Compartir
Publicidad

Así son los costes laborales en la Unión Europea

Así son los costes laborales en la Unión Europea
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente, Eurostat ha publicado los datos vinculados al coste por hora de la mano de obra en el año 2017 que se utilizan para proporcionar una imagen completa y detallada del nivel, la estructura y la evolución a corto plazo de los costes laborales en la Unión Europea y de sus países.

En el coste laboral hay que tener en cuenta que se integran muchas partidas. Las principales son el salario neto, el IRPF, cotización social a cargo de la empresa y cotización social a cargo del trabajador.

Estos datos tienen una parte analítica interesante debido a que representan una gran proporción de los costes totales asumidos por las empresas privadas. Asimismo, si el incremento de los costes laborales no está justificado por mayores niveles de productividad, supone un claro problema de competitividad.

Otro punto interesante reside en la cuña fiscal, es decir, de todo el coste laboral que contabiliza una empresa qué parte es la que no recibe el asalariado debido al impuesto sobre las personas físicas y los pagos por las cuotas a la seguridad social.

Los datos de los costes laborales en la Unión Europea

El coste laboral medio por hora en 2017 se estimó en 26,80 euros en la Unión Europea. Este dato supone un incremento del 2,30% frente al dato de los costes laborales de 2016 (26,2 euros), lo significa que el avance de los costes fue incluso superior al del de los precios en el conjunto de la Unión que se situó en el 1,7%.

Cost

Desde el punto de vista sectorial, los costes laborales por hora crecieron un 2,3% en la industria, un 2,5% en la construcción, un 2,7% en los servicios y un 1,9% en el sector público que tiende a representar el 30% de los costes laborales totales de una economía.

Carecemos de las cifras actualizadas de las cuñas fiscales de la Unión Europea. Sin embargo, aplicando la referencia de cuña fiscal del ejercicio 2015 que fue del 38,4%, de los 26,80 euros por hora que recibiría el "europeo medio", le arrebatarían 10,29 euros, dejando su salario por hora en 16,50 euros. Obviamente no existe un "Estado Europeo" por lo que es un ejercicio para tener presente una referencia europea.

De hecho, todo promedio enmascara algunas diferencias significativas entre los Estados miembros de la UE. Los costes laborales por hora más bajos se han registrado en Bulgaria (4,9 euros), Rumanía (6,3 euros), Lituania (8 euros), Letonia (8,1 euros), Hungría (9,1 euros) y Polonia (9,4 euros), y la más alta de Dinamarca (42,5 euros), seguido por Bélgica (39,6 euros), Luxemburgo (37,6 euros), Suecia (36,6 euros) y Francia (36 euros).

Dentro de la Eurozona, desde un punto de vista dinámico, los mayores aumentos se registraron en los Estados bálticos: Lituania (+9%), Estonia (+7.4%) y Letonia (+7.0%) y la única disminución se observó en Finlandia (-1,5%).

¿Y en España?

El coste laboral medio por hora en España se encontraría por debajo de la media europea al situarse en 21,2 euros. Esto significa que, en términos absolutos, la diferencia es de 5,6 euros y, en términos relativos, un 20,88% por debajo de la media europea.

Europa es un territorio con una amplia disparidad entre los costes laborales, mayoritariamente los países ven como sus costes laborales medios por hora se encuentran por encima de 34 euros o por debajo de los 15 euros. En este contexto, los países más próximos a nuestros costes laborales serían el Reino Unido (25,7 euros) y Eslovenia (17 euros).

En el año 2016, la cuña fiscal en España fue del 39,5%. Por lo tanto, al trabajador medio español le están usurpando 8,37 euros por cada hora de su trabajo, dejándole un salario por hora de 12,82 euros. En este cálculo intervienen IRPF y cotizaciones sociales, por lo que la carga fiscal del trabajador medio va más allá si incorporamos el resto de impuestos.

En 2017, la variación de los costes laborales ha sido del 0,5%, un nivel inferior al 1,10% que registró el avance del IPC, lo que significa que, por ahora, no vemos una presión inflacionista en los salarios. Esto es fruto por el gran "stock" que sufre la economía española con una tasa de paro del 16,55%.

¿Por qué vemos tanta diferencia entre los costes laborales en la Unión Europea?

Como hemos visto, dentro de la Unión Europea tenemos a países como Bulgaria con un coste laboral por hora de 4,9 euros y Dinamarca que es ocho veces superior, una diferencia importante dentro de un mismo proyecto europeo.

Depositphotos 74633483 Stock Photo Waving Flag Of Denmark And

La lógica de algunos les llevaría a pensar que si en un país los costes laborales son muy altos y en otro son muy bajos, las empresas danesas procederían a un éxodo masivo generando desempleo en el país donde los costes son elevados.

Lo cierto es que no es así... Pues los costes laborales están vinculados a la productividad, es decir, la contribución agregada de cada trabajador al sistema productivo de una empresa. De no ser así, veríamos un alto desempleo en Dinamarca y bajo en Bulgaria... pero los datos dicen lo contrario: la tasa de desempleo de Dinamarca se encuentra en el 4,1% -pleno empleo en uno de los mercados laborales más libres-, mientras que en Bulgaria se sitúa en el 7%.

A las empresas danesas no les compensa deslocalizarse a Bulgaria para producir porque no existe el mismo nivel de infraestructuras y, en especial, el mismo capital humano altamente especializado. De hecho, si existen actividades que puedan deslocalizarse serían aquellas de bajo valor añadido que no requieren demasiada especialización y que, por ahora, no han sido robotizadas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio