El BCE reconoce que aumentaron los peligros y prevé un duro 2012

Síguenos

Banco Central Europeo

El Banco Central Europeo advirtió ayer que el próximo año será peligroso dado que la crisis de la deuda choca con la desaceleración del crecimiento económico y la escasez de financiamiento en el mercado para los bancos. En la presentación del informe de diciembre, el presidente del BCE, Mario Draghi, señaló que los riesgos para la estabilidad de la zona euro aumentaron considerablemente a medida que el sector bancario continuó su deterioro y las perspectivas de crecimiento se debilitaron.

Si está claro que las tensiones en el sistema financiero europeo han comenzado a acercarse e incluso a superar los niveles vistos tras la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008, el BCE sigue en una etapa de negación y rechaza discutir los riesgos que puede implicar para gobiernos, inversores y contribuyentes, la posibilidad de un quiebre de la zona euro. Dice Mario Draghi:

“No tengo ninguna duda sobre la permanencia del euro. La moneda única es irreversible”

Por su parte, al otro lado del Atlántico, los bancos estadounidenses Morgan Stanley y Bank of America continúan su imparable caída. Morgan Stanley perdió un 5,5 por ciento y Bank of America se hundió un 4,1 por ciento, cotizando por primera vez su acción a menos de 5 dólares, hecho que no se vivía desde marzo de 2009. Esto indica que la banca sigue siendo el auténtico peligro, y que un posible fracaso de la banca europea puede arrasar como un tsunami a la banca de Estados Unidos. Esto es perfectamente posible dado que toda la gran banca se encuentra unida e interconectada en la red de los mercados financieros globales, y así como fueron incapaces de detectar el peligro y frenar las burbujas especulativas, así también han sido incapaces de pararse bajo sus propios pies y siguen siendo una banca zombi parásita de los apoyos públicos.

En el informe del BCE se presentan varios acontecimientos negativos que si bien incrementan más la tensión, el BCE no ofrece respuestas ni planes de contraataque. Por una parte, destaca que entre enero y marzo del próximo año, los bancos tendrán que refinanciar más de 200 mil millones de euros en deudas, mientras que los gobiernos y las empresas enfrentarán también necesidades de financiamiento inusualmente altas. El BCE reconoce que este es el motivo del pesimismo de los inversores, y que los mercados de los bonos emitidos por los bancos estén casi sin vida. Tal vez reconocer que aumentaron los peligros sea la estrategia que urde el BCE para seguir manteniéndolos artificialmente a flote.

En El Blog Salmón | Bancos centrales del mundo dan un golpe financiero a gran escala, El BCE corre al rescate de los bancos pero no da ni un euro a los gobiernos
Imagen | Paul!!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios