Bankia: yo no quiero pagar los platos rotos de políticos y Bankeros

Sigue a El Blog Salmón


Alejandro nos acaba de situar el agujero sideral de Bankia en 22.500 millones de euros y ha propuesto como solución puente que se libre una contribución especial para que salvemos a los Bankeros. En el caso de Bankia, yo no quiero pagar los platos rotos, ni con contribución especial, ni con subida de impuestos ni con ayudas públicas. Aquí tienen que pagar otros y no son precisamente los ciudadanos de a pie.

Los primeros que tienen que pagar son los Consejos de Administración de la entidad desde el año 2004. Estas personas han llevado a las cajas a la ruína por sus desmanes y nula gestión. Que les quiten hasta los zapatos que calzan por provocar un problema de tal magnitud que es capaz de arrastrar al país a la ruína. Los siguientes de la lista a pagar son los Gobiernos autonómicos y el Gobierno Nacional de los últimos 10 años. El Banco de España, los diferentes ministros de Economía, los consejeros de economía de las comunidades afectadas, deben pagar y perder todo lo que tienen por negligencia y traición a la confianza depositada por los ciudadanos. ¿Los siguientes en la lista? Los acreedores.

Ya comenté en estas páginas que la única vía para salvar Bankia es separar los activos buenos, los depósitos de los clientes y quer todos los demás pierdan su dinero, desde los préstamos del Banco Central a las acciones que le han colocado a la jubilada de Fuencarral pensando que era un plazo fijo. Sí, deben perderlo completamente que es lo que marca la lógica de la economía. Lo que estamos haciendo, privatizar beneficios y socializar pérdidas sin exigir responsabilidades ni contrapartidas es un atropello moral, ético y social de consecuencias imprevisibles.

Muchos pueden decir que una quiebra de la entidad puede generar el caos, el pánico bancario, que puede arrastrar al euro y que nos encaminamos al colapso mundial por el efecto dominó. Sí, es muy probable que el sistema financiero se tambalee de verdad con una quiebra de estas dimensiones, pero ya tenemos 5 millones de personas quebradas, miles de personas desahuciadas, un Estado que hace aguas por los cuatro costados con las asignaciones presupuestarias y la verdad es que, ya ha llegado el momento de plantarse y no pagar.

Y si de verdad arrasamos el sistema financiero, mejor porque verás tú cómo así se acaba al menos esta crisis de deuda a todos los niveles. Dice un refrán que muerto el perro, se acabó la rabia. Pues algo así puede ser una buena solución porque cuando lo que crea el problema deja de existir, ese problema desaparece. ¿Da miedo pensarlo verdad? Más miedo da ver cómo cada día que pasa, los únicos que salen airosos en la crisis son los mismos que por su nefasta gestión han colocado al país en el filo del precipicio. Con mis impuesto, yo no pago los platos rotos de políticos y Bankeros.

En El blog Salmón | El agujero de Bankia, 23.500 millones de euros. ¿Cómo lo tapamos?, ¿Por qué hay que salvar a Bankia?, 7.000 millones de euros para Bankia, Rato fuera y todo el sistema financiero en peligro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios