Sigue a

Ibex 35 10042012

España ha pasado a ser el centro de la crisis financiera dado que será aquí donde se jugará la gran final por el destino del euro. Y aunque todas las bolsas europeas sufrieron un nuevo desmayo, la bolsa española fue la que se hundió más profundo alcanzando su nivel más bajo en tres años, y acumulando un descenso que en los últimos cinco años llega al 46%, como muestra la gráfica. Son las consecuencias de la resaca que ha seguido a la borrachera de la burbuja inmobiliaria, una implosión que está en pleno desarrollo, por estar en una “simiocracia”.

Como he señalado aquí y aquí, la inquietud se acelera a medida que el costo de la deuda española sigue en aumento. Nadie cuenta que en la subasta de bonos de la semana pasada, el gobierno apenas pudo colocar la cantidad mínima, y a un costo mayor, pese a que la banca española ha sido la gran receptora de las inyecciones de liquidez del BCE. Todo esto no hace más que advertir que España será el próximo país en pedir un rescate, y unirse al destino de Grecia, Irlanda y Portugal… Quien mejor describe esta resaca es Aleix Saló en su nuevo clip: Simiocracia. El joven y brillante creador de Españistan, describe mejor que muchos blogueros la realidad de la crisis económica, una crisis que muchos se empeñaron en ocultar y de negar a sus propios compatriotas.

Saló no sorprende con este nuevo alegato contra quienes permitieron primero y negaron después, la crisis financiera que sacude a España. En este nuevo clip se rie del triángulo pasional que protagonizaron la banca, las cajas de ahorro y las empresas inmobiliarias, con el beneplácito de las autoridades que hicieron la vista gorda. ¿Fue un plan de astutos villanos?, se pregunta Aleix Saló, ¿o fue simple estupidez humana? Lo cierto es que hay una buena mezcla de astucia y estupidez, a lo que hay que agregar la buena dosis de arrogancia que llevó a muchos a negar los hechos pese a que las falencias estaban a la vista.

Ahora España ha entrado en su segunda recesión en tres años y el gobierno anticipa que la economía se contraerá 1,7%. Sin embargo, dado que el desempleo alcanzará el 25% en los próximos meses con la medidas de austeridad, la contracción económica llegará al 3%. Esto tendrá el efecto perverso de hundir aún más a la economía española. Y a medida que el nerviosismo se intensifique y continúe el desplome del mercado inmobiliario, la combinación de desempleo con austeridad tornará aún más agobiante la recesión económica. Todo por la astucia de unos, y la estupidez y arrogancia de otros. Las consecuencias de la simiocracia saltan a la vista.

En El Blog Salmón | Grecia y la cleptocracia financiera inician la caída del dominó europeo, España entra en la espiral de la muerte

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario