Demasiado grandes para caer... y demasiado grandes para ser rescatados. España e Italia son el dilema del euro

Síguenos

Costo deuda pública española últimos 5 años

Aunque el costo de la deuda soberana ha tenido una tregua, igual se mantiene sobre el 7 por ciento o muy cerca de esta cifra que es totalmente inviable para la economía española. Es una cifra de usura que indica que 7 céntimos de cada euro generado irá a pagar los intereses. O, desde otro ángulo, que tres semanas del trabajo anual se destinarán a este objetivo. Estos son los costos reales del colapso. Un colapso largo y acentuado que ayuda a comprender lo que ha ocurrido en Grecia, Irlanda y Portugal.

El problema es que España no esta sola en este gran dilema del euro dado que Italia, un vecino que muchas veces se olvida, está con problemas similares. Y ambos países son demasiado grandes para pensar en un rescate conjunto. Y si son demasiado grandes para rescatar, son también demasiado grande para dejarlos caer. El dilema del euro comienza a vivir las horas cruciales de su existencia. De nada han servido las palabras del gobierno y las buenas intenciones de los socios de la UE. Estamos en serios problemas y hay que aceptarlo. El costo de la deuda soberana ha escalado a máximos de una década, mientras la economía se desploma como un castillo de naipes. Estamos viviendo el derrumbe de un esquema Ponzi potenciado en las últimas cuatro décadas con la desmedida pasión del consumo desatado.

Todo indica que los costos del colapso serán enormes y que esos costos ya hemos comenzado a pagarlos, pero siguen creciendo a medida que se posterga el momento de la verdad. Si hoy debemos trabajar tres semanas para cubrir el coste de los intereses de la deuda, en poco tiempo más llegarán a cuatro y también a cinco semanas. No es de extrañar que la economía esté bajo tal presión y que el desempleo esté en nivel tan escandalosamente altos como indica esta gráfica:

Desempleo en España a mayo 2012

Esto es porque no hay voluntad de poner fin al esquema Ponzi, y se cree que el problema de deuda se resuelve con la generación de más deuda. Es decir, entregar dinero a los bancos que crearon dinero en forma irresponsable y que no solo han manipulado las tasas de interés sino que también se han prestado para el lavado de dinero y el tráfico de drogas y las impías operaciones de fuga de capitales hacia los paraísos fiscales. Como hemos señalado en otros artículos, este sistema creó la deuda y nos arrastró adonde estamos ahora, y esta deuda se revierte como un bùmerang y lo arrastra a su propio colapso, demostrando que todo no es más que una larga cadena de fraudes y abusos que nadie ha sido capaz de detener. Esto no hace más que precipitar su colapso real y definitivo, pese a todo el sistema político que lo defiende y ampara.

Y ese punto final está muy cerca. España no puede recibir un rescate al estilo griego dado que la UE, ni con toda su invención de fondos posibles, puede seguir creando dinero de la nada. Y aunque se rescate mañana España, luego vendrá Italia y la presión general seguirá siendo abrumadora. Y si lo de Grecia lleva tres años, lo de España e Italia no resistirá 12 meses. Tal vez mucho menos si entra a escena Francia en los próximos dos meses. Francia tiene una deuda pública mayor a la española y muy similar a la alemana. A nadie le ha importado hasta el momento, aunque es una deuda de larga data como señalamos en este post, pero ahora pasará a ser de gran importancia para los tiburones del mercado.

En El Blog Salmón | ¿Cuánto dinero necesita España y Europa para la supervivencia del euro?, La deuda española en cuatro gráficas, La banca zombie, el denominador común de Grecia y España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios