Compartir
Publicidad

¿Quieres ganar más? Haz deporte

¿Quieres ganar más? Haz deporte
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una recopilación de estudios del Banco Interamericano de Desarrollo que afirma que las personas que hacen deporte ganan más dinero que las sedentarias, además de tener mejor salud y menos gastos médicos (aunque esto es algo bastante más obvio).

Es cierto que también sucede que las personas al tener más renta acaban dedicando una mayor cantidad de tiempo al deporte, ya que no es una actividad gratuita y ciertos deportes (golf, windsurf, equitación, esquí) son bastante más caros que otros (correr, musculación, baloncesto…).

Sucede que a medida que las naciones se hacen más ricas, pueden proveer de mejores instalaciones deportivas a sus ciudadanos. Así de entornos adecuados, como por ejemplo parques. Pero sucede que esto no sólo aplica a las sociedades, sino también a los individuos. En el mismo país, las personas que practican más deporte tienen unos ingresos más altos.

Esto se ha visto tanto en Alemania, donde el panel socio laboral de 2008 mostraba que los trabajadores que practicaban deporten reportaban unos ingresos superiores en 1200 euros anuales) como en EEUU. En este país las diferencias eran más altas, los trabajadores deportistas obtenían una retribución entre un 6 y un 10% superior. Aunque es cierto, como le gusta recordar a los lectores, que correlación no implica causalidad.

Razones objetivas

No obstante, creo que si existen ciertos motivos por las que es posible que practicar deporte ayude a tener mejores ingresos. Para empezar el ejercicio físico, aunque sea caminar, ayuda a sobrellevar la ansiedad y el estrés, muchas veces provocados por trabajos exigentes. Esto incluso lo asumen las empresas, por ejemplo tanto Santander como Telefónica tienen gimnasios para empleados. Algunas empresas que no tienen capacidad de tener un gimnasio propio, lo que hacen es subvencionar esta instalación a sus empleados.

34995832991_ebb5289b8a_o.jpg

Otros motivo que se me ocurren es que el deporte ayuda a tener un cerebro más activo, mejora la memoria y la actividad cognitiva, por lo que practicar deporte puede que ayude en los trabajos que necesitan un buen cerebro, que además suelen ser los que tienen una remuneración más alta.

Dado que el deporte muchas veces se practica en grupo (ya sea por actividades dirigidas, deportes de equipo o simplemente por compartir las instalaciones), permite hacer networking y conocer a gente nueva o diferente. Estos contactos puede que acaben sirviendo a progresar laboralmente.

Por último, se entiende que la práctica del deporte durante la infancia y adolescencia puede ayudar a desarrollar habilidades requeridas en el mundo laboral como el trabajo en equipo, la confianza en uno mismo y la autodisciplina.

Razones subjetivas

Aparte de las posibles razones subjetivas existe algo que no hemos hablado, las razones subjetivas por las que los jefes puede que acaben promocionando más a aquellos trabajadores que practican deporte que a aquellos que no lo hacen. Para empezar aunque una persona obesa sea igual de trabajadora y autodisciplinada que una que mantenga la línea a base de deporte, no son percibidas así, sino que existe un perjuicio bastante documentado.

De hecho ya he leído algún artículo en el que se afirma que aquellos trabajadores deportistas que mantienen la línea acaban ascendiendo en la empresa, debido a que dan la sensación de que son unos guerreros corporativos invencibles que lucharán por la empresa enfundados en camisas “slim fit”.

También es cierto que a veces vemos a personas que dedican demasiado tiempo al deporte, tanto que acaba afectando a su rendimiento económico. Es el ejemplo de deportistas de élite que puede que hayan ido a olimpiadas, pero eso les ha impedido obtener una formación que les permita tener un buen sueldo después.

Así que si el deporte es tan bueno para la actividad económica (que incluso lo recomienda el Banco Interamericano de Desarrollo para mejorar la economía de América Latina), puede que no haya excusa para no practicarlo. Bueno, parece que en EEUU si puede haber un problema entre los niños, la renta.

Por ejemplo en EEUU, los críos de entre seis y doce años nacidos que viven en hogares de ingresos inferiores a los 25.000 dólares tienen el triple de posibilidades de ser sedentarios que aquellos nacidos en hogares de ingresos de más de 100.000 dólares anuales. Esto junto con la reducción de los presupuestos de Educación Física de muchos colegios, está suponiendo consecuencias en la salud de los pequeños que es posible que se extiendan hasta la edad adulta.

Como conclusión, si queremos mejorar económicamente, tal vez dedicar parte de nuestro tiempo a hacer ejercicio físico puede que sea bueno, si no lo estamos haciendo ya. De hecho, aunque no mejore nuestro nivel económico, si lo hará nuestra salud.

Más información | Banco Interamericano de Desarrollo (PDF)

En El Blog Salmón | Así ganarán dinero los gimnasios con tu operación bikini, Gente que a pesar de ganar buenos sueldos maneja fatal sus finanzas y 33 modos de ahorrar en tus compras

Imagen | Don Le
Imagen | 3rnald0

Gracias a Diego M. por la pista

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos