¿Qué significa que Ethereum es "proof of work" y por qué quiere llegar a "proof of stake"?

¿Qué significa que Ethereum es "proof of work" y por qué quiere llegar a "proof of stake"?
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Si hay algo esencial es una red de contabilidad distribuida como Ethereum o cualquier otra cripto-moneda basada en el verdadero avance más disruptivo que es Blockchain, es la veracidad de los datos que alberga, y específicamente de las transacciones que valida y contabiliza. Sin esa veracidad cuaquier cripto-moneda está muerta porque carecería de la más mínima fiabilidad, y usted podría perder su dinero en cualquier momento.

A lo largo de la vida de la cripto-esfera, ha habido diferentes aproximaciones en pos de conseguir esta veracidad, habiendo sido la más primitiva la del “proof of work” que inaugurase Bitcoin. Pero ese protocolo presenta muchas desventajas, algunas realmente graves, y otras cripto como Ethereum llevan ya varios años intentando dar el salto a otros protocolos como el más sostenible “proof of stake”.

Pero hay ahí afuera muchas otras opciones tanto o más disruptivas y de futuro que Bitcoin o Ethereum, y algunas de ellas ofrecen nuevas y disruptivas formas de que su cripto-dinero, sus DeFi (Finanzas Descentralizadas), sus tokens, o sus contratos inteligentes sean fiables y estén a salvo de ese lado oscuro que siempre siempre siempre está al acecho para hacerse con el dinero ajeno.

Los inicios de Bitcoin y su Blockchain van ineludiblemente unidos al primigenio “proof of work”

 Que Significa Que Ethereum Es Proof Of Work Y Por Que Quiere Llegar A Proof Of Stake 2

Para hacer de su Blockchain una veraz realidad, el enigmático Satoshi Nakamoto optó por dotar a Bitcoin de la denominada como “prueba de trabajo” o PoW (“proof of work” en inglés). No por anticuado y primitivo, hay que dejar de reconocerle todo el mérito que tuvo en su momento, y de hecho tras Bitcoin muchas otras cripto-monedas optaron por implementar algún tipo de sabor de este protocolo de contabilidad distribuída.

En líneas generales, la PoW consiste en la resolución de complejos problemas criptográficos (que realmente son un tipo de ecuación matemática), y para ello utiliza como instrumento regulador un fuerte gasto en energía asociada al consumo de poder de computación por parte de los nodos distribuidos de la red Bitcoin, y que deben de gastar para resolver esas ecuaciones. Pero claro, la red Bitcoin creció imparable, al igual que sus nodos, sus mineros, la complejidad exponencial de los retos criptográficos a resolver… y todo ello ha hecho que el voraz monstruo energético de Bitcoin haya acabado siendo un desastre medioambiental como ya les anticipáramos desde estás líneas, siendo uno de los primeros medios en analizar este tema tan crucial.

Y que conste que desde aquí no somos para nada agoreros ni climatófilos per sé, pero el tema es que todo ese gasto en energía es superfluo e innecesario, especialmente cuando hay otras formas igual o más sostenibles de aportar veracidad a una red Blockchain. Efectivamente, lo de Bitcoin fue un gran y disruptivo avance pero, como inventar el futuro es siempre una ardua tarea en la cual surgen inevitablemente problemas imprevisibles, el hecho es que Bitcoin tiene de forma nativa un error de diseño que hace que suponga un auténtico derroche de esa energía tan necesaria, pero que requiere de tanta eficiencia en su uso en nuestra era del cambio climático.

Ethereum vio rápido que la PoW era un error, y apostó por un nuevo concepto al que sin embargo le está costando un (cripto)mundo dar el salto

 Que Significa Que Ethereum Es Proof Of Work Y Por Que Quiere Llegar A Proof Of Stake 3

Realmente, Vitalik Buterin y su Ethereum (la segunda cripto-moneda más importante) trajeron importantes novedades a la cripto-esfera. Entre ellas las dos más importantes están por un lado esos contratos inteligentes que han propiciado el surgimiento de las DeFi y todo un ecosistema a su alrededor (con o sin Ethereum). La segunda novedad que trajo Ethereum fue su intención de abandonar el innecesario y obsoleto concepto de PoW en favor de otra alternativa que aportase la misma veracidad, con un coste medioambiental y una huella de carbono sensiblemente más sostenible.

Esa alternativa fue en su momento la denominada como “prueba de participación” o PoS (“proof of stake” en inglés). Con la PoS el minero de cripto-monedas deja de “apostar” dinero en forma de consumo energético, de forma que ésa es la penalización que desincentiva que el lado oscuro intente colar transacciones fraudulentas que le roben a usted sus cripto-monedas. Por el contrario, esa suerte de garantía que un nodo arriesga si es “pillado” con la PoS es una cantidad variable de las mismas cripto-monedas de la red que uno esté utilizando; en este caso Ethereum. Si uno intenta “colar” en el sistema una transacción falsa que le transfiera unas cripto-monedas ajenas y le cogen “in-fraganti”, con el PoS la red le penaliza arrebatándole toda la garantía que ha apostado, y que es proporcional al beneficio que habría recibido de haber sido dada por buena.

Así, son las propias cripto-monedas de cada red basada en PoS las que refuerzan la seguridad de la propia red Blockchain, y por lo tanto estas garantías pueden beneficiarse como receptoras de parte del “gas” recaudado mediante su actividad validadora de cada transacción, por la que los usuarios pagan unas comisiones a veces nada despreciables. Esto le permite a cualquier tenedor de cripto-monedas el poder sacar una jugosa rentabilidad sin ninguna complejidad, simplemente con permitir que sus cripto-monedas sean utilizadas por la propia red como garantía. Es lo que se conoce como “Staking”, y puede pagarle a usted un generoso beneficio incluso diariamente, y que puede alcanzar unas cuántas unidades porcentuales en términos anualizados.

Más que mineros en el concepto más originario del universo Bitcoin, lo que Ethereum introduce es la figura del conocido como validador. Así, este validador participa en la red Blockchin de Ethereum (o cualquier otra cripto basada en PoS) validando transacciones y dándolas por veraces junto con todo el resto de cientos de nodos de la red. Recuerden que aquí en una red distribuida la seguridad de las transacciones viene dada no por la posibilidad de hackear un nodo centralizado como en los sistemas tradicionales, sino porque Blockchain como red distribuida hace harto difícil poder hackear a la vez cientos o miles de nodos para conseguir que una mayoría valide una transacción fraudulenta y la dé por buena.

Como ventaja añadida, el concepto de PoS devuelve a la cripto-economía a sus principios más nativos de liberación financiera y de democratización del cripto-dinero, tal y como en los 90 ya nos anticiparan los visionarios cyberpunks. Y es que no se puede obviar que, mientras con el Staking y la PoS la red y sus comisiones revierten sobre los propios usuarios, el hecho es que el ecosistema de la red Bitcoin se encuentra dominado por esos mineros industriales con granjas masivas totalmente profesionalizadas y que además en la práctica ostentan una injustificable posición de dominio del mercado. Al mismo tiempo, en la red Bitcoin se puede decir que los mineros distribuidos individuales han sido prácticamente expulsados del ecosistema Bitcoin por los altos costes, la complejidad, o incluso la imposibilidad de conseguir a pequeña escala el hardware necesario para tener un equipo de minado.

Pero todo parecía de color de rosa en la fiesta del universo Ethereum, y sin embargo la realidad es más amarga

 Que Significa Que Ethereum Es Proof Of Work Y Por Que Quiere Llegar A Proof Of Stake 4

Hasta aquí parece todo muy bonito, y cualquier lector podría pensar que Ethereum por fin ha traído con su PoS un nuevo concepto más evolucionado de verdadera libertad financiera sin penalizar el medioambiente ni tirar inútilmente por la ventana energía cuyo despilfarro es evitable. El problema es que este avance todavía no se ha acabado de producir en el ecosistema Ethereum, si bien ha sido ya iniciado en sus primeras fases. La segunda cripto del mercado lleva literalmente varios años inmersa en el interminable proceso, intentando dar el salto del PoW al PoS sin acabar de conseguirlo: ahora por fin parece que la cosa ya está en marcha, y que entre finales de 2021 y a lo largo de 2022 podremos por fin disfrutar de la famosa Ethereum 2.0 basada en la ansiada PoS.

Pero no obstante, como realmente las cripto-monedas son básicamente un software (que se ejecuta en un hardware, eso sí), a lo que se ha expuesto Ethereum durante todo este largo proceso es a que ya han surgido otras alternativas en el cripto-mercado que sí que han tomado el relevo del PoW, y han implementado protocolos alternativos o el propio PoS de forma ágil y temprana.

Entre una de esas criptos alternativas, está otra de las pioneras del cripto-sistema, IOTA, que realmente no se basa en Blockchain, sino en una alternativa propia al mismo denominada Tangle, y que por su diseño y funcionalidades también cumple sobradamente con unos estándares equiparables en lo que se refiere a la seguridad en el procesamiento de las transacciones. Adicionalmente, Tangle ofrece una gran velocidad de transacción y unos costes muy reducidos, lo que siempre la han hecho desde el principio una red distribuida ideal para los micropagos y para la Internet de las Cosas.

Por aportarles algún dato interesante más, puedo decirles que IOTA implementa una nueva forma de consenso para confirmar la veracidad de las transacciones, de forma también descentralizada y además extremo a extremo, haciendo igualmente confiables a dos partes en la red que no se conocen (ni confían) entre sí. Además IOTA cambia el enfoque, y en vez de implementar una única línea de tiempo con todos los bloques y transacciones que se van validando, IOTA ha sido diseñada implementando muchas cadenas de bloques en paralelo, y esto es lo que obviamente multiplica su escalabilidad, además de su capacidad y velocidad transaccional, a la vez que reduce drásticamente los costes.

Tras IOTA, llegaron al cripto-sistema otras alternativas como Cardano basadas en PoS u otros protocolos igualmente disruptivos

 Que Significa Que Ethereum Es Proof Of Work Y Por Que Quiere Llegar A Proof Of Stake 5

Pero no todo es IOTA a la hora de apostar por alternativas al PoW, o incluso también al propio PoS. De hecho, una de las alternativas más prometedoras tanto a Bitcoin y su PoW, como a Ethereum 2.0 y su PoS es Cardano. Casualmente, Cardano ha experimentado una carrera fulgurante que le ha convertido en la tercera cripto-moneda más importante del mercado tras aquel anticipativo análisis previo a la escalada que ya les trajimos desde aquí hace meses, exponiendo sus bondades como alternativa a Bitcoin o Ethereum. Cardano implementa su propia Blockchain basada en PoS de forma nativa, y que ha denominado Ouroboros.

Adicionalmente, Cardano trae bajo el brazo otros avances muy disruptivos, y que le permiten erigirse como una de las mejores alternativas existentes en la actualidad para entrar en el prometedor y masivo mercado de la tokenización. La tokenización le permite a un tercero crear tokens (o unidades de valor) sobre una red distribuida, que no son sino como cripto-monedas pero no enfocadas principalmente a pagos e intercambios al uso de una moneda de curso legal. Por el contrario la tokenización pretende dar soporte cripto a cualquier moneda o unidad de valor para usos diferentes o particulares, como pueden ser las millas de puntos de una compañía aérea, o cualquier otra moneda de fidelización.

Eso es posible también desde hace años sobre la red Ethereum con sus famosos tokens ERC20 implementados mediante contratos inteligentes, solo que Cardano incorpora en su código fuente esta tokenización como característica nativa, eliminando el gran riesgo que supone tener que desarrollar tus propios contratos inteligentes para otras opciones, evitando el frecuente y potencialmente muy peligroso y costoso error humano. Otras opciones que no se pueden dejar de nombrar son por ejemplo Algorand (que implementa un PoS puro) o la también disruptiva y muy avanzada Stellar, que si bien últimamente ha caído un poco en el podio de las cripto más importantes, no deja por ello de aportar importantes ventajas a las cripto-monedas más tradicionales.

En concreto, en lo que se refiere al tema de hoy de PoW o PoS, Stellar ha optado por implementar su propio protocolo de consenso, el denominado Protocolo de Consenso Stellar (SCP), que aporta una red muy fiable, extremadamente barata, y rápida como el rayo. Stellar también ha catalizado en poco tiempo el surgimiento sobre la propia red Stellar de todo un ecosistema de terceras cripto con diferentes características y funcionalidades que se implementan abriendo diferentes “trustlines” sobre la propia cartera de Stellar. Algunos ejemplos pueden ser las stablecoins que replican la paridad Euro (hay pocas alternativas fiables ahí afuera), otras que van indexadas al oro, o muchas otras opciones muy prácticas y que permiten diversificar riesgos e inversiones.

Pero con todo ello, con todos estos avances, con todos estos protocolos sean PoW, PoS, o lo que quiera que elijan ustedes como cripto-activo, recuerden que aquí no hay ninguna opción 100% segura. Aparte del tema de que ya se están popularizando los atracos físicos a punta de navaja para robarle a usted sus cripto-monedas virtuales, tenga usted en cuenta que toda inversión tiene un riesgo obvio de robo o fraude, y que las cripto-monedas no son una excepción, en la cual se añade además el riesgo técnico propio de todo software: no hay forma de tener sus cripto-monedas 100% seguras, ni aunque cuenten ustedes con una “cartera en frio”, si bien mejoran ostensiblemente la seguridad. Y es que no olviden que incluso con estas carteras de “cold storage”, éstas sólo almacenan sus claves privadas que le autentifican en la red, y realmente su dinero pasa a estar residente en la red distribuída de su elección.

 Que Significa Que Ethereum Es Proof Of Work Y Por Que Quiere Llegar A Proof Of Stake 6

Por ello, por muy seguras que usted tenga esas claves privadas y no se las puedan robar, los atacantes siempre pueden optar por el “atraco al propio banco”, y con un ataque del 51% de los que se popularizan conseguir tomar control de la red, e insertar transacciones fraudulentas que les transfieran el dinero de nuestras cripto-carteras a la de los ciber-delincuentes, sin importar mucho si la cosa iba con PoW, PoS, o cualquier otro. Como ven, al igual que en el mundo real más financieramente tradicional hay riesgos de que le hagan firman una letra pequeña fraudulenta, o de que su intermediario le engañe, en la cripto-economía hay otros riesgos que también están ahí. Pero, en este mundo de delincuentes de todo tipo siempre al acecho, nunca hay forma de ponerse 100% a salvo, y es simplemente cuestión de tomar las mejores medidas, cruzar los dedos, y asumir los inevitables riesgos. También al cruzar la calle le puede atropellar un coche, o le pueden poner una pistola en el pecho al volver a casa cualquier noche.

Imágenes | Pixabay elifxlite | Pixabay geralt | Pixabay openclipart-vectors | Pixabay jillwellington | Pixabay sergeitokmakov | Pixabay sammy-williams

Temas
Inicio