Compartir
Publicidad

¿Ha cambiado realmente la política económica andaluza con el nuevo gobierno?

¿Ha cambiado realmente la política económica andaluza con el nuevo gobierno?
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las elecciones al Parlamento de Andalucía que se celebraron el 2 de diciembre del año pasado dieron cómo resultado un cambio histórico en la Junta de Andalucía, destronando al PSOE partido de Gobierno, y haciendo posible toda que Partido Popular y Ciudadanos, apoyado externamente por Vox se alzaran con el ejecutivo.

Un nuevo gobierno implica necesariamente unas nuevas políticas que ofrezcan un contraste con la etapa anterior. Dado que que el Presupuesto del nuevo gobierno está en trámite parlamentario, ya podemos analizar los puntos más relevantes en materia de impuestos... ¿ha cambiado realmente la política económica andaluza?

El giro de políticas de los nuevos presupuestos: Los impuestos bajan

Ahora mismo se está debatiendo el Presupuesto de Andalucía para 2019. En él, se pretende plasmar ciertos compromisos que Partido Popular, Ciudadanos y Vox vinculados a los impuestos. El objetivo principal es competir fiscalmente, y no criminizar fiscalmente a comunidades como la madrileña tachándolas de "paraíso fiscal".

Las medidas adoptadas en el Presupuesto posicionarían a Andalucía entre las comunidades con la fiscalidad más baja en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para cónyuges y familiares directos, a través de una bonificación del 99% de la cuota a pagar para los grupos de parentesco descendientes y adoptados menores de veintiún años y también, descendientes y adoptados de veintiuno o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes.

Sin duda se trata de una acción positiva porque permitirá apostar por la renta disponible de las familias, despenalizando el ahorro, sino que contribuirá a dinamizar la economía anticipando en el tiempo la transmisión de bienes y derechos de progenitores a descendientes. Andalucía tratará de evitar el éxodo a otros territorios de los contribuyentes y reducirá la economía sumergida y el fraude fiscal.

Andalucía se ha posicionado como una de las comunidades con una fiscalidad más acusada vía IRPF. Con estos presupuestos, si bien no se llegará a los niveles del tramo autonómico de la Comunidad de Madrid, Andalucía se asimilará a los territorios con la tributación más baja mediante una rebaja del tipo máximo a lo largo de cuatro años, con diferente intensidad en cada uno de los tramos de renta, llegando incluso a eliminar el último de ellos.

Pero no solo hay modificaciones en impuestos directos, también se tocan los indirectos que tendrán reflejo en el presupuesto de la Comunidad Autónoma las reducciones aprobadas del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para las familias numerosas en la compra de su vivienda habitual cuando esta tenga un valor inferior a 180.000 euros.

También se propone medidas que persiguen mejorar la fiscalidad empresarial, como la reducción de medio punto del gravamen por la compra de inmuebles para las empresas que opten por la tributación en IVA.

Los impuestos directos aumentan sus previsiones un 11,5% (el 18,1% de los ingresos no financieros) y los indirectos se incrementan un 6,7% respecto al año anterior como consecuencia del crecimiento esperado en los conceptos que lo integran, que alcanzará +19,6% en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, +2,8% en el IVA, y +66,9% en el Impuesto sobre Actividades del Juego no Presencial.

Evolucion

En total, con todas estas modificaciones, los ingresos presupuestados para este año ascendería a 36.495,5 millones de euros, lo que equivaldría a una subida de 1.736 millones de euros frente al ejercicio del año anterior o un 5% más.

Tímidos datos económicos que apuntan a una mejora para Andalucía

A pesar de que se trata de un Gobierno reciente y que aún no cuentan ni tan siquiera con los presupuestos aprobados y vive de la prórroga de los Presupuestos anteriores, lo cierto es que tenemos algunos datos positivos que nos invitan a pensar en una mejora del escenario económico para Andalucía.

Por ejemplo, en el ámbito empresarial vemos que en la creación de sociedades mercantiles está avanzando un 0,7%. Si bien es una cifra muy reducida, los cierto es que si lo comparamos con la caída del 0,8% a nivel nacional, vemos claramente como la empresa busca posicionarse en la región del sur española.

Según los datos de la AiReF, el crecimiento de la economía andaluza entre enero y marzo de este año ha sido del 0,9%. Esto significa que Andalucía junto a Navarra han sido las comunidades líderes en crecimiento económico mientras que el conjunto de España avanzaba un 0,7%.

Pero no olvidemos que el principal desafío que tiene esta comunidad es la creación de empleo. La tasa de paro que caracteriza al mercado de trabajo andaluz (23% de media en 2018), así como la inestabilidad laboral, que se ha incrementado en los últimos años, creciendo el empleo temporal entre 2013 y 2018 un 37,3% de manera acumulada, por encima del 12,8% del empleo indefinido.

Grafico 181025 Epa3t

A este nuevo gobierno formado por Partido Popular y Ciudadanos se le juzgará especialmente por los resultados al final de la legislatura en materia de empleo, un problema crónico que el Gobierno de PSOE de Andalucía nunca supo resolver y ha repercutido en desigualdad y exclusión social.

No hay una especial fijación en mejorar los niveles de deuda pública

Con los presupuestos del gobierno anterior se dejó una deuda pública de 35.409 millones euros lo que equivaldría al 22% del PIB andaluz. Estas cifras quedarían por debajo de la media de las comunidades autónomas que llegó al 24,3%.

Deuda

En su último ejercicio, el gobierno socialista elevó la deuda en un 3,3% más frente al cierre del ejercicio de 2017. El actual gobierno, quita el pie del acelerador de la deuda, pero no podemos decir que se detenga. Si en 2018 la emisión de deuda para financiar el déficit fue de 479,7 millones menos, para este año será de 167,1 millones de euros más.

En el propio Presupuesto de Andalucía lo afirman de la siguiente manera: "la sección Deuda Pública se mantiene en un nivel similar al del ejercicio precedente, describiendo un leve incremento del 0,4%".

A pesar de todo, recordemos que el perfil crediticio de la región también está respaldado por una alta probabilidad de apoyo extraordinario del Gobierno de España que permitiría cubrir las obligaciones de Andalucía. La comunidad ha recibido apoyo de liquidez de diversas fuentes del gobierno central por un importe cercano a los 27.000 millones de euros, lo que representó el 81% de su deuda directa pendiente total en junio de 2018.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio