Compartir
Publicidad

El viejo truco de la presión y el esfuerzo fiscal se repite con el IVA

El viejo truco de la presión y el esfuerzo fiscal se repite con el IVA
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que estallara la crisis económica hace cinco años, los españoles han sufrido diversas subidas de impuestos, que han sido justificadas por los distintos gobiernos ante una supuesta baja carga impositiva de nuestro país respecto al resto de países europeos. Es el viejo truco de las medias en los impuestos: comparar sólo en porcentaje, obviando la capacidad adquisitiva de las familias para afrontar su pago.

En 2010, cuando el Gobierno de Zapatero sacó a relucir la tijera, el ex ministro José Blanco se encargó de esgrimir ese burdo truco para tratar de hacer creer que España es casi un paraíso terrenal para los ciudadanos en cuanto a impuestos se refiere. Una carga tributaria “muy baja” llegó a decir. El objetivo era allanar el camino para una posible subida ante las exigencias de Europa. En este blog, el compañero IC se encargó en un post de plantear la diferencia entre carga fiscal y esfuerzo fiscal. Este último se calcula dividiendo la presión fiscal entre la renta per cápita.

La historia se repite de nuevo. Primero fue el ministro Montoro quien esgrimió el ya manido argumento el pasado mes de julio, cuando se puso sobre la mesa esta dura subida del IVA. Hoy ha sido el titular de Economía, Luis de Guindos, quien ha afirmado que en materia de IVA, nuestro país se encuentra por debajo de la media europea.

Por tanto, se hace necesario recordar, al igual que hacíamos entonces, al Gobierno que el esfuerzo de los ciudadanos para pagar sus impuestos no es el mismo que el de un alemán o un británico. Las cifras, además, así lo atestiguan: después de la última subida, sólo Suecia y Bélgica superan el tipo máximo de España, que se sitúa en el 52%. Según un estudio para Cato Institute elaborado por los economistas Juan Ramón Rallo, Ángel Martín Oro y Adrià Pérez Martí, la carga está por encima de potencias como Francia, Reino Unido, Italia o Alemania. “Todos estos países disfrutan de una renta per cápita superior a España y pueden resistir con mayor facilidad impuestos más altos”, afirmaban.

Señores ministros, esgriman, al menos, otro argumento para justificar una medida difícilmente justificable en la situación actual. El viejo truco de las medias, la presión y el esfuerzo fiscal ya lo sabemos después de todo este tiempo y no vale.

En El Blog Salmón | Los ingresos de los Estados europeos y sus niveles de impuestos, Presión fiscal y esfuerzo fiscal: falsos sobreentendidos
Imagen | World Economic Forum

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos