Compartir
Publicidad

Desaceleración económica aumenta la presión sobre el sistema financiero

Desaceleración económica aumenta la presión sobre el sistema financiero
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los temores de una desaceleración económica mundial, agravada tras el colapso de los precios del petróleo y las materias primas, se están extendiendo a todo el sector financiero. Las pérdidas continúan día a día y este jueves Deutsche Bank perdió otro 6 por ciento de su valor. Pero el principal banco privado de Europa no está solo en su caída: Societe Generale cedió -12,5 por ciento; UniCredit -7%, Credit Suisse -8,4%; Commerzbank -5,5 por ciento. Al otro lado del océano JP Morgan y Goldman Sachs perdieron 4 por ciento. Los principales bancos de Europa y Estados Unidos consolidan una tendencia negativa muy significativa. El Índice Stoxx Europe 600 Banks ha caído 30 por ciento en lo que va del año. El mercado de valores de Estados Unidos también está bajo fuere presión y dominado por el estado de ánimo pesimista. A Janet Yellen no le quedará otro alternativa que revertir la engañosa alza de los tipos de interés de diciembre y aplicar tipos de interés negativos para "estimular el gasto".

Los mercados bursátiles siguen viviendo jornadas de pánico y los principales índices están en color rojo oscuro. Este jueves, en Japón, el Nikkei 225 cayó un 2,3% a 15,713 puntos; el miércoles la bolsa nipona ​​registró la más grave caída bursátil desde el año 2013 perdiendo en un solo día un 5,4%. Desde junio la bolsa japonesa ha perdido un 25 por ciento. La bolsa de Shanghai, cerrada por la celebración del Año Nuevo Chino ha perdido en lo que va del año un 22 por ciento. Los mercados europeos no logran detener el desplome. El DAX alemán se deslizó 2,9% hasta alcanzar los 8753 puntos, su valor más bajo desde 2014. El índice británico FTSE 100 bajaba 2,4% a 5537 puntos, su menor valor desde 2013. En Francia, el CAC 40 cayó a 4% al nivel de 3897 puntos. El IBEX 35 español perdió 4,9%, cerrando en 7746 puntos. En Italia, el FTSE MIB cerró caída de comercio en un 5,6% a 15.773 puntos.

El Titanic del Deutsche Bank

Quizá no haya nada más parecido al capitan del Titanic que Joan Cryan, el jefe del Deutsche Bank. Aunque ya el guardiamarina de a bordo ha anunciado que estamos a punto de chocar con un iceberg, el capitan dice: * "No importa, sigamos para adelante"*. Es lo mismo que John Cryan. Solo que esta vez todo el mundo sabe que el Deutsche Bank está a la deriva y rodeado de los iceberg de los derivados financieros. O sea, no tiene salida. Sin embargo, la creatividad de ciertos medios, busca encontrarle una salida al Deutsche Bank argumentando que todo es fruto de una macabra conspiración contra el banco, patrocinada por el eje del mal que busca su destrucción.,, Si bien todo esto pareciera ser un clásico argumento para la serie de James Bond 007, con el sistema financiero la realidad supera a toda la fantasía.

De acuerdo a lo informado por el propio Deutsche Bank, los planes de recompra de bonos se actualizaron. Es decir que lo que Usted no compró ayer, podrá comprarlo mañana. El mensaje es claro: el pánico del mercado es exagerado: la economía va en ascenso y todo será mejor mañana al amanecer, por tanto Cálmate!. Los planes del banco alemán inducen a recomprar: Basta ya de vender, si ahora la economía está en alza, ¿Cómo no te das cuenta?!

Algún día habrá que hacer algún psicoanálisis a todos aquellos que presentaban un mundo de maravillas mientras la realidad mostraba que ésta se caía a pedazos... Si es que llega ese buen día, habrá que someter a juicio a todos los que engañaron diciendo que las cosas iban bien cuando en verdad iban mal... y mentían por su propio beneficio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos