Compartir
Publicidad

¿Y si la baja productividad de España tiene que ver con el envejecimiento de la población?

¿Y si la baja productividad de España tiene que ver con el envejecimiento de la población?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El envejecimiento de la población de España a parte del aumento del gasto en pensiones, también va aumentar el gasto en el sistema sanitario, ni solo va a ser un problema de gasto.

Es decir, una sociedad cada vez más envejecida cambia los patrones también de consumo, su preferencia en inversión o reducir la productividad media. El envejecimiento de población también afectará a los ingresos del estado.

Nos podemos preguntar: ¿Cómo afecta el envejecimiento de la población española a la productividad?

En una población más envejecida baja la productividad

Aquellos que vinculan un aumento de la población mayor a una menor productividad, lo hacen pro varios motivos.

La principal causa es que si se evoluciona en una población en la que la tasa de actividad tenderá a disminuir si no se compensa los trabajadores mayores con un incremento de flujos de inmigración, la productividad, descenderá y seguir con el nivel económico y los recursos necesitarán medidas para aumentar la productividad.

Por tanto, se tendría una población cada vez menos trabajadores ocupados por jubilados y cada vez menos productivos. Existe una relación directa entre el peso de la población con mayor edad y un aumento del trabajo a tiempo parcial, pero existiría una estancamiento de la productividad por trabajador cuando este cumpla 50 años de edad.

El Banco de España se ha comentado su preocupación y esta se extienda a nivel de los países miembros de la Unión Europea por los bajos aumentos de la productividad en España, ha aumentado una media del 0,2 por ciento en las últimas décadas.

Existe peligro de un aumento de los costes laborales de las empresas, que afecta a la competitividad y desacelera otros factores, como la mejora del crecimiento económico. Tampoco es nada nuevo, ya que el Fondo Monetario Internacional (FMI) hace años dice que existe este peligro en los países más envejecidos.

¿Cuál es el problema que hay por detrás del envejecimiento de la población?

En España este problema es complejo, y tiene que ver con el número de trabajadores que tienen las empresas españolas, los niveles de formación, los sectores económicos o la reducida innovación de las empresas.

El Banco Central Europeo establece que la tasa de dependencia (proporción de personas de más de 65 años sobre la población de entre 16 y 64 años), aumenta en Europa en su conjunto. El Banco de España espera que en nuestro país aumente hasta el 50 por ciento en 2050, y gran parte es por el envejecimiento del 'baby boom'.

El Banco Central Europeo establece que el envejecimiento de la población también puede tener repercusiones a nivel macroeconómico poco favorables en la productividad, la población activo y el tipo de interés real de equilibrio. El Banco de España precisa que es previsible que los cambios de población afectan al consumo y ahorro, y reduce el aumento de la productividad.

Según el Banco Central Europeo muestra que el 75 por ciento del aumento acumulado del empleo en la fase recuperación económica en Europa corresponde a la población de 55 a 74 años, debido al aumento de la tasa de participación de este grupo de edad. El efecto que puede tener esto va a ser un aumento del trabajo a tiempo parcial que tiene menores tasas de productividad.

El paro y los trabajadores en activo se concentración entre los 40 a 50 años

Según datos de la Encuesta de Población activa (EPA) muestran que, al menos, la ocupación como el paro están focalizados en el segmento de población de 40 a 50 años, como se puede ver en la gráfica “Ocupados y parados entre 20 y 54 años”:

Ocupados Y Parados Entre 20 Y 54

Es lógico, ya que los trabajadores activos de más de 45 años sobre el total ha pasado del 31,6 por ciento en 2007 al 44,9 por ciento a principios del 2019. El tramo de edad entre 40 y 49 años acumula el 31 por ciento de los trabajadores activos y el 25 por ciento de parados.

Ante de la crisis, a final de 2007, la concentración de los trabajadores activos está en los segmentos de edad entre 25 y 39 años. De 30 a 34 años es del 16 por ciento, de 35 a 39 años es de 14,8 por ciento, y de 25 a 29 años es de 13,8 por ciento.

Aunque, durante este año estos segmentos se han variado hacia edades mayores como el 40 a 44 años es de 16 por ciento, de 45 a 49 años es de 14,9 por ciento y de 35 a 39 años es de un 13,8 por ciento.

Los niveles de mayor actividad y productividad están relacionadas con los niveles de formación de los trabajadores. Es decir, 8,4 millones de trabajadores en activo con educación superior, la mayor parte está entre los 40 y 49 años.

Banco de España y el BCE aconsejan vigilar el envejecimiento y la productividad

El mercado laboral en España está cada vez más envejecido, pero cada vez hay menos trabajadores, y peor formado a nivel de estudios superiores. Esto se puede ver en la población inactiva por jubilación o prejubilización que a día de hoy alcanza el 39,4 por ciento, frente el 33,1 por ciento de hace más de una década.

El Banco de España y el Banco central Europeo quieren que los gobiernos pongan atención al envejecimiento y la productividad.

Ante este problema, se debe afrontar a través de incentivar la participación de los trabajadores mayores, seguida de una política migratoria según las necesidades del mercado laboral y fomentar la natalidad, a parte, de políticas educativas y captación de profesionales cruciales. Es decir, sostener la población activa, incrementando la formación de los trabajadores y su valor añadido.

En El Blog Salmón | España, entre los países con mayor crecimiento tecnológico pero baja producción

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio