Síguenos

PIB trimestral GIPEIFA T1-2005/T1-2013

PIB trimestral GIPEIFA T1-2005/T1-2013

Ya lo habíamos advertido en febrero: Europa se hunde en la recesión 2. Y los datos entregados ayer por Eurostat así lo han confirmado. Europa sigue sumegida en un negro túnel, y todo indica que la situación continuará a la baja. Aunque se da prioridad a la variación trimestral, interesa más la variación de los últimos 12 meses. Y estos datos dan cuenta que Alemania (como muestra la gráfica), completó su primera caída trimestral. Grecia, Irlanda, Portugal, España, Italia, Francia, Alemania y otros países se encuentran con tasas de crecimiento negativas. Esto no da buenos augurios para la resolución de los problemas derivados de la crisis, sino que son una clara alerta de su profundización.

De acuerdo a los datos de Eurostat, la zona euro se encuentra en su más larga recesión, superando incluso las calamidades del período 2008-2009, tras el estallido de la crisis. Nueve de los 17 países que utilizan el euro se encuentran en recesión, y si Alemania sigue su linea descendente en julio podremos estar hablando de 10 o más países en recesión.

Si bien la variación intertrimestral (enero-marzo de 2013 con octubre-diciembre de 2012) indica una contracción de 0,2 por ciento, la variación interanual (primer trimestre de 2013 con primer trimestre de 2012) indica una caída de 1 por ciento de la zona euro. Es el sexto trimestre consecutivo de caída en los países europeos (ver gráfica), y no existe ninguna alternativa real de salida de la crisis. Las políticas monetarias han fracasado dado que sólo han sido un salvavidas para el sistema financiero (precisamente el culpable y creador de la crisis), y los recortes y planes de austeridad han impedido el salvataje de la política fiscal. Por otra parte, los altos niveles de corrupción política han dejado a los países en el des-gobierno, a la espera de que una instancia supra-nacional tome las riendas de unos “Estados Unidos de Europa”, hecho que puede tardar un mínimo de 2 años.

La zona euro se enfrenta al doble golpe de la necesaria reestructuración de sus economías internas y del decepcionante crecimiento que vive el comercio mundial. Todas las cifras de importación van en declive, impulsadas por la contracción que comienzan a sufrir los países emergentes. Esta caída afecta a los países productores como Alemania, que ve peligrar su dominio industrial. Por ello el primer trimestre de 2013 marca su definitivo ingreso a esa zona de catástrofe que tantas veces ha negado frau Merkel.

Esta es una consecuencia directa de las medidas de austeridad impuestas por la Troika, que han causado severos trastornos económicos y un profundo malestar social al alcanzar unas tasas de desempleo de nivel histórico, como las que afectan a España y Grecia. Las malas noticias no son una exclusividad de los 17 países de la zonaeuro, dado que se propagan a los 27 países de la Unión Europea. El Reino Unido y Polonia también han entrado en recesión y la UE en su conjunto sufrió un declive de -0.7 por ciento en el primer trimestre de 2013.

Con una población de más de 500 millones de personas, la Unión Europea es el mayor mercado de exportación del mundo y esto indica que su caída afecta a las empresas de Estados Unidos, Asia, China y los países emergentes. A modo de ejemplo, la estadounidense Ford Motor Company perdió el mes pasado 462 millones de dólares y declaró que las perspectivas de Europa son inciertas. Lo mismo para la cadena de hamburguesas McDonald, que sufrió una caída del 1,2 por ciento en sus ventas en el primer trimetre.

La contracción que sufre Europa contrasta con la expansión de 2,5 por ciento de Estados Unidos, el crecimiento de 7,9 por ciento de China, y el crecimiento de 3,5% de Japón en los últimos 12 meses dado a conocer hoy. La diferencia que existe entre estas situaciones es que mientras Estados Unidos, China y Japón han mantenido planes de estímulo para activar la economía, los países europeos se han concentrado en la austeridad y los recortes presupuestarios, propagando más el desempleo, la caída de la demanda, el cierre de empresas y nuevos aumentos del desempleo.

Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo no ha sido un buen aliado y aunque este mes recortó la tasa de interés para dejarla en su mínimo histórico de 0,5 por ciento, aún pesan las alzas sucesivas e injustificables de Jean-Claude Trichet. La zona euro seguirá en recesión en el segundo trimestre y si hay crecimiento en la segunda mitad del año, no será gran cosa. Europa se encamina a una década perdida muy similar a la de Japón, con un peligroso zigzag en torno a un crecimiento cero. La Troika no ha acertado en sus decisiones y sus absurdos planes de austeridad y consolidación fiscal sólo han acelerado el desempleo a los niveles nunca vistos que hoy existen. Por eso que la situación de hoy es más grave que la de 2008, y al mismo tiempo mucho mas oscura dado que se han agotado los instrumentos de política convencionales y no se ve ningún plan de acción que ayude a contener el proceso de demolición en desarrollo que sufre la economía mundial.

En El Blog Salmón | Europa se hunde en la recesión 2, El negro túnel europeo: nuevo trimestre de recesión en la eurozona

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios