Sigue a El Blog Salmón

thomas_robert_malthus1.JPG

Dentro de nuestra serie de Economistas Notables, hoy les presentamos a Thomas Robert Malthus, economista y filósofo inglés reconocido por sus estudios en política económica y en demografia.

Biografía

El reverendo Thomas Robert Malthus nació en Dorking, al sur de Londres, Reino Unido, el 13 de febrero de 1766, el sexto de siete hijos, el segundo varón. Su padre, Daniel Malthus, en esa época estaba en contacto regular con los filósofos François-Marie Arouet, conocido como Voltaire, Jean-Jacques Rousseau y David Hume.

Thomas Robert Malthus estudió en la Universidad de Cambridge y fue elegido tutor de Jesus College, de esa universidad en 1793. Después de ser ordenado cura, dividió su tiempo entre el pueblo de Albury y Cambridge. En 1804, cuando se casó, dejó la Universidad de Cambridge y le nombraron profesor de Historia Moderna y de Política Económica de el colegio de la Compañía Británica de las Indias Orientales, en Haileybury, convirtiéndose en el primer académico de economía.

Además de participar activamente en 1821 en la formación del Club de Economía Política (con David Ricardo y James Mill, padre de John Stuart Mill) y de la Real Sociedad de Estadísticas, en 1834. Recibió varios honores, incluyendo de la Real Academia de Berlin y también ser designado miembro de honor de la Academia francesa de Ciencias Políticas y Morales..

Thomas Robert Malthus falleció en Bath, Reino Unido, el 23 de diciembre de 1834.

Principales trabajos y contribuciones

En plena época del periodo de la Ilustración, del Siglo XVIII, donde se estaban primando las ideas del desarrollo humano, de las continuas mejoras y de la razón humana, ideas abanderadas por David Hume, Immanuel Kant y Adam Smith, Malthus llegó con sus ideas más negativas (realistas) sobre la naturaleza humana, basadas en sus estudios sobre la demografía con su enfoque que el crecimiento de la población está limitado por sus medios de subsistencia.

Su obra maestra, con su título completo fue “Ensayo sobre los principios de la población como impacta a la mejora de la sociedad, con comentarios sobre las especulaciones del Sr. Godwin, Condorcet y otros escritores“. La parte final del título, refiriéndose a William Godwin y al Marqués de Condorcet y los ‘otros’ incluyendo refiriéndose a Adam Smith y a David Hume, lo añadió en sucesivas ediciones, respondiendo a críticas y comentarios a ediciones anteriores. La primera de sus seis ediciones de esta obra, que inicialmente la publicó de forma anónima, salió en 1798, y la sexta y última edición se publicó en 1826.

Su proposición fundamental consistía en que el aumento de la población seguía un ritmo geométrico mientras el crecimiento de los recursos para la subsistencia crecían a un ritmo aritmético. Como consecuencia, el crecimiento de la población y de la riqueza tiene un techo natural y que la naturaleza tenderá a forzar la limitación de la población a través de acontecimientos naturales, como son el crimen, las epidemias, las guerras y los vicios.

También vio la pobreza como un control natural al crecimiento de la población, creyendo que personas con pocos medios tendrían menos hijos.

Su “Ensayo sobre los principios de la población“ fue leído por los biólogos Charles Darwin y Alfred Russel Wallace, con su enfoque también en la evolución económica y el crecimiento dinámico, que reconocieron que impulsó sus teorías de la selección natural.

Por la aparente lógica de estas ideas, la menor disponibilidad de reproducción de los pobres por su falta de recursos, y la relación geométrica/aritmética mencionada, estas ideas tuvieron mucho auge en su momento. El problema es que las dos ideas fundamentales de Malthus resultaron ser equivocadas.

Primero, se han visto resultados exactamente opuestos en términos de reproducción de los más pobres. Por razones estrictamente darwinianas, relacionado con la incertidumbre de la supervivencia de sus hijos, resulta que los más pobres tienen más hijos que los más ricos.

Segundo, su análisis geométrica/aritmética sobre la control de la población también resultó ser equivocada en la realidad por no tener en cuenta el desarrollo humano de los medios de producción, la división y especialización del trabajo y el aumento de la inversión. En cuanto a la agricultura, Malthus ignoró las mejoras en su productividad, la introducción de la ciencia en la agricultura, mejoras en los métodos agrícolas, su mecanización, nuevas pesticidas y la introducción de variedades de trigo y otras variedades de alto rendimiento, es decir, no predijo la revolución verde.

Además de ser criticado por los líderes de la Ilustración, Malthus también fue criticado por Karl Marx y Friedrich Engels que argumentaron que este exceso de población engrosaría las filas de la fuerza laboral industrial que explotarían los capitalistas y que les mantendrían vivos, aunque al límite. Además, criticaban las teorías malthusianas por dar justificación científica a los capitalistas por el estado lamentable de la población, estado mantenido por estos capitalistas en su camino a la explotación.

En 1800, Malthus se interesó por lo monetario y publicó un folleto argumentando que la subida de precios seguía el aumento de la masa monetaria, que suena monetarista.

A partir de 1810, inició una larga amistad de 20 años con David Ricardo y mantuvieron un diálogo sobre temas monetarios, casi siempre estando en desacuerdo sobre estos temas. Cuando en 1814 se lanzó en apoyo de las Leyes de Maíz, donde el gobierno inglés introdujo aranceles sobre la importación de maíz, argumentando en favor de la producción nacional, Malthus se juntó en el lado de los proteccionistas.

Malthus también desarrollo su teoría de desajustes entre la demanda y oferta donde excesos de algunos productos se podrían producir, admirado por John Maynard Keynes.

Malthus hoy en día

Las teorías de Thomas Robert Malthus se ven hoy, siempre que se lee algo relacionado con el exceso de población, con la falta de recursos y con la imposibilidad de sostener el crecimiento de la población y del consumo continuo.

También se ve a Malthus en estos momentos que se está hablando mucho de las limitaciones del medio ambiente y de su incapacidad de sostener el camino consumista y de crecimiento en el que estamos. En el pasado, la innovación, el desarrollo de la tecnología y el ingenio humano le ha desmentido. Veremos más innovación, desarrollo de tecnología e ingenio humano en el futuro, espero que suficiente.

Imagen | Wikimedia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios