Compartir
Publicidad

¿Ha sacado provecho España del Brexit?

¿Ha sacado provecho España del Brexit?
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo riesgo debe ser entendido como una oportunidad, y si bien es cierto que el Brexit implica una ruptura del bloque europeo actual, en este río revuelto se ha tenido la posibilidad de sacar provecho de la volatilidad política generada.

Las oportunidades que se han dado para España han sido múltiples en los diferentes frentes económicos. Por ejemplo, la captación del negocio financiero derivado la City, organismos reguladores europeos instalados en Londres, enfocarse como un polo para atraer inversiones o la posición política frente a la soberanía sobre Gibraltar.

España pierde su gran oportunidad de atraer sedes

Cuando el Brexit fue una realidad, aparecieron varios estudios que dibujan diferentes escenarios económicos, todos coincidían en que la convulsión política le permitiría a los países de la UE atraer empresas de Londres.

Cabe destacar el estudio "La oportunidad Brexit: Impacto económico en España de la atracción de empresas afectadas por el Brexit", elaborado por PwC. En este documento se nos presentaba la posibilidad que el efecto Brexit llegará a materializar una aportación de 3.600 millones de euros anuales y una generación directa hasta de 53.000 empleos, eso sí con un marco regulatorio y fiscal que incentivará el país para atraer empresas.

The City Londres 1024x683

En este entorno se preparó diversas iniciativas para poder atraer negocios. Hemos visto planes como ‘Invest in Madrid’ o un paquete de medidas por parte de la CNMV destinadas a que España fuera el destino de muchas empresas antes que otro cualquier país de la Unión Europea.

Logos5

Pero estos dos años se ha producido una de las mayores inestabilidades políticas vistas desde la Constitución del 78, elecciones generales y la reiteración de las mismas, un proyecto independentista que llegó a declararse unilateralmente como Estado y una moción de censura cuyo Gobierno resultante ha precipitado elecciones al no poder sacar adelante los Presupuestos. Con un factor político tan predominante, España quedó descartada como polo de atracción de empresas por el evidente riesgo regulatorio.

El sector financiero era uno de los más apetecibles, las empresas de servicios financieros han contratado localmente unos 2.000 nuevos puestos europeos en respuesta a Brexit, con Dublín, Luxemburgo, Frankfurt y París como las ubicaciones más populares. Y esta cifra podría incrementarse hasta 7.000 puestos si se consolidan los anuncios ya realizados por diversas empresas del sector.

Bank of America y HSBC se encuentran entre los que planean reducir sus actividades en Londres a favor de París, mientras que las firmas estadounidenses Goldman Sachs, Morgan Stanley y Citigroup están apuntando a Frankfurt. Y la Autoridad Bancaria Europea y sus casi 200 empleados se irán de Londres a París.

España ha mantenido una posición especialmente discreta. La aseguradora Admiral Group está trasladando algunas de sus operaciones a Madrid y Sevilla para atender sus negocios europeos fuera del Reino Unido. Y se espera que Credit Suisse traslade 50 empleos de banca de inversión a Madrid como parte de su planificación posterior al Brexit, mientras que Citigroup ya ha trasladado parte de su equipo de banca privada del sur de Europa a España.

Fuera de la banca hay que destacar la base del sistema de satélites Galileo que abandonará Swanwick, en el sur de Inglaterra, y se trasladará a Madrid, y las fuerzas antipiratería de la UE trasladarán su sede a España y Francia.

No atraemos empresas pero sí inversiones

A pesar de que España no se le ha dado especialmente bien atraer empresas que buscaban la seguridad jurídica del entorno europeo, lo cierto es que ha mejorado notablemente la inversión británica hacia España que ha totalizado alrededor de siete mil millones de euros entre el periodo 2016 y el tercer trimestre de 2018.

Para entender lo relevante que supone esta cifra, es un 80% superior en comparación al periodo anterior de tres años. Y si nos comparamos con el resto de países, estos han percibido una tasa de crecimiento del 40% desde 2016.

La pregunta que nos deberíamos hacer es por qué no hemos sido incapaces de atraer empresas pero sí se ha incrementado la inversión británica en este tiempo. La razón principal se debe a que a pesar de todos los riesgos políticos que han azotado al país, la economía española se ha caracterizado por unas tasas de crecimiento fuerte, muy por encima de la media europea.

Dejando de lado los factores políticos mencionados, también hay otros factores a tener en cuenta y es el bajo nivel de inglés de España y unas infraestructuras que son menos competitivas para coger consultoras del sector de la banca de inversión.

Puertas abiertas a los británicos

Los diferentes gobiernos de España han implementado esfuerzos para asegurar que los británicos que actualmente están viviendo en España se les garantice los derechos continuados a vivir y trabajar en el país en el supuesto en el que se vaya un Brexit sin acuerdo.** En este caso no se trata de sacar provecho del Brexit sino de no perder lo conseguido** y que trabajadores o pensionistas británicos sigan promoviendo la actividad económica española.

A modo de prevención, el Gobierno está planeando medidas de contingencias para garantizar la provisión de asistencia médica a los ciudadanos del Reino Unido que residen en España a partir del 29 de marzo si no existiera un acuerdo.

Brexit Quien Paga La Sanidad Del Millon De Britanicos Que Vive En Espana 3549 620x368

El Gobierno también ha lanzado una página web en la que se facilita información específica sobre el Brexit y se actualiza las ultimas regulaciones sobre los británicos que se encuentran en territorio español y los españoles residentes en el Reino Unido.

España no solo se beneficia de los británicos residentes en el territorio nacional sino que si analizamos el turismo (un sector con un peso del 11,8% del PIB), de los 82,7 millones de turistas que llegaron el año pasado, 18,5 millones son británicos, la mayor fuente de turistas. Por ello, se está trabajando en un acuerdo de aviación con el Reino Unido en caso de una interrupción generalizada de los viajes aéreos después de que el Reino Unido abandone el bloque.

España marca la posición política de la UE frente a Gibraltar

Una de las reivindicaciones históricas de España recae en la soberanía de Gibraltar, por ello ha influenciado a la Unión Europea para que califique al peñón como una colonia. "Gibraltar es una colonia de la Corona británica", se lee en una nota a pie de página en un borrador de reglamento aprobado por el Consejo de la UE sobre visas para británicos después de Brexit.

Gibraltar

La nota especifica que "Existe una controversia entre España y el Reino Unido sobre la soberanía sobre Gibraltar, un territorio para el cual se debe alcanzar una solución a la luz de las resoluciones y decisiones relevantes de la Asamblea General de las Naciones Unidas". Esta calificación ya se había utilizado previamente en las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE de 2006 y 2017 que Gibraltar era "una colonia de la corona británica" y no parte del Reino Unido.

La palabra colonia es de verdadera relevancia, por lo que estaría pendiente de descolonización del Reino Unido. De hecho, en Naciones Unidas se ubica a Gibraltar como uno de los 17 territorios que se incorporan en el listado **territorios no autónomos pendientes de descolonización"*.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio