Compartir
Publicidad

La comunidad Valenciana, la primera en saltar las alarmas de quiebra autonómica

La comunidad Valenciana, la primera en saltar las alarmas de quiebra autonómica
Guardar
31 Comentarios
Publicidad


La financiación sin límite para las comunidades autónomas se ha acabado y todo apunta a que el Estado ha tenido que avalar una deuda de 123 millones contraídos por la comunidad Valenciana con el Deutsche Bank. Este aval se ha realizado mediante la intervención del ICO, proceso que según fuentes de la generalitat es un proceso normal y corriente, pero que a todas luces, hace saltar las alarmas por los adelantos que ha tenido que realizar el estado central en la emisión de transferencias mensuales a Valencia y que no queda nada claro lo que ha ocurrido aquí, por la opacidad que han mostrado ambas administraciones.

La voz de alarma la dio ayer Voz Pópuli y en el resto de medios, léase El País o Expansión, no se argumenta mucho más sobre todo esto, dado que no hay una confirmación clara del Ministerio de Economía sobre el movimiento que ha pasado. Sea como sea, estas situaciones se resolvían antes de la crisis mediante la refinanciación de deuda con la entidad o con nuevas emisiones. Hoy por hoy, las autonomías tienen los canales de financiación cerrados y por eso digo, que veremos más situaciones a esta.

La gestión pasada está pasando factura y aquellas comunidades que más han derrochado, tendrán problemas de manera más rápida y el caso de de la comuniddad Valenciana, tiene un buen mapa para hacer balance. A bote pronto, el aeropuerto de Castellón, la ciudad de las artes, grandes premios de F1 y un largo etcétera hacen de esta tierra, una comunidad en quiebra técnica que requiere una intervención estatal plena ¿Cómo andan el resto? Algunas mejor y otras peor, pero hay leña para casi todas.

En El Blog Salmón | Valencia tendrá que pagar más para mantener la Fórmula 1, Aeropuertos ¿cuándo parar el despilfarro?, Tres personas que confían en la economía española
Imagen | gvaFranciscoCamps

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos