Economistas Notables: Friedrich Engels

Síguenos

Engels y Marx

Friedrich Engels es conocido como el coautor de El Manifiesto Comunista, junto a Karl Marx. No obstante, aunque su obra tiene vida propia su nombre siempre quedará ligado al de Marx, de cuya obra fue el principal y más importante promotor. Sin Engels el mundo en el que vivimos tal vez hubiera sido muy distinto. Engels es nuestro Economista Notable de la semana.

Biografía

Engels nació en Barmen, Renania del Norte (Alemania), en el seno de una familia capitalista, dueña de fabricas. Fue a estudiar a Berlín, donde entró en contacto con las ideas más radicales de su tiempo. Después fue enviado por su familia a Manchester para llevar los negocios familiares y con la esperanza de alejarlo de sus ideales.

Engels apoyó a Marx económicamente y trabajó con él en algunas obras. Fue Engels el que mostró a Karl Marx el movimiento obrero inglés lo incitó a criticar la teoría económica clásica. A la muerte de Marx, Engels publicó y editó el segundo y el tercer volumen de El Capital. Además fue el líder indiscutible del socialismo y secretario de la primera Internacional y ayudó a fundar la tercera segunda.

El Manifiesto del partido comunista

Probablemente fue la obra más conocida de Engels y Marx. Lo escribieron en 1848 por encargo de la Liga de los Comunistas (fundada por el propio Marx). Se trata de una destilación de todas sus reflexiones sobre temas filosóficos, económicos y políticos.

El programa político de del Manifiesto preveía la superación de la propiedad privada de los medios de producción para transferirla al estado que dejaría de ser un “comité de dirección de los asuntos ordinarios de la burguesía” para ser la expresión política del proletariado.

El Manifiesto nos ha dejado algunos párrafos a recordar, como los siguientes:

Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Los Comunistas […] declaran abiertamente que sus fines solo pueden alcanzarse por el derrocamiento forzado de todas las clases sociales existentes. Dejemos que las clases dirigentes tiemblen ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder excepto sus cadenas. Tienen un mundo que ganar. Trabajadores de todos los países ¡uníos!

Otras obras de Friedrich Engels

Engels empezó a escribir en su primera estancia en Manchester. Entre sus obras individuales cabe destacar Situación de la clase obrera en Inglaterra en 1844, en la que observa que la mortalidad por algunas enfermedades era más alta en las ciudades que en el campo. Este libro se sigue utilizando a día de hoy como descripción de las condiciones de vida de la época.

Engels también escribió otras obras notables, la mayor parte de ellas con Marx. Con Marx escribió La ideología alemana y La sagrada familia, que ya indicaban la fuerte ideología de los autores. Estas obras pertenecen al periodo que el economista permaneció en París, que acabó por una revolución en Francia.

Más tarde volvería a Manchester donde volvió a trabajar en la empresa de la que su familia era propietaria en parte con el objetivo de apoyar a Marx económicamente. Al tiempo se desplazó a Londres con Marx, donde permaneció hasta su muerte. De sus últimos años destaca El origen de la familia, la propiedad privada y el estado. Este ensayo fue bastante controvertida en su tiempo, lo finalizó en 1888, tras la muerte de Marx en 1883.

El origen de la familia, la propiedad privada y el estado
tal vez sea la obra más importante de Engels, que todavía es usada en antropología. Partiendo de los rasgos de las comunidades primitivas, Engels sostiene que los cambios en la productividad por la especialización del trabajo en las comunidades primitivas originaron el intercambio y cambiaron a la familia, el matrimonio y el régimen social. Además afirma que el estado nació para ser instrumento de la clase dominante. Con el fin de las clases sociales que establecería el comunismo el estado, que no era más que un instrumento de represión, desaparecería inevitablemente.

Friedrich Engels murió en 1895, habiendo contribuido a cambiar un mundo que ya nunca sería el mismo.

Imagen | Javier Navarro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios