Compartir
Publicidad
Publicidad
Corralito: qué es, cómo afecta a los ciudadanos y cómo de posible es en Cataluña
Entorno

Corralito: qué es, cómo afecta a los ciudadanos y cómo de posible es en Cataluña

Publicidad
Publicidad

Las últimas semanas en Cataluña han sido convulsas, desde el referéndum del 1 de octubre. Y lo que estamos viendo en los últimos días es la huida de las sedes sociales de muchas empresas catalanas a fuera de Cataluña, gracias, en parte, a un polémico decreto del Gobierno.

Los primeros en marcharse han sido, curiosamente, los bancos. Y es que como hemos visto en la crisis del Popular, la mala gestión de los problemas puede llevar a una crisis de liquidez que hunda una entidad. Aunque en este caso no hay, en principio, problemas de solvencia, los rumores y retiradas de dinero han sido fuertes y tanto Sabadell como Caixabank han decidido llevarse sus sedes fuera de Cataluña para frenar las retiradas.

Se ha hablado mucho de un posible corralito en Cataluña. Y de hecho las búsquedas en Google se han disparado, precisamente en dicha Comunidad Autónoma. Y bien, ¿qué es un corralito? ¿Cómo afecta a los ciudadanos? ¿Es realmente posible que se produzca en Cataluña?

¿Qué es un corralito?

Corralito es el término popular para un control general de capitales. El término se acuñó en la crisis argentina del año 2001, cuando los ciudadanos de dicho país no pudieron retirar su dinero de los bancos.

En su día Argentina tomó dicha medida por la masiva retirada de depósitos que hacían temblar el sistema financiero. La crisis era grave (los depositantes retiraban dinero con mucha razón) y la retirada de dinero la estaba agravando. El Gobierno argentino limitó las retiradas de dinero durante un año, pero al retirarse la convertibilidad peso-dólar ya no estaba vigente y por tanto los ahorros de los depositantes gravemente deteriorados.

A partir de este evento siempre que se establecen controles de capitales en algún país se le suele denominar corralito, al menos en países hispanohablantes pero no solo, el término tiene entidad internacional.

El último ejemplo es el corralito que vivió Grecia durante la crisis de 2015. De hecho, sigue habiendo un cierto control de capiteles en Grecia, lo que indica que es muy fácil establecer un corralito pero no tanto levantarlo.

¿Cómo afecta un corralito a los ciudadanos?

Un corralito tiene un efecto demoledor para los ciudadanos. El dinero que tienen ahorrado no está disponible, o al menos no todo de golpe. Las retiradas de dinero de los cajeros se establecen un máximo diario y es muy complicado seguir haciendo la vida con efectivo.

Cuando hay un corralito tampoco se permiten las transferencias internacionales, ya que lo que se pretende es que el dinero no escape de un sistema financiero concreto. Los pagos por tarjeta sí suelen estar autorizados, de hecho en Grecia ha aumentado mucho desde 2015 el uso de tarjetas para pagos. ** El problema del corralito es su salida**. Para que se levante un corralito tiene que haber unas condiciones tales que la gente no quiera sacar su dinero a toda prisa. El caso más significativo es el de Argentina: cuando se levantó el dinero valía mucho menos, se había devaluado frente al dólar fuertemente.

Otro caso significativo es el de Grecia: dos años después del corralito siguen con control de capitales. Y no lo levantan porque siguen en el Euro, sin devaluación. Tendrán que pasar años hasta que la economía Griega vaya muy bien para que la gente no tenga miedo, de nuevo, a perder su dinero y por tanto no hagan falta controles de capitales.

Por tanto las consecuencias de un corralito son o bien la indisponibilidad de los depósitos o la devaluación de los mismos. Un desastre para los ahorradores. Y esto, no nos olvidemos, tiene efectos muy negativos en la economía real: menos inversión, menos consumo, más paro.

¿Puede suceder un corralito en Cataluña?

Personalmente no creo que vaya a haber un corralito en Cataluña. Primero, no tienen sistema financiero propio: existe el sistema financiero español, que es el que opera en Cataluña. Los bancos catalanes tienen presencia en todo el Estado y por tanto podrían vivir una crisis puntual, pero no el sistema financiero en su conjunto.

Si las retiradas de depósitos fueran masivas al final lo que podría pasar es que algún banco quebrara, y ante eso o lo compra otra entidad (como pasó con el Popular) o se disuelve y los fondos estarían garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (hasta 100.000 euros por cliente y entidad).

Si se produjera una independencia real y unilateral de Cataluña (lo veo complicado sin una guerra de por medio) sí que podría haber un corralito. En este caso la Generalitat nacionalizaría las entidades financieras que tuvieran presencia en Cataluña y bloquearía el dinero depositado en ellas. Los bancos dejarían de contar con el apoyo del BCE y no tendrían liquidez. Por último en algún momento Cataluña crearía su propia moneda y los depósitos se devaluarían, momento en el que se levantaría el corralito.

Todo esto lo veo muy complicado. Primero que haya una guerra por la independencia, las sociedades en las que sucede esto suelen ser menos prósperas económicamente. Y segundo, aunque pasara veo complicado nacionalizar bancos cuya sede no está en Cataluña y además cuyos fondos están vigilados por el Banco de España y Banco Central Europeo. Los bancos no guardan el dinero en billetes en cajas fuertes, así que veo complicado y bastante inutil dividirlos por la fuerza.

Imagen | Manu Fernández/AP

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos