Compartir
Publicidad

La economía colaborativa pura no para de crecer en el turismo, toda la información

La economía colaborativa pura no para de crecer en el turismo, toda la información
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de nosotros ya hemos empezado las vacaciones de Julio y nos hemos sorprendido de los precios a la hora de alquiler los apartamentos en la costa. El alquiler durante una semana, de un apartamento en la costa, en los meses de julio o agosto puede superar los 1.800 euros.

El precio es un 3 por ciento más caro este verano en toda la costa de España respecto a los precios que se tenían durante el 2017. Se puede decir que el mercado inmobiliario se ha puesto por las nubes, otra vez.

Cada vez más gente ha querido hacer un cambio y empezar a utilizar la vieja fórmula: el intercambio de la vivienda. Es decir, utilizar la fórmula de la economía colaborativa pura.

Nos podemos preguntar: ¿Qué tipo de usuario utiliza el intercambio de vivienda? ¿Qué destinos prefieren y en qué periodos del año realizan estos intercambios?

El intercambio de vivienda ya existe desde hace 50 años

Frente al lucrativo negocio de las plataformas de alquiler de apartamentos vacacionales, como Airbnb o Homeway, despunta la fórmula más pura de la economía colaborativa con el intercambio de la vivienda.

Muchos usuarios realizan intercambios de viviendas a través de diferentes plataformas alrededor de todo el mundo. El trueque, en el que no hay una compensación económica y está exento de cualquier tipo de impuesto, es la opción preferida para aquellos que quieren tener unas buenas vacaciones.

Consiste en que un familia que ha registrado su vivienda en una de estas plataformas (algunas piden una cuota anual) puede alojarse en casa de otra familia e intercambiar la suya, o no hacerlo y a cambio pueden recibir un tipo de compensación a nivel de puntos para realizar alguna estancia en el futuro.

Durante el 2017, se han intercambiado alrededor de 750.000 casas, pisos o apartamentos. El incremento anual es de un 30 por ciento el número de usuarios alrededor del mundo. El total de noches reservadas en estas plataformas durante el año pasado han superado los 2,5 millones.

Cada año, el número de intercambios se multiplica cada vez más. Esta modalidad de viajar lleva existiendo más de 50 años pero es en este momento, gracias a la potenciación de este tipo de plataformas, como Intercambiocasas y Guesttoguest, cuando es más accesible al gran público.

El perfil de pareja con 2 hijos está cambiando como perfil de intercambio de vivienda

El ahorro económico es el gran motivo para utilizar este tipo de plataformas de intercambio de vivienda. Al tratarse de una práctica pura basada en el consumo colaborativo permite ahorrar en el alojamiento, al que se suele dedicar más del 50 por ciento del presupuesto de nuestras vacaciones, por tanto, se puede decir que el ahorro medio para una familia de 4 miembros puede alcanzar los 2.200 euros.

Por tanto, las familias se pueden plantear viajar a destinos diferentes y lejanos, para descubrir diferentes sitios alrededor del mundo sin tener que hacer ningún sacrificio económico. Este tipo de intercambio también se puede llegar a economizar en comidas, garajes, alquileres de bicicletas...

Las casas están mejor equipadas, ya que suelen ser viviendas habituales que no están dedicadas en exclusiva al turismo. Es decir, cualquier familia puede entrar directamente para unas vacaciones sin tener que traer muchos de sus objetos personales.

Cada vez más son los hogares que son reacios al alquilar en períodos vacacionales y que han tenido en el intercambio una vía para sacar el mayor partido a sus segundas residencias. Este tipo de ofertas suponen ya el 30 por ciento de los intercambios.

El 80 por ciento de los clientes son familias con 2 hijos, y un nivel económico medio y medio-alto. La estancia media va desde 1 semana hasta los 90 días, aunque esta tendencia va cambiando poco a poco para popularizarse a más públicos.

Cada vez son más jóvenes y solteros que quieren disfrutar de esta fórmula de economía colaborativa por todo el mundo. Este perfil son de aventureros que son capaces de recorrerse todo el mundo sin contratar un hotel.

Los destinos que prefieren los usuarios a la hora de intercambio de su vivienda

Por detrás de Francia, España es el segundo país a nivel mundial que se utiliza este tipo de economía colaborativa, es decir, el intercambio de casas, apartamentos o pisos. El principal destino de los españoles es Francia, Italia y Alemania.

Las principales comunidades elegidas por el intercambio son Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid e Islas Baleares, y las ciudades que reciben mayor número de estos intercambios son Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y Granada.

Según la época se prefiere diferentes destinos para el intercambio de la vivienda. En la época estival los usuarios prefieren viviendas cerca de la playa o la montaña y de fácil acceso, con una piscina o terraza. Durante el resto del año prefieren por las grandes ciudades europeas.

En El Blog Salmón | ¿Economía colaborativa o economía 'desintermediada' de bienes infrautilizados?

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos