Compartir
Publicidad

¿Por qué la victoria de Trump puede ser el principio del fin de la burbuja de bonos?

¿Por qué la victoria de Trump puede ser el principio del fin de la burbuja de bonos?
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noche que nombró por sorpresa a Trump presidente de los Estados Unidos, al igual que ya ocurriera con el Brexit, los mercados reaccionaron con fuertes caídas. En las primeras horas inmediatamente posteriores a conocerse los resultados electorales, el Dow Jones llegó a caer de forma contundente en torno a 800 puntos.

Pero lo que en el caso del divorcio británico fueron unos días de importantes caídas, en el caso del efecto Trump no fueron más allá de unas pocas horas. Posteriormente, los mercados, al igual que el dólar, pasaron a dar la bienvenida efusivamente al nuevo presidentecon calor de las subidas bursátiles, además de una revalorización del dólar no vista desde hacía años, como pueden leer en esta noticia de Bloomberg.

Los mercados que van más allá de las plazas bursátiles

Por Que La Victoria De Trump Puede Ser El Principio Del Fin De La Burbuja De Bonos 11

Aunque muchos respiraron aliviados tras temerse lo peor al ver inicialmente teñidos de rojo los indicadores americanos en los mercados after-hour, con la súbita recuperación que siguió, otros se sintieron pasional y efusivamente respaldados en su reciente decisión de voto. Pero para valorar adecuadamente todas las implicaciones económicas de la victoria del presidente Trump, hemos de llamar la atención sobre el hecho de que, aunque por mercados comúnmente nos referimos a las plazas de negociación de valores, lo cierto es que no podemos referirnos únicamente a los mercados bursátiles a la hora de sopesar el impacto económico de la llegada del polémico presidente. La realidad es que hay otros mercados también muy importantes tanto por volumen de negociación como por ser clave para el funcionamiento de la economía.

De entre esos otros mercados, una de las alternativas más importantes a la renta variable es la renta fija, y en ella brilla con especial intensidad el mercados de bonos soberanos. Su comportamiento es si cabe todavía más significativo en el caso que nos ocupa, puesto que al ser bonos emitidos por los gobiernos, son un termómetro de las perspectivas político-económicas de un país, lo cual les hace un indicador importante para hacer una valoración de cómo los agentes económicos valoran la victoria del señor Trump, más allá del Dow Jones, del S&P500 y del Nasdaq. ¿Cómo dirían que reaccionaron los bonos del tesoro estadounidense? ¿Verdad que piensan que lo más lógico y coherente habría sido que hubiesen seguido la misma senda alcista que sus primas las acciones en las bolsas norteamericanas?

Los mercados secundarios de deuda también han reaccionado ante Trump

Por Que La Victoria De Trump Puede Ser El Principio Del Fin De La Burbuja De Bonos 2

Por ponerles un poco en contexto, me permito la licencia de recordarles que un mercado de deuda "secundario", al contrario de lo que puede parecer que indica literalmente su nombre, no es en absoluto un mercado que se pueda considerar poco relevante. En los mercados de deuda, hay un mercado primario, que es el equivalente más o menos a las OPA en el mercado bursátil, y en el que el estado hace sus emisiones de deuda a distintos plazo, que pueden ir desde una letra por ejemplo a seis meses, a un bono a treinta o más años. Dado que esos plazos pueden ser muy largos, y un inversor puede no querer mantener su inversión durante tanto tiempo, ahí entran en juego los mercados de deuda secundarios.

Es en estos mercados secundarios donde los inversores negocian la compra-venta de deuda del estado que ya fue emitida en su momento, aportando una esencial liquidez a un mercado que puede tener unos plazos demasiado largos. Pero no sólo aportan liquidez, estos mercados también aportan una importante referencia en lo que se refiere a la valoración de la deuda estatal y sus perspectivas, en lo cual inevitablemente influye fuertemente la política del ejecutivo que gobierna en cada momento. De hecho, por ejemplo los fondos de renta fija hacen la liquidación diaria de sus partícipes con los precios de cotización de los títulos de deuda en los mercados secundarios, que, por decirlo en términos simples, son como las bolsas de la renta fija. Es por ello por lo que la reacción de estos mercados es un punto a tener muy en cuenta en la valoración que los agentes económicos hacen del presidente Trump.

Por Que La Victoria De Trump Puede Ser El Principio Del Fin De La Burbuja De Bonos 6

Y el resultado de la victoria del señor Trump en los mercados secundarios de deuda ha sido que el bono estadounidense a 10 años, principal referencia en este mercado, ha sufrido un fuerte retroceso. El bono estadounidense se ha pegado un sonoro batacazo, como no se veía nada más y nada menos que desde 1991, según pueden leer en este link. Algunos pueden pensar que esto puede ser un asunto pasajero, que las aguas volverán a su cauce en unas semanas, y que tampoco unas emisiones momentáneas tienen por qué tener tanto impacto en la sostenibilidad de las cuentas públicas estadounidenses. Nada más lejos de la realidad.

El endeudamiento público estadounidense

Por Que La Victoria De Trump Puede Ser El Principio Del Fin De La Burbuja De Bonos 10

Aunque el gobierno federal estadonidense no es precisamente una excepción en términos de endeudamiento, puesto que, como pueden leer en esta noticia del Wall Street Journal, en general los niveles de endeudamiento a nivel mundial son excesivamente altos, en el caso de USA lo que sí resulta especialmente preocupante es la conjunción de un alto endeudamiento con el cóctel potenciamente explosivo que supone el incremento de la rentabilidad de los bonos (o descenso de los precios de los mismos, puesto que rentabilidad y precio se mueven en sentidos opuestos en el caso del a deuda).

El incremento de los yields o rentabilidad, no debería ser especialmente preocupante para un gobierno, puesto que es algo que ocurre en algún momento en todo cambio de ciclo de los tipos de interés. Lo que es preocupante es que esto ocurre en un momento en el que la deuda pública estadounidense está en niveles estratosféricos, alcazando un volumen total de más de 19 billones dólares como pueden ver en este link, y llegando al 110% del PIB, un nivel históricamente muy alto para los estándares estadounidenses. Y tengan en cuenta que, aparte de que los consensos del mercado apuntan a un nivel umbral del 100% del endeudamiento sobre el PIB por encima del cual la deuda de un país no es sostenible, el efecto multiplicador de una subida de las rentabilidades de la deuda con un alto endeudamiento, puede ser devastador.

Un factor de mercado que escapa al control de la FED

Por Que La Victoria De Trump Puede Ser El Principio Del Fin De La Burbuja De Bonos 4

Pero lo más preocupante de todo este asunto es que este potencialmente peligroso incremento de los yields depende de un factor de mercado que escapa al control de la FED y de sus tipos de interés. Habitualmente la Reserva Federal está acostumbrada a ponderar principalmente nivel de empleo y el nivel de crecimiento para mover los tipos de interés, pero puede tener en cuenta otros factores como los niveles de endeudamiento, siendo entre ellos el más relevante el endeudamieno público. Lo que ahora estamos viendo es un movimiento autónomo en los propios mercados secundarios de deuda que no obedece a la clásica ecuación. Es un movimiento de mercado puro, auspiciado por las perspectivas de la política económica y de deuda que se teme que emprenda la nueva administración Trump. Es un movimiento que la FED no puede controlar a priori.

Por si esto no fuera poco, además, la bajada de los precios de los títulos de deuda estadounidense llega en el peor momento posible de la historia reciente. La colosal burbuja de bonos, que algunos venimos predicando desde hace años, hace que una bajada de los mismos pueda ser la puntilla que le faltaba a un mercado extremadamente sobrevalorado, principalmente por los efectos de la liquidez inyectada al sistema por el Quantitative Easing. Esta liquidez que ha inundado los mercados, acudió masivamente a los títulos de deuda soberanos considerados más seguros en un clásico "Flight-to-safety", llevando las rentabilidades de muchos bonos a terreno negativo. No hace falta que les diga que una de las irracionales asimetrías que estas políticas han traído consigo son que, si usted invierte dinero en ciertos bonos, al tener rentabilidades negativas, a vencimiento a usted le van a devolver menos dinero de lo que le invirtió. Un delirio económico que algún día nos daremos cuenta de que era muy indicativo de lo que iba a venir, y que sólo se puede explicar por la desconfianza absoluta en un sistema económico en el que se prefiere que el dinero te lo deba un estado solvente, aunque implique pérdidas, a tenerlo en un banco o en cualquier otro sitio.

Por Que La Victoria De Trump Puede Ser El Principio Del Fin De La Burbuja De Bonos 7

Y de aquellos polvos, estos lodos. El potencial giro político y económico traído por el presidente Trump puede estar precisamente pinchando esta burbuja, tal y como advierten los denominads "Bond Vigilantes" según pueden leer en este artículo de Bloomberg. Ya sabemos todos que un pinchazo de una burbuja así acabaría teniendo consecuencias devastadoras, y en parte también imprevisibles. Es por ello por lo que tal vez los mercados bursátiles hayan dado una calurosa acogida al señor Trump, aupando al Dow Jones a niveles récord nunca vistos antes, pero no duden de que, si la burbuja de bonos está efectivamente pinchando, las bolsas van a sufrir, y mucho. Porque recuerden que en todo país, el estado es considerado el emisor con menor riesgo, pero no sólo porque lo sea literalmente y por el tremendo impacto de un default soberano sobre el resto de la economía, sino porque además tiene capacidad legislativa como para que, en caso de caer, fiscalizar hasta el extremo al resto de agentes económicos arrastrándolos consigo en su caída.

Imágenes | Pixabay MIH83 | Pixabay bykst | Pixabay quinntheislander | Pixabay geralt | Pixabay geralt | Pixabay PeteLinforth | Pixabay josemdelaa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos