación del 57,3%.

Fracaso: Se dificulta el acceso a la vivienda

Como ya comentamos en el artículo "La irrelevancia de los 'fondos buitres' en la subida de los alquileres", desde mayo de 2015 hasta hoy, en el municipio de Madrid, los precios de los alquileres se han incrementado un 24,5%. Con estos resultados claramente podemos afirmar que las políticas de vivienda no han sido acertadas en Madrid.

El Gobierno de Carmena no supo identificar correctamente el problema que oferta derivado en el mercado del alquiler, no ha sido, en términos generales, favorable hala proyección de ejecución de los grandes proyectos urbanísticos de la capital. Por ejemplo, lo primero que hizo Manuela Carmena al iniciar su mandato es la paralización de la operación urbanística de Chamartín, la congelación de permisos y licencias para completar el desarrollo urbanístico.

Madrid Nuevo Norte Portada

No solo ha sido poco favorable a la ejecución de proyectos urbanísticos desde la mano privada, sino que la gran promesa de vivienda pública que pretendía lanzar Carmena cuando se presentó a las elecciones de 2015, no ha sido satisfecha en estos 4 años. Si en el programa prometió construir 4.200 viviendas sociales, apenas van a entregar 100.

En relación con la vivienda y el mercado del alquiler en específico, con la política de Carmena el ciudadano madrileño debe pagar por metro cuadrado 15,03 euros por metro cuadrado, un importe que prácticamente es casi el doble de la media nacional que se sitúa en 8,30 euros, evidente fracaso en los planteamientos urbanísticos.

¿Y los desahucios? ¿han acabado? Durante el mandato de Carmena se ha producido 14 desahucios al día, 13.000 durante su mandato a falta de contabilizar los datos del cuarto trimestre de 2018 y los efectuados durante el ejercicio. La principal causa (un 78,5% de media) han sido por procedimientos ejecutados por impago del alquiler frente a un 21,5% que son por no cumplir con la hipoteca

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio