Compartir
Publicidad

La espiral sin fin de la crisis tiene al mundo atrapado entre la espada y la pared

La espiral sin fin de la crisis tiene al mundo atrapado entre la espada y la pared
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los mercados financieros se desploman por un abismo que parece no tener fin y tienen al mundo atrapado entre la espada y la pared. Pese a que gobiernos e instituciones han puesto sobre la mesa todo el arsenal monetario disponible, los mercados siguen insatisfechos y no darán tregua hasta terminar con todo. Las caídas de las bolsas a nivel global en el día de ayer (ver gráficas) puede que marque un hito en esta inconmensurabilidad de la crisis. A la bajas en el Ibex por 3,89% (que lo llevan a acumular una caída anual de 19,9%) se suma la caída de Wall Street en todos su indicadores: 4,71% el Dow Jones y 4,78% el S&P. Todas las bolsas se van a pique este verano porque esta crisis no respeta las vacaciones de nadie.

El Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, señaló ayer, por fin, algo que estamos advirtiendo desde el año pasado: la crisis se está extendiendo más allá de la periferia acercándose peligrosamente al núcleo duro europeo, y a una velocidad mayor a la prevista. Toda la zona euro se encuentra bajo el riesgo sistémico de un contagio masivo porque no hay dinero suficiente para cubrir las demandas que implican las deudas. Y las deudas tienen la mala costumbre de reproducirse por generación espontánea por la vía de los intereses. Y como los intereses son lo único que están creciendo, a niveles (> 6%) que no han existido desde la creación del euro, ni las más optimistas cifras de producción para hoy y los próximos años, permiten pagar esos costes sin ocasionar un gran daño a las economías.


indices2

El incendio está desatado, y ni las palabras de Jean-Claude Trichet lograron apaciguar en algo la sangrienta pandemia de las bolsas el día de ayer. Fue un espectáculo dantesco, demostrando que los lideres europeos han tardado mucho en responder frente a esta crisis y es por eso que las apuestas apuntan a la caída del euro. Aunque también es factible que sea Alemania la que se retire del euro dado que la salida puede estar también a nivel de periscopio. Como esto ya no es el Titanic sino “Viaje al fondo del mar”, Alemania puede salir y cerrar las escotillas. Es una de las opciones cuando el núcleo duro es lo único que genera confianza mientras el resto de países díscolos merece disciplina. (Recordemos que primero fue Grecia, después Irlanda y Portugal… ahora le toca el turno a Italia y España). Al menos una noticia interesante llega desde Roma: un tribunal italiano incautó varios documentos de Moody’s y Standard & Poors, por abusos de información prvilegiada. Esto es porque el presidente Berlusconi encaró directamente a los especuladores en su discurso del miércoles.

Hay que reconocer, en todo caso, que el problema no tiene salida fácil. Cuando se ha vivido durante décadas a costa del endeudamiento, no es posible trazar una linea y decir “Ahora comienzo a pagar”. Porque lo que no se ha pagado durante décadas, menos se puede pagar en un tiempo breve a punta de latigazos. La esencia del problema de hoy, que desconocen los gobernantes y políticos, es que éstos no son tiempos para cobrar y recaudar. Al contrario, estos son los tiempos en que el feudo debe ponerse con efectivo constante y sonante si es que le interesa mantener su reino a flote. Es ahora cuando el feudo debe gastar e invertir en su propio beneficio futuro, pues es la política correcta en los tiempos de vacas flacas. Es en los tiempos de bonanza cuando le corresponde atesorar y recaudar tributos. Si no puede hacerlo, el feudo tiene que irse a la quiebra igual que todo el mundo, por mucho que este feudo sea el actual sistema financiero que nos tiene atrapados entre la espada y la pared. El golpe de Estado de la oligarquía financiera, está en plena marcha.

En El Blog Salmón | Fuego cruzado financiero invade a la zona euro y los líderes siguen atónitos el curso de los hechos, Quiebra política y económica de Estados Unidos, abre las puertas a nueva crisis mundial
Imágenes | Cinco Días

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos