Compartir
Publicidad
Publicidad

¿ Se debería aplicar la exención fiscal a los parados?

¿ Se debería aplicar la exención fiscal a los parados?
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este año, el que será recordado por las circunstancias macroeconómicas más duras de los últimos 30 años, con tasas de desempleo que ya superan el 20%, se ha dado una ‘curiosa casualidad’, a muchos parados les ha salido a ingresar en su declaración de la renta.

Hecho insólito, al ser este un colectivo al que tradicionalmente se le practicaban devoluciones tras su retrato con el fisco. Además, esta situación se convierte en muy especial si tenemos en cuenta que a gran parte de estos parados se les han agotado las prestaciones por desempleo, y deberán abonar su deuda con hacienda sin percibir ningún ingreso.

Según los datos que maneja el Ministerio dirigido por Elena Salgado, en la campaña de la renta de 2009, se han practicado un 7,7% menos de devoluciones, hecho auspiciado por tres grandes razones:

  • Por un lado hay muchos trabajadores que han perdido su empleo en el presente año, que si hubiesen permanecido en su puesto de trabajo les hubiese salido a ingresar
  • Las devoluciones se han reducido por un aumento generalizado de los tipos de gravamen marginales, tras la eliminación de medidas de mitigación como los ‘famosos’ 400 euros de deducción 
  • Los trabajadores que se encuentran en esta situación, son fundamentalmente autónomos, que han pasado a engrosar las listas del paro abandonando esta condición

Hay casos, como los despidos que se han realizado mediante Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que han conseguido la exención fiscal, a pesar de la oposición inicial del gobierno. Pero claro está que no todos los despidos que se realizán en este país, se materializan por esta vía.

Son casos especialmente sensibles, y en los que una exención funcionaría como una auténtica política de redistribución de rentas. Pero a pesar de ello, la exención no se juficaría sólo por su carácter redistributivo, sino que supone un gran montante de los ingresos estatales por IRPF, que no creo que se pase la mano, en una situación de déficit fiscal.

Formarse una opinión a este respecto es muy complejo, porque nos movemos entre frentes duales, por un lado la equidad, en la que todas las personas físicas tienen que contribuir al sostenimiento de los gastos públicos en función de su nivel de ingresos, y por otro lado, la solidaridad con aquellos que atraviesan una situación de carestía de recursos.

Que opinan ustedes, ¿hay que aplicar la exención fical a este coletivo, o deben ‘pagar’ como cualquier otro contribuyente?

Vía | Expansión
En El Blog Salmón | ¿Porqué no todos los parados quieren trabajar?
Imagen | nomansland

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos