El plan de ajuste de Bankia ¿qué ocurrirá si el plan falla?

Sigue a


Hoy hemos conocido el plan de reestructuración y ajuste de Bankia; un plan dictado de manera casi íntegra por Bruselas que es la que pone el dinero contante y sonante en todo el rescate bancario. Este plan deja a grandes líneas un ajuste en la entidad descomunal, riesgos realmente importantes que pueden hacer que fracasen y que de entrada no va a gustar a ninguno de los actores implicados en él.

Tal y como ha explicado Goirigolzarri esta mañana, Bankia tiene que realizar un recorte del 28% de la plantilla, que pasará de de 20.589 a unos 14.500 empleados, la red de oficinas se reducirá en el 39%, al pasar de 3.117 a una horquilla de entre 1.900/2.000 sucursales y también se pone en práctica una quita para los instrumentos híbridos y de deuda del 39% en productos como las participaciones preferentes; del 46% para la deuda subordinada perpetua y del 14% para la subordinada a vencimiento.

Con este ajuste, la entidad prevé entrar en beneficios en 2015 (en torno a 1.200 millones de euros) y deshacerse de la cartera de participaciones industriales, de la división de seguros y pasar en torno a 24.500 millones de euros al Sareb. Además de todos los ajustes expuestos, la entidad no podrá conceder crédito al ladrillo y verá limitada su capacidad de endeudamiento hasta 2014 y tampoco podrá repartir dividendos (si genera beneficios, extremo bastante dudoso) hasta 2014.

La foto es realmente desoladora, dado las necesidades netas de capital de la entidad son de 15.500 millones de euros más 9.000 millones de euros para BFA. En el traspaso al Sareb, que se ha descontado ya vía provisiones y recapitalizaciones anteriores, se requiere generar en torno a 28.000 millones de euros en caja en tres años.

Con el panorama económico español, los objetivos de centralización de carteras en pymes y particulares y el lamentable escenario económico que se plantea para España, salvar Bankia (y por extensión el dinero de todos nosotros) se plantea como una tarea casi imposible de cumplir. ¿Qué tenemos a favor? Que al menos tenemos profesionales de la banca al mando, no a políticos a sueldo de los partidos y de sus intereses privados que han dejado la entidad en la posición actual, aunque Goiri no quiera mojarse disparando a sus predecesores. ¿Qué tenemos en contra? Un agujero sideral cercano a los 40.000 millones de euros a pagar vía dinero público si la entidad se va al garete.

Más Información | Bankia
En El Blog Salmón | BFA, Bankia, Caja Madrid, Bancaja… No te líes, te lo explicamos todo, Bankia delenda est

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios