Los vergonzosos eufemismos económicos de esta crisis

Síguenos

Trileros engaño

Esta crisis no sólo está siendo económica, sino también ‘lingüística’. En los últimos cuatro años, nuestros gobernantes han decidido que es mejor envolver las palabras con eufemismos que hoy, después de todo, siguen siendo indignantes. Repasemos algunos de los más destacados:


  • De desaceleración o aterrizaje suave, a crisis en toda regla. ¿Recuerdan cómo el Gobierno de Zapatero se negaba a pronunciar la palabra crisis, deseando que sólo con cerrar los ojos la realidad cambiaría? Eran muchos los sustitutos a ese vocablo maldito y mucho el tiempo perdido en ese debate.


  • Y llegaron, en 2010, las primeras reformas profundas, con la congelación de las pensiones, la bajada de sueldo de los funcionarios. Unas reformas que determinaban lo que un tiempo atrás se había dado a llamar recortes o tijeretazos severos. Porque no nos olvidemos: una reforma tiene (o debería tener) el objetivo de mejorar la eficiencia y el funcionamiento y ninguna de las medidas que se tomaron (y se toman en la actualidad) lo cumplían. Este eufemismo se ha venido repitiendo una y otra vez durante estos años.

  • Después llegó la tasa de crecimiento negativo, para referirse a una recesión (y si me apuran a una depresión) en toda regla. Convendrán conmigo que el primero es menos contundente que el segundo y, por tanto, mejor para los ‘malabaristas’ del lenguaje.

  • Las subidas de impuestos se convirtieron, por obra y gracia del ministro Montoro, en cambios en la ponderación fiscal, mientras que el incremento del IVA era, para de Guindos, la modificación de la imposición al consumo.

  • Sobre la mesa también se ha puesto el debate sobre la burbuja inmobiliaria y el banco malo, una denominación que trataron de esquivar hasta la saciedad nuestros gobernantes utilizando expresiones tan enrevesadas como ‘vehículos de liquidación de activos tóxicos a largo plazo’.

  • ¿Y qué me dicen del proceso de regularización o tributación de las rentas no declaradas en nuestro país para anunciar una vergonzosa e injusta amnistía fiscal?

  • El rescate también se ha convertido en otra palabra maldita, no sólo para el Ejecutivo de Rajoy sino para las comunidades autónomas que han acudido al llamado ‘Fondo de Liquidez’. Se ha llamado apoyo financiero, préstamo en condiciones extremadamente favorables, línea de crédito europea…

Estos son sólo algunos de los más llamativos de este último lustro… ¿Recuerdan algunos más?

En El Blog Salmón | El cambio de bases en el IVA, ese bonito eufemismo para subir el IVA, Eufemismos made in Spain: “No lo llames rescate, llamadlo apoyo financiero”
Imgen | xmangel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios