Sigue a

World Bank

Si alguien pensaba que las cosas estaban mejorando, este informe del Banco Mundial es un buen balde de agua fría. El Banco Mundial ha advertido hoy que la eurozona entrará este año en recesión, lo que podría llevar a un desplome de la economía mundial, por lo que pronosticó un débil crecimiento global.

El BM señaló que los mercados emergentes se enfrentan a riesgos tan grandes como los de 2008/2009, con la esperanza menor de aplicar una política efectiva. De acuerdo a las previsiones del organismo presentadas hoy, la economía de la eurozona se contraerá un 0,3 por ciento este año para registrar un leve crecimiento, del 1,1 por ciento, en 2013. Este dato difiere del entregado en junio del año pasado cuando se decía que en 2012 la eurozona lograría un crecimiento del 1,8 por ciento. Asimismo, las previsiones de crecimiento a nivel global fueron recortadas en más de un punto porcentual para 2012.

Estos efectos también se harán sentir en los países emergentes y en vías de desarrollo, dado que no lograrán un crecimiento del 6,2 y 6,3 por ciento, respectivamente, como se pronosticaba en junio. Según las actuales estimaciones, su crecimiento rondará en promedio el 5,4 en 2012, y puede ser corregido a la baja. El BM advirtió que no es seguro que estas cifras de crecimiento puedan ser alcanzadas, dado que la crisis en Europa y la debilidad de los países emergentes y en desarrollo pueden fortalecerse mutuamente y provocar un desplome global aún más fuerte. “Los países en desarrollo deben prepararse para lo peor”, dice el banco.

Los autores del informe están particularmente preocupados por los peligros de una nueva contracción del crédito, provocada por las necesidades de elevado endeudamiento de los países del mundo desarrollado. Los peligros inmediatos han sido en principio frenados por las medidas adoptadas en la eurozona, como la implementación del Fondo de rescate y las medidas del BCE, pero “se mantiene el riesgo de un amplio enfriamiento de los mercados de capital y de una crisis global de dimensiones iguales o superiores a la crisis de Lehman Brothers, en 2008“.

Si cada vez más países tienen menos acceso al capital no debería descartarse que se diera una severa crisis financiera que alcance a los bancos e instituciones financieras de ambos lados del Atlántico. El BM considera que como los países industrializados y emergentes agotaron ya numerosos antídotos en la crisis pasada, el mundo podría tener más dificultad para recuperarse que la vez anterior.

Más información | Banco Mundial, Resumen ejecutivo
En El Blog Salmón | La gran paradoja: a tres años de la quiebra de Lehman Brothers todo sigue igual, Mercados anticipan la llegada de un nuevo “momento Lehman”
Imagen | Banco Mundial

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios