Compartir
Publicidad
Publicidad

La burbuja financiera China ha estallado y se encuentra en pleno desarrollo

La burbuja financiera China ha estallado y se encuentra en pleno desarrollo
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las burbujas son una cruda manifestación de la locura humana y una prueba de ello es que en el esplendor de la burbuja inmobiliaria japonesa los jardines del Palacio Imperial de Tokyo se cotizaban a un valor superior a todo el Estado de California. Ahora, como en China han proliferado los multimillonarios y las modas exóticas, un promotor inmobiliario ha comprado un cachorro en 2 millones de dólares. El perro en cuestión es un mastín tibetano, como indica Market Watch, uno de los perros más caros del mundo. Esto da cuenta de cómo la locura se ha asentado en China, y cómo esta locura se ha traducido en la creación de una gigantesca burbuja que está viviendo sus momentos finales, aunque las siguientes gráficas muestran que en realidad el estallido de la burbuja China ya se ha producido y se encuentra en pleno desarrollo. La primera gráfica recoge el precio de la vivienda, que desde mediados de 2012 se empinó más de un 20 por ciento para comenzar su declive a fines del año pasado. Los años 2012 y 2013 fueron de intensas subidas en los precios de la vivienda en las principales ciudades del país. Parte de este crecimiento estuvo impulsado por la especulación inmobiliaria que nunca se detiene y siempre promete que los bienes raíces son la inversión más segura dado que "los precios nunca caerán"... hasta que empiezan a caer.

China-Money-Supply

La especulación inmobiliaria fue impulsada por la tasa de crecimiento de la oferta monetaria (M1) y su forma más amplia de dinero que es M2. Tanto M1 como M2 han disminuido a niveles no vistos en los últimos 15 años y todo indica que permanecerán por un largo tiempo en esta zona. China se ha convertido en uno de los países más endeudados del mundo y su endeudamiento supera el 200 por ciento del PIB, más de 15 billones de dólares, de los cuales el 80% es deuda pública de acuerdo a los datos oficiales.

Esto lo confirma la caída sistemática en el indice de la bolsa de Shanghai, que ha cumplido tres años de descensos por el impacto que la caída en la demanda mundial comienza a provocar en su sector industrial, más aún en la industria exportadora. Si Alemania ha visto caer la creación de empresas a niveles del año 2003, la oleada que espera a China puede superarla dado que este país potenció su industria exportadora.

Indice-bolsa-Shanghai

Además, durante el período de la burbuja (y en plena crisis mundial), China no supo aplicar los frenos y duplicó su producción de acero tras la crisis de 2008. Esto estimuló la demanda mundial de materias primas y ayudó a inflar los precios de los commodities haciendo creer que China podría tomar el relevo del mando económico. Esto favoreció a los países emergentes y la bonanza les generó nuevas burbujas que también sufrirán un pinchazo con aterrizaje forzoso. En lo que va de 2014 se ha visto una firme tendencia a la baja en el precio de los commodities y especialmente de los minerales. El oro, la plata y el cobre han caído mas de un 30 por ciento desde sus máximos y esta tendencia puede continuar. Complejo se ve el horizonte para los países que desarrollaron sus modelos productivos en base a las exportaciones.

China-producción-acero

Después de producir más de 70 millones de toneladas de acero al mes, las acereras del gigante asiático entrarán en un receso prolongado, dado que la burbuja inmobiliaria China sufrirá un fuerte frenazo al estilo español. Recordemos que un artículo de 2011 señalábamos que la burbuja inmobiliara China eclipsaba a todas las otras burbujas. La ciudades fantasma, al estilo de Estados Unidos (California) y España, emergerán como verdaderos monumentos al despilfarro colectivo. Este clip muestra algunas de esas ciudades fantasma que no escatimaron en gastos:

Como si esto fuera poco, el yuan chino ha comenzado a devaluarse respecto al dólar y en los últimos 30 días se ha deslizado casi un 3 por ciento, convirtiéndose ésta en la mayor caída trimestral desde el cuarto trimestre de 1993. ¿Volverá la guerra de divisas al primer frente de ataque de los países? Habrá que verlo, aunque esa artillería ha demostrado ser potencialmente autodestructiva,

USD-CNY

A modo de conclusión transitoria, podemos decir que existe una situación de alta tensión en China y que el estallido de sus burbujas crediticia e inmobiliaria se encuentra en pleno desarrollo. De ahí que las palabras de Marc Faber sean para tomar en cuenta: lo de China puede muy bien generar una nueva recesión global y encadenar la tan temida situación de impagos financieros que golpearía fuertemente a Europa y Estados Unidos.

En El Blog Salmón | Marc Faber advierte que la desaceleración en China puede provocar una catástrofe, La burbuja inmobiliaria china eclipsa a todas las otras burbujas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos