Síguenos

BFA


La nacionalización de Bankia a través de la intervención de BFA sigue siendo la noticia del día. Sin embargo, muchos se preguntan, ¿qué es BFA? ¿En qué se diferencia de Bankia? ¿Donde quedan Caja Madrid, Bancaja y compañía en todo este juego? En este post trataremos de resolver todas las dudas respecto a este tema de una forma sencilla.

La historia comienza el 1 de enero de 2011. En pleno proceso de fusiones bancarias, siete cajas de ahorro españolas decidieron fusionarse en un sólo banco. Las cajas implicadas, todas muy perjudicadas por su exposición al ladrillo, fueron las siguientes: Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caja de la Rioja, Caja Ávila, Caixa Laietana y Caja Segovia.

Como resultado de este proceso de “fusión fría” nació el Banco Financiero y de Ahorros (BFA). Tres meses después, en marzo de 2011, los consejos de administración de las siete entidades que formaban BFA decidieron llevar a cabo una rocambolesca operación para crear algo parecido a un “banco malo” dentro de la propia entidad, al que arrojar todo el negocio vinculado con el ladrillo.

Con esta idea nace Bankia, filial propiedad 100% de BFA. Sin embargo, Bankia se convirtió en el hijo predilecto de BFA, de tal forma que este último, empresa matriz, se quedó con la mayoría de los activos más problemáticos haciendo el papel de “banco malo” y Bankia salía al mercado teóricamente saneada de restos de ladrillo y en condiciones de competir con total libertad en los mercados financieros.

Así, la honorífica Bankia anunciaba la salida a bolsa del 55% de sus acciones para el 20 de julio de 2011, de forma que BFA seguiría siendo el máximo propietario de su empresa filial, con el 45% restante.

A partir de aquí, la historia es más o menos conocida por todos: mientras mucha gente invertía en Bankia, el FROB prestaba a BFA 4.465 millones de euros a un interés del 7,75% para sanear sus activos tóxicos. En las condiciones del préstamo se estipulaba que el Estado podría convertir en acciones del propio banco el préstamo si BFA no cumplía las condiciones, lo cual finalmente se ha producido.

Tras la nacionalización de ayer, el Estado tomará el control sobre el 100% del capital de BFA, el banco malo y mal saneado de Bankia, pero como este a su vez posee el 45% de Bankia, se podría decir que el Estado pasará a controlar también a esta entidad.

En El Blog Salmón | El Estado nacionaliza Bankia, Baile de rumores: Bankia podría ser nacionalizada en unas horas, Si Rodrigo Rato fuese un trabajador asalariado normal… (que no lo es), Bankia: las ratas abandonan el barco

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios