Compartir
Publicidad

Obama alcanza acuerdo por techo de la deuda, a costa de un fuerte plan de austeridad

Obama alcanza acuerdo por techo de la deuda, a costa de un fuerte plan de austeridad
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los planes de austeridad que sacuden a Europa, comenzarán ahora a hacer mella al otro lado del Atlántico demostrando que esta crisis no tiene fronteras. El presidente Barack Obama señaló anoche que los líderes de ambos partidos políticos alcanzaron un principio de acuerdo para elevar el techo de la deuda de la nación en 2,1 billones de dólares, a cambio de reducir el déficit federal en 2,5 billones de dólares de aquí a diez años. Aunque la decisión la debe ratificar el Congreso hoy lunes, para Obama el acuerdo ya está hecho y obligará al gobierno :

“a realizar una seria reducción del déficit… pero lo más importante, es que nos permitirá evitar el incumplimiento”.

Los líderes del Congreso llegaron a un acuerdo bipartidista para elevar el techo de la deuda en 2,1 billones de dólares, suficientes para atender las necesidades de la nación hasta el año 2013. Ahora deben preparar recortes presupuestarios por 917.000 millones de dólares en diez años, y buscar otras fórmulas de ahorro de aquí a fin de año por 1,5 billones de dólares adicionales. Como era de esperar, los mercados respondieron favorablemente a estos anuncios y en la Bolsa de Tokio tanto el dólar como el petróleo subieron mientras el oro experimentó una ligera caída.

El Presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, señaló, en estas siete diapositivas, las características principales de este acuerdo que tiene tres aspectos centrales, y que son tres compromisos que asume el gobierno de Obama:


  • 1.Realizar recortes presupuestarios en una cifra mayor al aumento del techo de la deuda

  • 2. Implementar límites de gasto para restringir el gasto futuro

  • 3. Avanzar en una enmienda de presupuesto equilibrado

Como indica The Wall Street Journal, el aumento del techo de la deuda no se realizará de una sola vez sino en tres etapas. Se liberarán inicialmente 400.000 millones de dólares, mientras otros 500.000 millones de dólares se dispondrán a fin de año. La tercera entrega de recursos por 1,2 billones de dólares se realizará durante el año 2012 de acuerdo a los avances en los recortes por 1,5 billones de dólares. Si el comité especial no puede entregar un programa de recortes, se aplicará un recorte por 600.000 millones de dólares en defensa y en otros programas, pero no se tocarán los planes de salud a las personas de bajos ingresos.

Estos planes de recortes por 2,4 billones de dólares constituyen sólo el 60% de lo que las agencias calificadoras de riesgo pedían (4 billones de dólares) para no quitar la AAA a la deuda de Estados Unidos. Si Fitch, Moody y Standard & Poors consideran que las reducciones son insuficientes, no tardarán en comenzar a ejercer nuevas presiones para más recortes. De esta manera, el plan de austeridad puede someterse a nuevas modificaciones y significar aún mas recortes presupuestarios a la primera potencia económica. Estos planes, por cierto no ayudarán a la reactivación de la economía, y sólo las bolsas disfrutarán de saludables beneficios mientras dura la fiesta. En breve, todo nuevamente se irá a pique dado que la economía enfrenta un problema global de demanda. Y sin demanda, no se resuelve el tema medular de todos los temas económicos: el empleo.

Más información | The Wall Street Journal
En El Blog Salmón | A propósito de la deuda de Estados Unidos y el derroche de la era Bush
Imagen | bethcanphoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos