Sigue a El Blog Salmón

hipotecas-mutldivisa.jpg


Después del artículo sobre ¿Qué es un hipoteca?, y con la esperanza de que nuestra hipoteca no dure tanto como anuncia el dibujo en la calle (al menos sería un gran consuelo), podríamos definir otro concepto de hipoteca, llamado multidivisa, el cual puede ayudarnos o favorecernos de los bajos tipos de interés que hay en algún país en comparación con otros.

Cabría explicar también, que uno de los puntos importantes de éste tipo de hipoteca es el tipo de cambio, que nos indica la relación entre la moneda en que nosotros vivimos y otras monedas de fuera de nuestro entorno. Por lo que la rentabilidad que nos puede ofrecer esa deuda valorada en otras divisas nos facilita el pago normal de nuestras cuotas hipotecarias; tanto de amortización de capital como de cuota de interés.

Puede ser ciertamente ventajosa si logramos obtener nuestra hipoteca en divisas y momentos en los que la situación de nuestra moneda primeramente y durante el tiempo de la hipoteca de la/s divisa/s en cuestión siga siendo con tipos de interés y tipo de cambio favorable. Es decir, obtenemos cierto riesgo de si ésto no se cumple que nuestras cuotas sean muy superiores a contraer un crédito hipotecario normal, pero si ésto no ocurre nuestra cuota es mucho más baja.

Para explicar de forma clara como puede suceder este mal efecto en nuestra deuda, pongamos el ejemplo de que contraemos nuestra deuda el Yenes japoneses; 300.000 € en yenes a un tipo de cambio de 120 €/Yen serían 36.000.000 millones de Yenes. Que sería el valor real en el que hemos definido nuestra deuda. Bien, si por ejemplo el tipo de cambio subiera, es decir el Yen se apreciara con respecto al Euro, nuestra deuda sería mayor, 300.000 × 125 = 37.500.000 Yenes.

Es por tanto muy importante que si vas a contraer un tipo de hipoteca multidivisa que aproveches un momento en el que nuestra moneda de orígen posea una fuerte situación de valor sobre las divisas que elijamos para contraer nuestra deuda.

Otro punto que cabría explicar es el del tipo de interés bajo. Si nuestra deuda en Yenes es de 36.000.000 los intereses hipotecarios que pagaremos serán con respecto al tipo de interés de la zona económica correspondiente a esa moneda. Es decir, estaremos hablando del tipo de interés que marca el Banco Central de Japón.

Habría que decir, que una hipoteca multidivisa normal no sólo está basada en una divisa en concreto, sino que posees tu deuda “repartida” o comprar mejor dicho en varios tipos distintos de divisas; los más comunes por sus características de mayor a menor uso mundial son: Yen japonés, Franco Suizo, Dólar US, Dólar Australiano y Dólar Neozelandés. Así, podemos repartir la deuda evitando riesgos en caso de que alguna de las monedas sufra un movimiento desfavorables a nuestros intereses.

Actualmente para un ciudadano Español o Europeo es muy ventajoso adquirir una hipoteca de éste tipo para divisas como el Dólar Americano o el Yen; actualmente nuestros tipos de interés son de un 2% más un diferencial elegido por el banco que suele ser normalmente de un mínimo del 0.5%; mientras que en Japón o EEUU podemos disfrutar de unos tipos de interés más su diferencial correspondiente menores al 1% con alta probabilidad; por que estás pagando muchos menos intereses sobre la deuda suscrita.

En cuanto al tipo de cambio, en el momento actual es algo complicado valorar si puede ser favorable por la estabilidad que venimos teniendo en el último mes; dicha estabilidad en parte también es buena ya que nos garantiza que podemos confiar en que no habrá grandes cambios.

En definitiva
, las hipotecas multidivisa es una forma más de obtener un crédito bancario de tipo hipotecario en el que podemos aprovechar la situación financiera de otras divisas con respecto a la nuestra, así como el bajo valor de los tipos de interés.

Imagen | rinzewind
Fuente | euribor, rankia
En el Blog Salmón | ¿Qué es una hipoteca? y ¿Qué son los tipos de cambio?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios