Sigue a

gestha


Sólo se me ocurre una palabra para calificar el informe “Adiós a las clases medias” elaborado por el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha): demoledor. Según se desprende de las estadísticas oficiales que han consultado, el número de españoles que viven con mil euros al mes o menos asciende a 17.710.132. Esta cifra se ha incrementado en 1,3 millones de personas desde que comenzó la crisis allá por 2007.

Y no queda ahí la cosa. Como consecuencia de ello se ha producido un repunte en la tasa de precariedad, que mide el porcentaje de núcleos familiares que se ven obligados a vivir con unos ingresos anuales inferiores a 12.000 euros, del 40 % al 43,7 %. Así, según Gestha, en España hay más de 20,6 millones de personas que viven en situación de precariedad, dos millones más que al inicio de la crisis.

Si tenemos en cuenta que en España tan sólo poco más de 16 millones de personas trabajan, circunstancia que visto lo visto se ha convertido en un auténtico lujo, ¿quién sostiene los cimientos de este país? ¿Los más de cinco millones de parados? ¿Los más de ocho millones de pensionistas? Esto, queridos lectores, no hay por donde cogerlo. España camina hacia un precipicio sin que nadie haga lo más mínimo por evitarlo.

A estos datos súmale que alrededor de medio millón de jóvenes, el motor de nuestra economía, están parados y sin expectativas de encontrar empleo en los próximos años. Ante esta situación no les quedará más remedio que emigrar y dejar a nuestro país huérfano de mano de obra cualificada. ¿Cómo sustituiremos este potencial perdido?

Por muchos brotes verdes que nuestros políticos quieran ver, 16 millones de personas, de los que prácticamente la mitad se encuentran en situación de precariedad, no pueden sujetar bajo sus hombros el peso de un país. Si esto sigue así más pronto que tarde en nuestro país sólo convivirán dos grupos de personas: unos pocos que tendrán mucho y muchos otros que tendrán poco. ¿Alguna solución en materia laboral por parte del Gobierno? Ninguna, mutismo absoluto. Cualquiera podría llegar a pensar en que este es el nuevo reparto de riqueza que les interesa.

Vía | El País
En El Blog Salmón | España no es un drama, es lo siguiente, España se empobrece y Apadrina a un niño pobre español

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios