Sigue a

gráfica

“Why growth is dead” es el título de un interesante artículo publicado por Chris Martenson, científico y analista económico estadounidense, hace aproximadamente un año, en el que intenta explicar con una gráfica por qué en 2008 se paralizó el crecimiento económico en los países occidentales.

La gráfica en cuestión presenta la deuda total (pública, del sector financiero, corporativa y privada) de los Estados Unidos en billones de dólares desde 1970, justo un año antes de que el entonces presidente Nixon aboliera el patrón oro, al suspender la convertibilidad en oro del dólar.

Como podemos observar, el crecimiento de EEUU durante los últimos 40 años se ha basado en un crecimiento exponencial de su deuda. Sin embargo, esto es inviable a largo plazo, ya que los ingresos no pueden crecer exponencialmente de forma indefinida, por lo que tenía que llegar el día en que el ritmo de endeudamiento se volviese inviable. Y vaya si llegó el día, fue en 2008.

¿Qué ocurrirá cuando los países occidentales no puedan seguir incrementando su deuda de forma exponencial? La respuesta es obvia y la estamos viviendo en la actualidad. Al no poder pagar las deudas aquellos países y empresas más apalancados son los primeros en caer, Lehman Brothers y Grecia son buenos ejemplos, y se desata el efecto dominó.

Como vemos, aunque la gráfica sólo representa la situación de Estados Unidos, bien podría explicar lo que está pasando en España. Tras unos años de borrachera crediticia hemos crecido exponencialmente hasta el punto en que el propio crecimiento se ha vuelto insostenible. Sin embargo, las soluciones que se adoptan están orientadas a que los ríos de crédito vuelvan a fluir, lo cual es posible que no funcione porque estamos en un punto de la curva insostenible de por sí.

¿Qué hacer entonces? Tal vez la solución pase por buscar un nuevo modelo económico que acabe con la sobredimensión actual de las economías y nos ayude a volver a un punto más “real”. Nos encontramos ante un nuevo panorama no conocido con anterioridad al que no podemos hacer frente con los planes de choque actuales. ¿Cuál crees que será el final de todo esto? ¿Pulsamos el botón de reset y volvemos al principio?

Más Información | Chris Martenson – Why Growth is Dead (en inglés)
En El Blog Salmón | ¿Es España el mayor dolor de cabeza de Europa?, El derroche autonómico que lo explica todo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios